21 de julio de 2019, 2:15:09
Distritos

La plaza estará finalizada antes de las elecciones de mayo de 2007


La plaza de Santo Domingo será accesible para todos y tendrá una cafetería con mirador

Por Cristina Expósito

Una plaza accesible para todos. Ése es el objetivo del diseño ganador del concurso para la remodelación de la plaza de Santo Domingo, que ha dado a conocer el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, tras la reunión de la Junta de Gobierno. La plaza no tendrá barreras arquitectónicas y salvará con terrazas el desnivel de la zona y en su parte más cercana al Teatro Real se situará una cafetería-mirador acristalada. La propuesta incluye la conexión peatonal con las plazas de la Puerta del Sol y Ópera.

                   


Una plaza de granito, con zonas arboladas y terrazas que descienden dejando grandes espacios peatonales, es la propuesta ganadora del concurso convocado por el Ayuntamiento de Madrid y el Colegio de Arquitectos, para remodelar la plaza de Santo Domingo. Antes del verano desapareció completamente el aparcamiento en superficie que se construyó en el año 1959 y que fue el primer parking público de la capital. En el espacio resultante, de 3.500 metros cuadrados, se construirá una plaza cuya principal virtud, según ha explicado la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, es ser "funcional, sencilla y accesible". "El proyecto ha ganado porque resuelve muy bien la peatonilización del entorno y la accesibilidad", ha dicho Martínez.

El proyecto ha sido diseñado por el arquitecto sevillano José Carlos Mariñas, sevillano de 38 años y profesor de la Universidad de Arqutiectura de Sevilla, y sólo afectará a la Plaza de Santo Domingo, aunque el concurso preveía la remodelación de la calle Preciados y la plaza de Callao. Según ha explicado el alcalde las soluciones que aportaban los proyectos eran válidas para el entorno de la plaza, "pero no para vías y espacios que tienen un uso muy diferente y precisan de un tratamiento especial". Gallardón ha anunciado que se volverá a convocar un nuevo concurso para la remodelación de ambos espacios.

Una de las principales apuestas de Mariñas para la nueva plaza será la accesibilidad gracias a rampas suaves que salven los desniveles, con el objetivo de que sea usada por todos, incluidas las personas con movilidad reducida, ancianos y niños. Asimismo, Gallardón ha asegurado que este diseño urbano "mejorará la seguridad en la zona" y ha recordado como el urbanismo puede jugar en contra de ésta y ha citado como ejemplos la plaza de Soledad Torres Acosta y los bajos de Azca. En relación a la primera el alcalde ha asegurado que va a intentar "que se remodele para este mandato, aunque no fue un compromiso electoral y las obras podrían prolongarse a la próxima legislatura.

Otra de las novedades en la plaza de Santo Domingo serán la apertura en la zona más próxima al Teatro Real de una cafetería con una terraza-mirador y la posible creación de espacios públicos integrados en una red inalámbrica de libre acceso wi-fi. Sobre este asunto, Ruiz-Gallardón ha advertido de que aún hay que estudiar las distintas posibilidades y ha señalado que lo que finalmente podría instalarse es un espacio de información sobre la historia de Madrid. Además, el pavimento en la plaza será de piezas de granito diferenciadas en su despiece y composición con el objetivo de distinguir el espacio rodado del peatonal, y habrá también bancos de granito y de tubo, juegos infantiles y fuentes para beber. La remodelación de la plaza costará 1,5 millones de euros, que se sumarán a los 5,1 que ha costado la expropiación del aparcamiento y la demolición de la parte en superficie.

 

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es