www.madridiario.es
El delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito
El delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito

Sanjuanbenito: La rama se cayó por una "pudrición interna no visible"

martes 09 de septiembre de 2014, 12:01h
El delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Diego Sanjuanbenito, ha asegurado este martes que los daños de la rama que cayó este lunes por la noche y mató a un hombre de 72 años en Santa Eugenia "no eran visibles desde el exterior", ya que el árbol sufría una "pudrición interior no visible". Ha anunciado la elaboración de un inventario de los dos millones de árboles de la ciudad y estudios especiales en el eje Prado-Recoletos y la colonia del Manzanares. El Consistorio promoverá, además, una comisión extraordinaria para aclarar lo sucedido en los últimos meses.

El ejemplar que causó la muerte del anciano es un olmo de 18 metros de altura y 1,6 metros de diámetro. El edil explicó que fue podado en febrero de 2008, dentro de los ciclos de poda habituales para esta especie vegetal. En cifras, concretó que las empresas adjudicatarias de la gestión del arbolado, en cumplimiento del contrato, han realizado entre 2013 y 2014 13.927 operaciones de poda, un 60 por ciento más que en el mismo período del año anterior. Por su parte, los apeos han aumentado de 615 a 2.064. Además, en Santa Eugenia se han realizado 311 inspecciones específicas, de las que 48 intervinieron en la calle Virgen de las Viñas.

A preguntas de los medios de comunicación, el delegado de Medio Ambiente eludió achacar a la "mala suerte" el suceso de la noche de este lunes. Insistió en que el estado del arbolado madrileño es el adecuado, que el volumen de caída de ramas es similar a otros años y que el número de lesionados por caída de árboles este año es el más bajo de los últimos tres años. Apostilló que "el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) no ha afectado a la campaña de poda".

Para tratar de mejorar la situación del arbolado, además de la comisión de estudio del arbolado ya anunciada, avanzó que se va a realizar un nuevo inventario de los dos millones de árboles de la ciudad, con ficha de cada ejemplar, haciendo estudios especiales del eje Prado-Recoletos y de la colonia del Manzanares. También se revisarán los criterios de poda para aumentar la seguridad. Por último, se convocará una comisión monográfica especial de Medio Ambiente a instancia del Gobierno municipal sobre el asunto.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida de Madrid ha pedido responsabilidades políticas ante una situación de riesgo para los ciudadanos que "no sería tal si los árboles estuvieran sanos porque, obviamente, los árboles sanos no se caen". Según la concejala Raquel López, la figura del 'empleado multiuso', sumada al recorte de 228 operarios desde la entrada en vigor del contrato integral y la supresión del servicio específico de arbolado viario no son factores ajenos a los graves sucesos de este verano.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissaveztky, ha propuesto un plan de gestión del arbolado urbano que incluye talas ante la senectud de algunos árboles. Propone que se talen en función de su antigüedad y que se planten nuevos para evitar nuevos incidentes este otoño, por ejemplo, cuando las ramas sean más pesadas por la lluvia. También ha propuesto la creación de una comisión especial no permanente para tratar la situación del arbolado en Madrid, con la que "buscar y acertar en el diagnóstico e intentar diseñar una terapia para que estos sucesos no ocurran o se reduzcan al azar".La delegada de Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha mostrado su preocupación ante la continúa caída de ramas de árboles en la capital, dado que a su juicio "la sucesión de desgracias" por estos desprendimientos "no es normal".

La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) denuncia el llamativo empeoramiento del mantenimiento de las zonas verdes de la capital, que coincide con el incremento de la suciedad de las calles. Todo ello deriva del agrupamiento de los contratos en un contrato integral de prestación de servicios aprobado en agosto de 2013 que, en la práctica, supuso un recorte no solo cuantitativo (hay 228 jardineros menos en la capital) sino también cualitativo. "El Ayuntamiento ha rebajado la vigilancia de la calidad del trabajo desempeñado hasta rozar la negligencia", apunta Paco Caño, responsable de Medio Ambiente de la FRAVM. "Lamentablemente -añade-, hemos tenido que llegar a esta situación para que se tomen en serio las advertencias hasta ahora trasladadas. Esperamos -remacha- que su respuesta esté a la altura de la gravedad de un problema cuyo alcance ha costado ya la vida de dos personas".

Más información:

Muere un hombre al caerle encima la rama de un árbol en Santa Eugenia

El Colegio de Ingenieros de Montes relaciona la caída de árboles con la falta de poda o enfermedad

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.