5 de diciembre de 2021, 2:56:41
Transportes


Metro arranca septiembre con la reapertura de uno de los tramos cortados por obras y otros tres a lo largo del mes

Por MDO/E.P.


Metro de Madrid encara el arranque del curso escolar con la reapertura de uno de los cuatro tramos cortados por obras y la previsión de hacer lo propio con otros tres más a lo largo de septiembre.

Estos trabajos forman parte del plan de reformas del suburbano que acomete cada año durante los meses de verano, ya que el período en el que la red registra menos viajeros y, de paso, pone a punto sus infraestructuras de cara a la vuelta de los madrileños a su día a día.

Este año, los cortes del servicio por estos trabajos han afectado a un total de cuatro líneas --L12, L9, L7 y L6-- de los cuales uno ya se ha solventado, el de la línea circular, que durante el mes de julio mantuvo inoperativo el tramo comprendido entre Sainz de Baranda y Pacífico por obras en la estación de Conde de Casal, donde se continúa haciendo mejoras que no afectan al servicio, como, por ejemplo labores de desamiantado.

Reabre el tramo de la L9 entre Plaza de Castilla y Colombia

Así, este 31 de agosto reabre uno de los dos tramos cerrados en la L9, concretamente el de la parte norte de la línea --entre Colombia y Plaza de Castilla-- mientras que el otro, en la parte sur --Entre Arganda del Rey y La Poveda--, lo hará el 7 de septiembre. El primero de ellos arrancó sus trabajos el 1 de este mes, mientras que el segundo comenzó el 5 de julio.

El primero de ellos se enmarca en las obras de modernización de la estación de Duque de Pastrana, que cuenta con una inversión de 4,5 millones de euros. En este caso, aunque vuelve a poder usarse, los trabajos continúan y tienen como objetivo sustituir los revestimientos, instalaciones y tecnología obsoleta localizados en los andenes y sus accesos, por otros materiales y equipamientos más actuales, lo que facilitará las labores de mantenimiento y mejorará la funcionalidad de las instalaciones.

Por su parte, en el caso de segundo corte, son una continuación de los trabajos llevados a cabo durante el año pasado y consisten, principalmente, en el refuerzo de la infraestructura a través de la reparación de taludes, drenaje en determinadas zonas y reparación de otros elementos con el fin de mantener los terrenos y las instalaciones con las máximas garantías de seguridad.

METROSUR y la L7 abrirán sus tramos el 12 y el 24 de septiembre

En el caso de la L12 Metrosur la reapertura del tramo cortado --desde Hospital de Móstoles hasta Conservatorio-- se abrirá a mediados de mes, concretamente está previsto que lo haga el 12 de septiembre.

En esta obra, que afecta a siete estaciones y 12 kilómetros de vía, se ha acometido la reparación de la plataforma de hormigón de la vía mediante inyecciones y zanjas transversales, la reparación de las canaletas y la sustitución de tacos elásticos por placas de fijación directa. Ha contado con un presupuesto de licitación de 14 millones de euros y el objetivo es aumentar la eficiencia del mantenimiento de la vida útil de los sistemas de vía y optimizar las medidas de atenuación de ruidos y vibraciones del sistema de drenaje.

Por último, la L7 espera reabrir el tramo comprendido entre La Rambla y Hospital de Henares, cerrado durante dos meses y medio, el 24 de septiembre.

Así, la reparación de la plataforma de vía entre las estaciones de Henares y Jarama, deteriorado por filtraciones del agua y, por otro lado, la implantación de una diagonal entre las estaciones de San Fernando y La Rambla buscan para mejorar el servicio, permitiendo que el material móvil pueda llevar a cabo diferentes maniobras desde este tramo cuando las necesidades del servicio así lo requieran. Han contado con un presupuesto de más de 1,6 millones de euros.

Fin de los trabajos estivales

Con estas obras concluirán así los trabajos en la red acometidos durante el segundo verano pandémico, marcado por la mejora de la situación epidemiológica debido a la campaña de vacunación.

Durante la parte más dura de la crisis sanitaria del Covid-19, los primeros meses de la pandemia, el desplome de los usuarios fue total, llegando a cifras de por encima del 90 por ciento, ya que el uso del mismo estaba limitado a aquellos trabajadores esenciales que no podían quedarse confinados.

Con la progresiva apertura de la economía se ha ido recuperando el volumen de viajeros que transporta el suburbano, hasta alcanzar el 70 por ciento de los que registraba en 2019, antes del impacto del virus.

Desde la Comunidad de Madrid han insistido en reiteradas ocasiones que el crecimiento de usuarios del transporte público es un poderoso indicador de la recuperación económica y esperan que conforme avance el año siga incrementando el número de personas que hacen uso de este servicio público.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es