www.madridiario.es

Un gran centro comercial y un complejo dotacional y de oficinas cambiarán la imagen de Legazpi

La 'operación Legazpi' está a punto de arrancar. El Ayuntamiento quiere que en otoño se ponga en marcha el proceso administrativo que concluirá con la construcción del gran centro comercial Madrid Río, de unos 60.000 metros cuadrados, y un complejo dotacional y de oficinas de 71.000 metros, que podría incluir una torre de 22 plantas. La operación, que supondría un cambio de imagen del entorno de Legazpi, permitirá la recuperación arquitectónica del antiguo mercado de frutas y verduras.

  • Recreación virtual del  centro comercial y hotel

    Recreación virtual del centro comercial y hotel
    Ayuntamiento de Madrid

  • Vista aérea del solar de la calle Antonio López 109

    Vista aérea del solar de la calle Antonio López 109
    Ayuntamiento de Madrid

  • Antiguo mercado de frutas y verduras de Legazpi

    Antiguo mercado de frutas y verduras de Legazpi
    Juan Luis Jaén

Ya hay interesados en las dos parcelas en que está dividida la manzana de 31.533 metros formada por las calles Maestro Arbós, plaza de Legazpi, avenida de Manzanares y vado de Santa Catalina, según han reconocido a Madridiario fuentes municipales. La nueva 'operación Legazpi' -cuarta que se intenta desde 2006- está, por tanto, pendiente de que el Ayuntamiento otorgue una concesión de obra y servicio público a la empresa que se ha mostrado interesada en explotar la parte de la parcela hoy ocupada por el viejo mercado de frutas y verduras.

Esta concesión estará supeditada a que el edificio -que ocupa 25.950 metros cuadrados de suelo y tiene una edificabilidad de 35.158 metros cuadrados- sea rehabilitado ya que cuenta con protección por ser un ejemplo del racionalismo madrileño, proyectado en 1931 por el arquitecto Francisco Javier Ferrero y el ingeniero A. Peña y terminado cuatro años después. Ferrero fue también el autor de los mercados de Olavide y de Pescados de Puerta de Toledo, del edificio de la imprenta municipal y del viaducto de la calle de Bailén.

Otra de las condiciones que se fijará al concesionario será que el edificio sea dedicado a actividades orientadas al público, ya que en el planeamiento figura como dotacional. Aunque no se ha precisado la empresa interesada, parece que podrían ser de carácter educativo o deportivo. De acuerdo al planeamiento aprobado en 2007, la edificabilidad del edificio podría aumentar incluso hasta los 41.521 metros, lo que supondría utilizar parte de los 7.143 metros del actual patio central.

Junto a este gran equipamiento dotacional se levantará, sobre los 5.583 metros cuadrados de superficie más cercanos a la plaza de Legazpi, un complejo comercial y terciario. La empresa propietaria del solar, que lo adquirió a la inmobiliaria Nozar, hoy en concurso de acreedores, duda aún su concentrar los 30.000 metros cuadrados de superficie edificable en una torre de 22 alturas o en dos de 11, aunque también hay estudios para tres edificios e incluso para levantar edificio compacto que cubriría toda la parcela y solo tendría cinco alturas. En el caso de que, como parece probable, optara por la torre de 22 pisos, el edificio resultante se convertiría en la tercera en altura de la zona por detrás de las dos de 36 pisos que se piensa construir en los terrenos del Vicente Calderóndentro de la 'operación Mahou'.

Adiós al rascacielos en Antonio López

Esta operación urbanística no solo afectaría a Legazpi. En 2006, Alberto Ruiz Gallardón firmó un convenio por el que se le cedía a Nozar el aprovechamiento lucrativo de esta parcela a cambio de que esta inmobiliaria, que era propietaria de otros dos suelos, con una superficie total de 20.921 metros cuadrados, en la calle Antonio López 109 y 111, cediera en ellos 4.500 metros cuadrados para un parque y otros 715 metros para un edificio para equipamientos sociales que, una vez construido, podría tener 3.500 metros cuadrados. En el resto de las parcelas -que fueron recalificadas de industrial a comercial-, se le autorizaba a Nozar a construir un centro comercial de 40.000 metros cuadrados, repartidos en tres plantas; un hotel de 27 plantas y 105 metros de altura, con 10.900 metros cuadrados edificables, y, bajo tierra, un aparcamiento con 1.500 plazas de capacidad.

Pero tras la entrada de Nozar en concurso de acreedores, todo quedó paralizado. La situación se desbloqueó cuando la Sociedad General Inmobiliaria (SGI) en España, que preside Robert de Balkany, y que se dedica a la inversión y promoción de activos inmobiliarios, adquirió a Nozar estas parcelas para poner en marcha un nuevo proyecto en el que, de momento, ya ha desaparecido la torre de 27 plantas. En concreto, y a falta de detalle -fuentes de la compañía han preferido no precisar aún el proyecto, aunque esperan que pueda empezar a construirse el próximo año-, la idea sería construir un gran centro comercial de casi 60.000 metros cuadrados. El centro comercial que podría llamarse Madrid Río, se unirá así a los siete construidos por esta empresa desde 1983: Madrid 2 La Vaguada, Loranca, Gran Vía 2, La Villa 2 (en Santa Cruz de Tenerife), Plaza Mar 2 (en Alicante), Gran Plaza 2 y Plaza Norte 2.

Con la puesta en marcha de estos proyectos se intentaría cerrar urbanísticamente una zona que, en los últimos ocho años, ha intentado ser revitalizada sin éxito como planes como convertir el mercado de Frutas en la sede de urbanismo con un presupuesto de 78 millones de euros, vender el edificio del mercado por 5,7 millones de euros o construir en su interior un intercambiador de transportes, opciones que finalmente fueron desestimada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.