Salud

Un sindicato médico denuncia el “colapso total” de las Urgencias en el Hospital Infanta Sofía

Fachada del Hospital Infanta Sofía (Foto: Diego Sánchez).
Fernando Rodríguez | Viernes 16 de julio de 2021

La Sección Sindical de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (AMYTS) alerta sobre el “colapso total” que se está viviendo desde principios de mes en el servicio de Urgencias del Hospital Infanta Sofía, en San Sebastián de los Reyes.

A pesar de que únicamente cuenta con capacidad para 49 pacientes encamados para patología médica, desde que empezó julio, el servicio de Urgencias suele amanecer, en palabras de la médico de Urgencias y delegada de AMYTS, Marina Parras, "con más de 60: 68 el lunes, 66 el jueves... Tenemos una media de 30 o 40 pacientes pendientes de ingreso cada día".

En un escrito urgente remitido tanto a la dirección del centro como al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el sindicato reclama la “apertura inmediata de las plantas cerradas en el mes de julio” ante la grave situación que atraviesan. Las citadas plantas, que podrían albergar en torno a 60 pacientes más, se encuentran actualmente clausuradas por “falta de recursos de Enfermería”, según apuntan fuentes de la dirección del hospital.

Otra de las propuestas de los trabajadores afiliados para poder atender en buenas condiciones las nuevas urgencias pasa por habilitar espacios alternativos del hospital, tales como el área de observación del servicio de Pediatría.

Sin embargo, la apertura de otras áreas del centro, por si solas, no serviría para atajar un problema que viene ya de lejos. Y es que desde AMYTS llevan tiempo denunciando las insuficiencias en cuanto al volumen de personal. Tanto es así que la plantilla lleva sin aumentar desde la apertura del hospital en el año 2008.

En temporada estival, con motivo de las vacaciones, todo se complica aún más. Así, el hospital cuenta únicamente con tres médicos adjuntos de guardia y un residente para los turnos de fin de semana. “No se cubren con nuevas contrataciones ni la cuarta parte de las vacaciones de la plantilla”, afirman desde el sindicato.

Lo que sí se ha incrementado en este tiempo es la cantidad de pacientes que deben atender a diario como consecuencia directa del gran aumento de población en el área de atención del Infanta Sofía. Especialmente en verano, cuando muchos madrileños deciden trasladarse desde la capital a la sierra para pasar las vacaciones.

"Atentan contra la seguridad del paciente y el personal sanitario"

La ratio, denuncian desde AMYTS, “está por encima de los estándares de calidad, atentando contra la seguridad del paciente, la del personal sanitario, la humanización y la dignidad del paciente”.

Si el escenario no fuese de por sí lo suficientemente complejo, en plena pandemia del coronavirus los recursos humanos del hospital se ven aún más mermados. De martes a viernes, el personal sanitario del Servicio de Urgencias redobla esfuerzos para participar también en las labores de vacunación, lo que, inevitablemente, resta tiempo para el desempeño de su labor específica.

Para más inri, los afiliados afirman que la dirección del hospital está “descabezada” tras la jubilación de la Dirección de Gerencia y el traslado de la Dirección de Enfermería. Ambas permanecen vacantes a día de hoy.

Fuentes del hospital, sin embargo, niegan tal afirmación, tildan la situación de “puntual e imprevisible” y aseguran que “el centro está perfectamente organizado, pues la jubilación de la Dirección de Gerencia se produjo el pasado viernes”.

Desde AMYTS lamentan que “no hay una solución viable a día de hoy”. Es por ello que el personal de Urgencias que figura en el sindicato acaba por reconocer que “no está en condiciones de hacerse responsable de las consecuencias que esta situación pueda traer consigo”.

Más de 2.000 camas inhabilitadas en 21 hospitales de la región

Desde Comisiones Obreras venían alertando ya desde el pasado mes de junio que este tipo de problemas podrían producirse en caso de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid no diese marcha atrás a la autorización para el cierre de 2.140 camas en 21 hospitales de los 38 que componen la red hospitalaria pública de la región, durante los meses de verano.

En esa línea, el sindicato pide al ejecutivo que, lejos de reducir plantillas, incremente las contrataciones para suplir las vacaciones de los sanitarios como única vía para mantener funcionando la totalidad de camas disponibles en la sanidad madrileña.

TEMAS RELACIONADOS: