27 de octubre de 2021, 3:45:47
Cultura y ocio


Zarzuela y ballet para La Paloma

Espectáculos para disfrutar de La Paloma

Por Antonio Castro


Ante la inminente festividad de La Paloma, con las celebraciones callejeras reducidas por precaución sanitaria, la escasa programación escénica de este mes nos trae dos ofertas. En el teatro Gran Vía se repone, un año más, La verbena de la Paloma. La programación de Veranos de la Villa, en Conde Duque, presenta al Ballet Nacional de Eslovenia con el espectáculo Wind.

Desde su apoteósico estreno el 17 de febrero de 1894, La verbena de la Paloma es, posiblemente, la zarzuela más representada. Presentada originalmente como La verbena de la Paloma o el boticario y las chulapas y celos mal reprimidos, acabó perdiendo parte del título. La prensa se deshizo en elogios de esta comedia lírica ambientada en la popular verbena madrileña y protagonizada, como tantas obras del género chico, por los madrileños más humildes. ‘La partitura, que se ha de oír centenares de veces en el teatro de Apolo y en todos cuantos se pongan zarzuelas en escena, es una preciosísima joya llena de inspiración y arte que deleita y entusiasma’ (La Correspondencia de España) ‘Sus números musicales son notables, sin duda alguna, y el afán con el que el público los hacía repetir, demostraba quizá, que eran muy de su agrado’ (La Época). El compositor Tomás Bretón y el libretista Ricardo de la Vega, entraron en la historia del teatro español.

Al teatro Gran Vía llega este año una producción de Nieves Fernández de Sevilla con Lorenzo Moncloa al frente de la dirección escénica (y dando vida a Julián) y Cesar Belda como director musical. En el reparto figuran veteranos artistas de la lírica española, como Santos Ariño y Amelia Font. Como suele ser habitual, a la historia original se le han añadido algunos números de otros títulos para conformar un espectáculo de duración convencional. Se representará hasta el día 15 y la próxima semana, esta misma compañía, estrenará el espectáculo Cafés de Zarzuela.

Veranos de la Villa

Solo durante tres noches, el escenario al aire libre del Conde Duque acoge al Ballet de Ljubljana con una producción del Teatro Nacional de Ópera de Eslovenia. Las actuaciones, en colaboración con la embajada española de este país, coinciden con la presidencia eslovena del Consejo de la Unión Europea. El programa, titulado genéricamente Wind, está compuesto por dos obras del coreógrafo Renato Zanella. En la primera parte vemos un ballet de estilo neoclásico sobre el Concierto para piano n.º 5 en mi bemol mayor, op. 73, de Ludwig van Beethoven. La segunda es una selección de las melodías más populares de los conciertos de Año Nuevo en Viena.

Renato Zanella es un bailarín y coreógrafo veronés que creó estas coreografías durante su estancia como director de la ópera estatal de Viena. Ha trabajado también en el ballet de Stuttgart y en el Nacional de Grecia.

El ballet esloveno fue fundado en 1918 con sede en un hermoso teatro lírico construido entre 1890 y 1892. La compañía realiza alrededor de 150 actuaciones cada temporada. Este año se ha convertido en embajador artístico de ese país, tan desconocido entre nosotros.

Wind se representa los días 11, 12 y 13 en el centro Conde Duque.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es