www.madridiario.es
Protesta en el Congreso
Protesta en el Congreso

La Fiscalía no ve delito en la protesta de Greenpeace en el Congreso

lunes 17 de junio de 2013, 17:57h
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado al juez Javier Gómez Bermúdez el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra los ocho activistas de Greenpeace detenidos el pasado 9 de mayo tras llevar a cabo una protesta en el Congreso de los Diputados en la que llegaron a encaramarse en el tejado del edificio para manifestar su rechazo contra la nueva Ley de Costas.
La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado al juez Javier Gómez Bermúdez el sobreseimiento provisional de la causa abierta contra los ocho activistas de Greenpeace detenidos el pasado 9 de mayo tras llevar a cabo una protesta en el Congreso de los Diputados en la que llegaron a encaramarse en el tejado del edificio para manifestar su rechazo contra la nueva Ley de Costas.

En un escrito presentado al Juzgado Central de Instrucción número 3 el fiscal Luis Barroso explica que no consta que la intención de los activistas fuera la de invadir la sede del Congreso ni que quisieran emplear la fuerza, violencia o intimidación. Tampoco hay constancia, dice el Ministerio Público, de que se alterara el normal funcionamiento de la sesión plenaria que se celebraba aquel día, por lo que no dió la comisión de un delito contra las Instituciones del Estado.

Gómez Bermúdez dejó en libertad a los ocho miembros de Greenpeace, a los que impuso comparecencias mensuales en la sede judicial más cercana a sus domicilios. En el momento de la protesta, los diputados se encontraban en el interior del hemiciclo debatiendo sobre la Ley de Costas. Al menos tres de los activistas consiguieron sortear la acción de la policía y saltaron una valla que rodea el perímetro del edificio, que se encuentra en obras.

Posteriormente aprovecharon el andamiaje de estas obras para llegar hasta el tejado donde mostraron una pancarta en la que se podía leer: 'El PP vende nuestras costas'. Uno de ellos se descolgó con una cuerda por la fachada de la entrada principal, habitualmente cerrada.

El fiscal destaca en su escrito que el grupo de ecologistas empleó una furgoneta que, a modo de maniobra de distracción, paró en la puerta de Los Leones para atraer la atención de la policía. Pone también de manifiesto que la detención de los activistas comportó "evidente riesgo" para los policías que intervinieron en ella ya que la zona se encuentra en obras y "la escalera por la que tuvieron que subir a toda velocidad mide 23 metros desde el suelo hasta el techo".

Ni Greenpeace ni los ocho activistas imputados tienen tenían este lunes notificación oficial de la Audiencia Nacional, pero ya han indicado que celebran la decisión de la Fiscalía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios