5 de diciembre de 2021, 0:48:13
Sucesos


De Mingo, la doctora que sembró el pánico en la Fundación Jiménez Díaz en 2003

Por MDO


Noelia de Mingo trabajaba como médico residente de reumatología de la Fundación Jiménez Díaz cuando el jueves, 3 de abril de 2003, mató a tres personas e hirió de gravedad a otras cinco en medio de un brote psicótico.

La investigación determinó que Noelia de Mingo, de 31 años entonces, llevaba dos meses planeando sus crímenes. Estaba obsesionada con que todo el mundo la espiaba. Esa manía persecutoria, según los expertos forenses, le llevó a buscar venganza.

La víspera de los hechos compró en la zona de Alvarado un cuchillo de 15 centímetros que ocultó en el bolsillo de su bata y que luego utilizó para atacar a otros sanitarios, pacientes y familiares que se encontraban en el centro hospitalario hasta que dos celadores la redujeron. Noelia llevaba cuatro meses sin tomar su medicación.

En el juicio fue absuelta del delito de homicidio por padecer esquizofrenia paranoide, aunque se estableció para ella una medida de 25 años de internamiento en un psiquiátrico penitenciario. Ingresó en 2006 en el penal de Foncalet, en Alicante, donde pasó diez años.

En 2017, tras los informes favorables de los forenses que avalaban una remisión de la efermedad, se le concedió al tercer grado bajo control de la familia por su trastorno, pese a que el letrado de las familias de las víctimas se opuso a su puesta en libertad. Desde entonces residía en el municipio de El Molar bajo la custodia de su madre, de 79 años. Se sometía a un tratamiento ambulatorio y controles médicos cada dos semanas, con la orden de dar aviso si notaban que empeoraba. Llevaba una vida discreta hasta que este lunes ha vuelto a ser noticia por acuchillar a dos personas en El Molar.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es