www.madridiario.es
El 31% de denuncias por ruido terminan en sanción

El 31% de denuncias por ruido terminan en sanción

lunes 15 de diciembre de 2008, 00:00h
El 31 por ciento de las denuncias por ruidos registradas en la capital en lo que va de año ha terminado en sanción, ha indicado este lunes el director general de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Pablo Escudero, durante la comisión ordinaria del Área de Seguridad y Movilidad. El presidente del Grupo Municipal Socialista, Óscar Iglesias, solicitó información sobre las brigadas del ruido. El edil criticó que se hayan reducido en un 21 por ciento los controles de contaminación acústica en la ciudad.
Escudero replicó que "se hacen menos inspecciones porque hay menos llamadas". "Además, ha aumentado la efectividad, porque más inspecciones resultan en denuncia, en concreto un 31 por ciento", apostilló Escudero. El responsable municipal explicó a los periodistas que en 2006 las Brigadas contra el Ruido hicieron 12.189 intervenciones, de las que 3.790 acabaron en denuncias. En 2007, esta cifra descendió a 8.458 intervenciones y 2.621 denuncias.  En cuanto a las denuncias resultantes de las inspecciones conjuntas con los técnicos de Medio Ambiente, entre el 12 de abril y el 6 de diciembre de este año "se han levantado 195 actas, que han resultado en 745 expedientes sancionadores por diferentes motivos -exceso de aforo, ruidos, etcétera-, y se han cerrado por parte de este área de Gobierno siete discotecas por contaminación acústica", según señaló Escudero.

Según datos municipales, el descenso de denuncias se debe a que si en 2006 el teléfono de la Policía Municipal recibió 55.000 avisos por ruidos, en los años siguientes las alertas ciudadanas han seguido una evolución negativa, pasando a 54.000 llamadas el año pasado, y a 50.000 este año, a falta de dos semanas para terminarlo. Aún así, Iglesias exigió al Ejecutivo local que incremente sus inspecciones, ya que la ratio del 31 por ciento de denuncias en relación a las intervenciones indica, a su parecer, que "hacen falta más".

Cursos CIFSE
El número de agentes de la Policía Municipal que integran estas brigadas desde su creación, en junio de 2004, es de 1.344. Todos ellos han seguido los cursos del CIFSE que los autorizan a realizar mediciones de contaminación acústica válidas. Estos efectivos están repartidos por todos los distritos de la ciudad y cuentan al menos con un sonómetro para realizar su actividad en los tres turnos que realiza la Policía. A ellos hay que sumar los 354 agentes que trabajan en los distritos a través de las unidades de Especialización, que es el personal de la unidad propia de Medio Ambiente -84 técnicos-, los de las Unidades Centrales de Seguridad y los de Coordinación Técnica.

Así, tanto en las acciones planificadas propias como las que se hacen conjuntamente con el Área de Gobierno de Medio Ambiente como en las que se hace por requerimiento, estos agentes municipales pueden ya evaluar si un local incumple la normativa de ruidos o no. Para ello deben realizar cinco mediciones en la fuente de ruido y otras cinco en el ambiente, con quince minutos de diferencia entre cada una de ellas. El valor que se toma finalmente para juzgar los incumplimientos es el segundo más alto.

Las funciones de estas brigadas son las de vigilancia, control y denuncia por vía de requerimiento directo o por actividades planificadas, y se desarrollan principalmente en las zonas de industrias contaminantes por ruido (turno de mañana) y en las zonas de ocio o donde se denuncian escándalos en la vía pública (fundamentalmente en los turnos de tarde y noche).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios