www.madridiario.es

La Comunidad tendrá que decidir si quita las placas franquistas de la plaza de Brunete

La Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid ha iniciado el expediente para declarar Bien de Interés Cultural (BIC), en la categoría de Monumento, la plaza Mayor e iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción en Brunete. El conjunto incluye dos placas franquistas. El PSOE de la localidad denuncia que se incumpliría la ley de memoria histórica. El Ayuntamiento dice que las placas son "una milésima parte del conjunto" y que "cumplirá al cien por cien si la Comunidad decide que se quiten los textos".
  • Plaza Mayor de Brunete

    Plaza Mayor de Brunete
    Carlos Fernández

  • Placa conmemorativa de la batalla de Brunete

    Placa conmemorativa de la batalla de Brunete
    MDO

Brunete es un municipio de unos 10.000 habitantes del Suroeste de Madrid que durante la Guerra Civil española fue escenario de una de las más sangrientas batallas, quedando casi totalmente destruido en julio de 1937. Tras la victoria franquista, y tal como sucediera con otras localidades arrasadas como Belchite o Guernica, el Servicio Nacional de Regiones Devastadas se encargó de la reconstrucción de todo el pueblo, obras que fueron terminadas en 1946.

El Ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular, solicitó a la Comunidad declarar BIC la iglesia parroquial, los dos edificios que conforman la Plaza Mayor, sus elementos de urbanización como fuentes, escalinatas, pilares, bolardos, barandillas y "los escudos o placas conmemorativos que proporcionan las claves para el conocimiento del bien y las circunstancias en que fue construido, como el escudo de España que preside la Casa de la Falange o las lápidas conmemorativas situadas en la escalinata de acceso a la iglesia". En virtud de esta petición, la Comunidad acordó incoar el expediente mediante una resolución fechada el 15 de noviembre de 2013, publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el 8 de enero de este año.

El primer teniente de alcalde de Brunete, Manuel Pradillo, ha asegurado a este digital que la petición de BIC no solo persigue preservar estas lápidas. "Las placas son la milésima parte de todo el conjunto y el Ayuntamiento de Brunete cumplirá al cien por cien si la Comunidad decide que se quiten los textos", afirma. Pradillo ha recordado que el conjunto está ya incluido en el Catálogo de Bienes Protegidos desde 2008 y que la solicitud de Bien de Interés Cultural está motivada por una cuestión económica: "Al ser BIC la Comunidad te ayuda económicamente, hay que tener en cuenta que al ser un conjunto monumental tan importante cualquier modificación de la estructura tiene un coste tremendo".

El PSOE de Brunete denuncia que esta petición es "una falta de respeto a las víctimas de la guerra" y que el equipo de Gobierno pretende "proteger las placas fascistas de la plaza, sin las cuales el PP no concibe el conjunto, y cuyo fin último es que el próximo gobierno que salga en las urnas no pueda, bajo ningún concepto, intervenir sobre dichos elementos", razón por la que llevarán al próximo Pleno una moción instando al alcalde a que cumpla "de una vez" con la ley de memoria histórica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.