5 de diciembre de 2021, 1:25:47
Municipios


La “chapuza” de la Línea 7B de Metro

Por Alba Cabañero Aina


La Línea 7B de Metro de Madrid ha sido desde su apertura un quebradero de cabeza para Administraciones y vecinos. Inaugurada en 2007 para dar servicio a Coslada y San Fernando de Henares, ha tenido que cerrar hasta en siete ocasiones por obras de reforma.

Su última clausura el pasado 12 de julio, que se extenderá hasta el 24 de septiembre, ha traído de nuevo quejas entre los vecinos que hacen uso de esta línea.

Desde la Plataforma de Afectados por la Línea 7B de Metro denunciaron el pasado 20 de julio, junto con la FRAVM, que se ha invertido un millón de euros por un servicio sustitutivo de autobuses que “ni siquiera hace parada en el centro de San Fernando”.

“La Plataforma de Afectados por la Línea 7B de Metro demanda que el autobús haga el mismo trayecto que el metro, pero en superficie, como otras veces. Actualmente, los buses solo paran en Parque Henares y el Hospital del Henares, dejando fuera la zona de la estación de Metro San Fernando y con ella a miles de personas de esta localidad”, indicaban.

(Foto: Ayuntamiento de San Fernando de Henares)

“¿Cómo es posible que los ‘cerebros’ de la Comunidad de Madrid hayan puesto un servicio sustitutivo de autobuses que va a suponer un coste de un millón de euros y no tenga parada en el centro de San Fernando de Henares? Por esa cantidad esperábamos un servicio aceptable para la vecindad, pero no es así”, lamentaba Eloy Rodríguez, portavoz de esta plataforma.

Sus plegarias fueron escuchadas, ya que desde la Consejería de Transportes aseguran a Madridiario que, en cuanto los vecinos se quejaron, tomaron en consideración las peticiones de los alcaldes de Coslada y San Fernando.

Aunque fuentes del segundo de estos Consistorios afirman a este periódico que desde la Comunidad de Madrid les han trasladado que estudiarán la viabilidad de la alternativa que plantean: “En estos momentos estamos a la espera de respuesta que, confiamos, no se dilate en el tiempo al objeto de resolver la situación a la mayor brevedad”.

Es la séptima vez que se cierra este ramal de la Línea 7

Las estaciones afectadas son La Rambla, San Fernando, Jarama, Henares y Hospital del Henares, pero el servicio especial de autobús solo para dentro de San Fernando “siguiendo un itinerario por la periferia de la localidad e ignorando su centro urbano”, señalaban desde la Plataforma.

“Desde que leímos la licitación hemos pedido por todas las vías posibles que tuviera una parada en la calle Coslada, junto a la Iglesia de la Purificación y muy cerca de la estación de Metro San Fernando, pero nos dicen que es una calle poco apta para circular autobuses. O no han pensado bien, o no saben, o no quieren, ya que por esta calle circulan dos líneas de autobuses”, añadía el portavoz.

Desde el Consorcio Regional de Transportes hemos trabajado en reforzar toda la cobertura de Renfe, autobuses interurbanos…, que son los que están asumiendo el mayor número de viajeros afectados por los cortes de la Línea 7B, dado que los datos de usuarios diarios de la línea puesta son muy bajos. Es importante destacar la labor de refuerzo de la cobertura de transporte público total, tanto próxima a Coslada y San Fernando”, subrayan desde Transportes.

El “cuento de nunca acabar”

A pesar de subsanarse este primer escollo, Rodríguez calificaba la situación de “cuento de nunca acabar” y “la mayor chapuza de la historia del transporte público madrileño”, ya que es la séptima vez que se cierra este ramal de la Línea 7, en esta ocasión, para realizar obras de consolidación de los terrenos sobre los que se asienta, sellar las filtraciones de agua y otro tipo de reparaciones.

Asimismo, la Comunidad va a instalar una diagonal ferroviaria en la estación de San Fernando que permitirá el cambio de línea y que esta sea utilizada como cabecera de línea. La Plataforma de Afectados y la FRAVM ya lo sugirieron en 2016 a la Consejería de Transportes y, aunque celebran que se lleve a cabo, critican la tardanza.

“Ahora la van a instalar, algo de lo que nos alegramos, pero si hubieran sido más diligentes entonces, ¿cuánto dinero se habría ahorrado?”, incidía Rodríguez. Esta instalación permitirá reducir el cierre de las estaciones y acortar los itinerarios de los autobuses de sustitución en futuras obras.

Fuentes de Transportes informan que las obras van por buen camino, sin registrar incidencias ni datos que hagan que la fecha prevista de finalización sea retrasada, aunque no pueden garantizar que la línea no vuelva a cerrar.

Si esta será la última vez es un dato que no podemos afirmar en ninguna línea, dado que, tanto desde Metro como desde la Dirección General de Infraestructuras, se realizan trabajos de mantenimiento ordinario que pueden volver a suponer realizar mejoras en la línea. A fecha de hoy no hay ninguna actuación prevista ni en el túnel ni en las estaciones, porque los datos de instrumentalización son normales, por tanto, no quedan obras pendientes en la línea”, agregan.

Cierre en 2020 de la estación Hospital del Henares (Foto: Ayuntamiento de Coslada)

Desperfectos en viviendas cercanas al Metro

A ello, se suma que más de 200 viviendas próximas a la línea llevan más de una década acumulando grietas y desperfectos creados por el paso del suburbano bajo sus cimientos.

Los inmuebles de la zona cercana a la Avenida de Somorrostro y la calle de La Presa son los más afectados por las filtraciones de agua provocadas por el metro, llegando al punto de ser varias de estas viviendas desalojadas.

El pasado 16 de junio, tanto vecinos como asociaciones, apoyados por el Ayuntamiento de San Fernando de Henares, salieron a manifestarse para pedir soluciones a este grave problema.

“Las vecinas y vecinos, lógicamente, y como es comprensible, están cansados, hartos y preocupados. Son muchos años de lucha, de batalla y de una paciencia infinita. Algunos han experimentado obras, que solo han sido parches, porque las grietas han vuelto a salir. Y la situación ya es insostenible. Quieren soluciones definitivas. Y siempre van a encontrar el apoyo de su Ayuntamiento que, sin tener las competencias y siendo este un problema derivado de la mala ejecución de la Línea 7B de Metro, es su administración más cercana. Aquí estaremos para cualquier cosa que precisen”, trasladan a este diario fuentes del Ayuntamiento de San Fernando.

La Administración municipal ha hecho en estos años lo que ha estado en su mano para poder encontrar un remedio. Explican que una de sus primeras acciones fue la creación de un censo de viviendas y locales afectados que, remarcan, es “hasta el momento, inexistente”.

Grieta en uno de los inmuebles afectados (Foto: Ayuntamiento de San Fernando de Henares)

“También a petición del Ayuntamiento de San Fernando de Henares, se puso en marcha la ‘Mesa Técnica’, una entidad integrada por profesionales y expertos en la materia de ambas Administraciones que desarrolla reuniones periódicas donde se mantiene un contacto directo y fluido. El Consistorio recibe así información pormenorizada sobre los avances y previsiones del Ejecutivo autonómico, y puede dar traslado de las quejas o preocupaciones de los afectados”.

Las Asambleas Ciudadanas también han sido parte de este proceso, convocadas por Javier Corpa, el alcalde que, junto a los técnicos municipales, ha funcionado de nexo entre los vecinos y la Comunidad de Madrid.

Asimismo, el primer edil ha enviado diferentes cartas al Gobierno autonómico, dirigidas también a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, como a David Pérez y a Paloma Martín, para que visiten la zona y tomen soluciones “globales y definitivas”. Por otro lado, el estrecho contacto con la FRAVM y la Plataforma de Afectados ha sido constante.

“Queremos destacar la labor de la Concejalía de Servicios Sociales en este proceso, sirviendo de nexo entre las familias y la Comunidad de Madrid e, incluso, financiando en algunos casos los realojos en primera instancia hasta una solución definitiva, aun siendo esta una competencia única y exclusiva del Gobierno regional”, remachan desde el Ayuntamiento.

Los trabajos en los inmuebles, en agosto

La Comunidad comenzó en diciembre de 2020 los trabajos para subsanar los daños en las viviendas afectadas. Según la planificación del Gobierno regional, debería haber comenzado en febrero de este año la reparación de los daños en los inmuebles, pero ello todavía no se ha producido.

“Tenían que haber empezado en el mes de febrero a actuar dentro de las viviendas y todavía no han entrado en el proceso de reparación de ninguna”, aseveraba Eloy Rodríguez.

"Son muchos años de lucha, de batalla y de una paciencia infinita"

Desde el Consistorio sanfernandino recuerdan que en la última semana de julio se reunió la Mesa Técnica, donde se dio cuenta de los próximos avances en este tema.

La Comunidad de Madrid anunció que las obras en los inmuebles comenzarán en agosto y, según la información que nos han facilitado, están previstas alrededor de 30 actuaciones en las calles La Presa, Rafael Alberti, Nazario Calonge y Pablo Olavide. A todo ello, sumar las viviendas desalojadas sobre las que ya se está interviniendo (números 29, 31 y 33 de calle La Presa). Sobre estas últimas se está realizando un estudio exhaustivo para valorar si es viable su rehabilitación o, en caso contrario, su derribo”, comunican.

El terreno poco estable sobre el que se construyó esta parte de la Línea 7, muy permeable a las filtraciones de agua, es el protagonista de todos los males que ha ocasionado el metro en la zona. Aún hoy, 14 años después de su inauguración, siete cierres y miles de euros invertidos en su reparación, sigue sin haber solución.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es