www.madridiario.es
Pablo Iglesias junto a Teresa Rodríguez, eurodiputada y uno de los apoyos de Echenique.
Pablo Iglesias junto a Teresa Rodríguez, eurodiputada y uno de los apoyos de Echenique.

"Pablo Iglesias quiere convertir Podemos en un UPyD de izquierdas"

domingo 19 de octubre de 2014, 11:41h
Es difícil imaginar el futuro de Podemos sin Pablo Iglesias, pero su apuesta en la asamblea en la que se debate el modelo de organización del partido ha sido demasiado fuerte, un todo o nada: "El que pierda deberá echarse a un lado". ¿Y si pierde él? Su propuesta de partido vertical en la que se prevé que él ocupe una secretaria general "omnipotente" ha levantado ampollas entre los partidarios del documento 'Sumando Podemos', la propuesta del eurodiputado Pablo Echenique, que se define más plural. Estos, aunque en público intentan no mostrar divisiones, no ocultan su descontento en privado. "Pablo Iglesias quiere convertir Podemos en un UPyD de izquierdas", reflexiona uno de los simpatizantes.

La brecha entre la propuesta de Iglesias y la de Echenique radica en la intención de establecer una secretaría general al estilo 'tradicional' del primero frente a la apuesta por portavocías más bien quincemayistas del segundo. Eficacia, según lo ha querido plantear el equipo de Pablo Iglesias, frente a una propuesta con un fondo más plural y asambleario que contempla más poder para los círculos.

No es un debate nuevo. El asunto lleva semanas sobrevolando el futuro de la formación. Sin embargo, el órdago lanzado por Iglesias en la asamblea 'Sí se puede', que este fin de semana está celebrando la formación en Vistalegre, ha terminado por crispar las sensibilidades de los partidarios del documento de Echenique: 'Sumando Podemos'.

Los problemas de Iglesias son que las votaciones comienzan mañana, duran cinco días, son por Internet, pero, sobre todo, que su apuesta ha sido demasiado fuerte. "Existe el peligro de que pierda y se tenga apartar, es un error", reflexiona uno de los asistentes a la asamblea, quien asegura que "aunque en público no se quiere mostrar división, hay mucha gente que no está de acuerdo con la propuesta de Pablo Iglesias".

Qué porcentaje de Podemos representa esta corriente crítica, más partidaria del modelo de organización de Pablo Echenique -"que no quiere decir que no queramos que Pablo dirija el partido, eso ya se verá", aclara el simpatizante-, solo se sabrá cuando se conozcan los resultados definitivos de las votaciones.

Sin embargo, su "quien pierda deberá echarse a un lado" ha sonado a "chantaje a la asamblea", precisa otro simpatizante de Podemos, quien explica: "Nosotros queremos una asamblea sin vencedores ni vencidos, un Podemos plurar, pero Pablo Iglesias quiere ganar como sea".

En su opinión, la propuesta de Iglesias es la "de un partido vertical con secretario general con poder para nombrar el comité ejecutivo", un modelo de organización que choca con la idea de los círculos, "de una organización en red, en la que el comité ejecutivo sale de la asamblea", dice.

"Mientras ellos salían en los medios (Iglesias, Errejón, Monedero...), nosotros trabajábamos en los barrios", se lamenta este crítico, quien cuestiona "el estilo", pues según añade, "se han presentado como la dirección de facto pero hasta ahora no han sido elegidos en asamblea".

Sin embargo, no esconde que la paradoja a la que se enfrenta esta corriente más plural es complicado, "queremos sostener la unidad de Podemos, por eso tenemos que callarnos, para no mostrar divisiones", se resigna, y recuerda que "muchos de nosotros provenimos del 15-M y estamos al margen de los liderazgos unipersonales".

Más información:

Podemos se decide entre la "eficacia" de Iglesias o la "pluralidad" de Echenique

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios