29 de noviembre de 2021, 13:08:11
Transportes


El intercambiador de Valdebebas estará operativo en menos de dos años

Por Alejandro Navas / EP


La Consejería de Transportes e Infraestructuras ya tiene claro el calendario para las obras y ejecución del intercambiador de Valdebebas. Según ha explicado el consejero David Pérez, los trabajos comenzarán en abril de 2022 y culminarán hacia “la mitad de 2023”. Este intercambiador tendrá un coste de unos 32 millones de euros, un dinero que será financiado por los fondos europeos de recuperación. "El nuevo intercambiador de Valdebebas dará conexión a la futura línea 11 de Metro, que será una diagonal de transporte y que tendrá su cabecera en este intercambiador", ha detallado el consejero, añadiendo que esa futura línea del suburbano también pasará por la ciudad de la justicia, por el hospital Isabel Zendal y por el barrio de Valdebebas que se encuentra en desarrollo.

"Va a ser un intercambiador inteligente donde todo esté coordinado, será un ejemplo de movilidad y seguridad", ha señalado Pérez en relación a la cantidad de medios de tranporte que concentrará y conectará el intercambiador. Además, esta infraestructura mejorará conectividad de la zona norte de Madrid, "aumentando la vertebración en esta parte de la ciudad y fomentando el uso del transporte público".

Por otra parte, permitirá las consiguientes mejoras en "la reducción de la huella de carbono, mayor eficiencia de la red de transporte y disminuirá los tiempos en el tránsito de los usuarios". Pérez ha explicado que su diseño será "especial" porque se buscará la "transición directa entre el barrio y el parque" de su alrededor. De esta manera, su estructura imitará a los árboles.

Esta nueva infraestructura, que estará situada en la avenida de Manuel Fraga Iribarne número 10, tendrá una superficie de 25.000 metros cuadrados distribuidos en dos plantas, que conectará a la futura estación de Metro del mismo nombre y que pertenecerá a la nueva ampliación y construcción de la futura línea 11 de Metro (L-11), así como al resto de autobuses urbanos y Cercanías (L-1). También dispondrán de espacio para estacionamiento otros medios de transporte como son bicicletas y patinetes.

Más de 31.000 usuarios al día

El Ejecutivo regional estima que el de Valdebebas se convertirá en uno de los que "mayor demanda de viajeros registre en toda la red de transporte público", ya que dará servicio a más de 31.000 usuarios diariamente que entre funcionarios de Justicia, letrados y público, acudirán a diario a la Ciudad de la Justicia, así como al personal y usuarios del Hospital público Enfermera Isabel Zendal.

La tramitación administrativa para la licitación contempla que los criterios relacionados con los costes tendrán un valoración de un 70% en el concurso; los criterios cualitativos evaluables automáticamente, como la experiencia profesional o la reducción del plazo de las obras, tendrán un 16%, y los criterios cualitativos evaluables mediante juicio de valor, tales como la memoria del proceso de ejecución, el programa de trabajos, o el plan de calidad, entre otros aspectos, aportará el 14% para el proceso de contratación y adjudicación.

Intercambiadores en el horizonte

Según ha detallado el consejero de Transportes e Infraestructuras, la Comunidad de Madrid tiene previsto construir, al menos, otros tres intercambiadores. Uno de ellos, el de Conde de Casal, que no tiene un presupuesto estimado pero sí fecha: septiembre de 2024. Este intercambiador funcionará de forma similar al resto, promoviendo el uso del transporte público y conectando a la población con diferentes modos de movilidad.

Por otro lado, según ha explicado David Pérez, tienen previsto construir otros dos intercambiadores aunque en estos casos, no existe fecha, ni presupuesto ni detalle alguno sobre la futura infraestructura más allá de su emplazamiento: Legazpi y Chamartín.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es