www.madridiario.es
Vista de la fachada del edificio España.
Ampliar
Vista de la fachada del edificio España. (Foto: Kike Rincón)

Grupo Wanda cerrará sus oficinas en Madrid y renuncia a rehabilitar el edificio España

martes 12 de enero de 2016, 17:48h
El Grupo Wanda va a cerrar de forma progresiva sus oficinas en Madrid con la intención de renunciar a la rehabilitación del emblemático edificio España, en Plaza de España, según han informado fuentes próximas a la operación.

Actualmente, trabajan en Madrid, de cara a este proyecto, unas 20 personas, entre arquitectos, ingenieros técnicos, personal de marketing y comercial. En principio, la intención no es cerrar de golpe -a día de hoy hay personal trabajando- pero el cierre será definitivo, por lo que el Grupo estaría renunciando al proyecto de rehabilitar este edificio, después de que fuera rechazado su plan.

El grupo inversor emitió en octubre un comunicado para "reafirmar ante la ciudadanía de Madrid" su "compromiso" con la ciudad y con la recuperación para la misma del Edificio España, "un icono del paisaje urbano" de Madrid. Dado que la empresa quería retirar la fachada y el Ayuntamiento de Madrid no se lo permitía, Wanda aseguró que estaba dispuesto a mantener "un diálogo abierto y transparente a todos los niveles, poniendo siempre la seguridad y la legalidad por encima de todo".

Por ello, se venía participando en un grupo de trabajo conjunto, integrado por técnicos del Grupo Wanda y del Ayuntamiento de Madrid y de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid.

Desde que adquirió el inmueble en julio de 2014, la compañía ha explicado que ha mantenido una "estrecha relación" con el Ayuntamiento de Madrid a todos los niveles, con el que "comparte el compromiso de recuperar el Edificio España para la ciudad de Madrid". Al hilo de esta colaboración, a finales de noviembre el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, aseguraba que se seguía avanzando para que la obra de reforma pudiera empezar "lo antes posible" si bien antes debía cumplirse la tramitación administrativa obligatoria previa a cualquier intervención.

Entonces, explicó que el Grupo Wanda, promotor del proyecto, "aceptó como no puede ser de otra manera mantener los elementos protegidos" del inmueble. Santander cerró en junio del pasado 2014 la venta del Edificio España a la sociedad Renville Invest, filial de Dalian Wanda Group, corporación del magnate chino Wang Jianli que engloba negocios hoteleros y comerciales, por un importe de 265 millones de euros.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha afirmado que "las inversiones son tan importantes como el patrimonio". "Nuestra responsabilidad es cuidarlo y ser garantistas", ha afirmado la alcaldesa en Twitter en referencia al patrimonio de la ciudad y la situación del edificio España.

Por su parte, el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible de Madrid, José Manuel Calvo, ha defendido la "responsabilidad" del Gobierno municipal al haber impedido la demolición de la fachada del Edificio España, como proponía el grupo inversor chino y respaldó "la portavoz de Ciudadanos (Begoña Villacís) y la del Grupo Popular (Esperanza Aguirre)", porque la ciudad podría haberse encontrado con un "solar vacío" ante la retirada de los inversores durante el proyecto. Calvo ha destacado en un encuentro con la prensa la "responsabilidad de este Ayuntamiento cuando planteó que autorizar una demolición del edificio podría suponer encontrar un solar vacío en el centro de Madrid porque ese edificio nunca se volvería a levantar ante una retirada del grupo en ese proceso".

Esa retirada de Wanda se ha producido antes de que se hubiera producido una hipotética demolición de la fachada, algo que el Gobierno de Manuela Carmena "jamás" hubiera permitido "pero que sí han reclamado, por ejemplo, la portavoz de Ciudadanos y del PP".

Calvo también ha apuntado que si la operación no le resultaba viable económicamente a Wanda deberían haberlo planteado "antes de presentar un estudio de detalle que daba viabilidad a este proyecto. "Cuando este estudio de detalle se presenta y se está estudiando por parte del Ayuntamiento entendemos que existe detrás un estudio de viabilidad de esta intervención. Si no existe es responsabilidad del promotor privado", ha remarcado.

A la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, el delegado le preguntaría "si considera que una Administración debe permitir que se incumpla la ley para garantizar no sé qué tipo de inversión".

El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha considerado que "es un error dejar escapar" a un inversor como el Grupo Wanda "por no haber sido capaces de ponerse de acuerdo", después de que se haya conocido que el grupo cerrará sus oficinas en Madrid y renunciará al proyecto del edificio España."Ojalá no hubiera sido así y ojalá hubiéramos llegado a un acuerdo, no solamente con la inversión de Wanda sino con inversores nacionales e internacionales que quieren invertir en Madrid", ha subrayado.

El Edificio España, uno de los más emblemáticos de la capital, fue inaugurado en 1953 y tiene una altura de 117 metros repartidos en 28 plantas. El inmueble, junto con el próximo de Torre de Madrid, fueron diseñados y realizados en la década de 1950 por los hermanos Joaquín y Julián Otamendi, que quisieron dotar a la ciudad de sus primeros rascacielos. El edificio España albergó el Hotel Crowne Plaza, un centro comercial, apartamentos, viviendas y oficinas hasta 2006. Un año más tarde se inició su rehabilitación con el objetivo de que albergara un gran hotel y viviendas de lujo en 2010. Sin embargo, una vez finalizado el vaciado integral, el proyecto quedó paralizado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.