12 de mayo de 2021, 22:26:33
Política


Pablo Iglesias dimite de todos sus cargos tras los resultados electorales

Por Fernando Morales / EP


Los resultados de las elecciones de la Comunidad de Madrid se han cobrado ya la primera dimisión. Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos y candidato de la formación morada a la Presidencia regional, ha anunciado que abandona todos "sus cargos" tras unos resultados que ha calificado de "insuficientes" para conseguir arrebatar al Partido Popular el liderazgo que mantiene desde hace 26 años en la región.

En concreto, Unidas Podemos ha conseguido tres escaños más que en las pasadas elecciones de 2019, en las que se jugaba sobrepasar la barrera electoral del cinco por ciento y entrar en la Asamblea de Madrid, pero la suma de los votos obtenidos por los grupos progresistas -58 escaños- no da para una alternativa de Gobierno. "Nuestro resultado, aunque lo hayamos mejorado, es una suma insuficiente para ser alternativa de Gobierno a la derecha".

"No soy una figura que pueda contribuir a que Unidas Podemos consolide su peso institucional dentro de dos años en Madrid, es el resultado de que te hayan convertido en un chivo expiatorio que moviliza lo peor de quien odia la democracia, por eso he tomado esa decisión", ha explicado Iglesias en una rueda de prensa desde la sede de la formación morada en la que ha valorado los resultados de los comicios y ha felicitado a Más Madrid por unos resultados "magníficos".

"Me he convertido en un chivo expiatorio que moviliza los efectos más contrarios a la democracia"

"Hemos constatado en los últimos 15 días un incremento sin precedentes de la agresividad del PP y Vox y una normalización sin precedentes de los discursos fascistas en los medios, amenazas de muerte, deshumanización..." ha afirmado al tiempo que ha asegurado que se ha "convertido en un chivo expiatorio que moviliza los afectos más oscuros, más contrarios a la democracia y las bases materiales de la misma y, a partir de ahí, la inteligencia política tiene que estar por encima de otra consideración", ha añadido un Iglesias que dio la gran sorpresa en marzo cuando anunció que renunciaba a su puesto de vicepresidente para jugar la batalla política madrileña y "detener al fascismos" ante la posibilidad de que Vox pudiera entrar en el Gobierno regional.

Para conseguir este objetivo, Iglesias ofreció a Más Madrid, partido liderado por Íñigo Errejón, excompañeros en Podemos durante su fundación, concurrir juntos a las elecciones, pero Mónica García declinó la oferta del líder morado. Al final, quien abandonó Podemos por las disputas con Iglesias se ha acabado imponiendo al candidato Iglesias.

Tras una reunión con su ejecutiva, el aspirante de la formación morada ha apuntado que aunque ya no esté en las instituciones "seguirá comprometido con su país" y ha reconocido que Yolanda Díaz, actual vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, es un buen perfil para continuar con el liderazgo del partido, que en el caso de la Comunidad de Madrid recae nuevamente en Isa Serra, quien puede seguir ostentando su cargo de diputada en la Asamblea de Madrid debido a que el Tribunal Supremo aún no se ha pronunciado sobre su recurso de inhabilitación.

Esta decisión de Iglesias llega después de que haya asegurado durante toda la campaña que recogería su acta de diputado aunque no se consiguiera articular una mayoría suficiente por parte del bloque de izquierdas. Su fecha límite la ponía en 2023, cuando se tendría que celebrar un congreso para elegir al sustituto de Iglesias ya que había asegurado que no se presentaría a la reelección. Pero no será así.

Pablo Iglesias abandonó la vicepresidencia segunda del Gobierno cuando Isabel Diaz Ayuso anunció la convocatoria electoral para evitar que su partido cayera en la irrelevancia en la Comunidad de Madrid. Pensaron que la candidatura de Iglesias revolvería los cimientos de los círculos madrileños y conseguirían mejorar los resultados de 2019. No obstante, el efecto Iglesias tan solo ha conseguido tres escaños más que los que tenía la formación en la pasada legislatura. Todo ello mientras el partido de Mónica Garcia, Más Madrid, ha conseguido adelantar al PSOE y convertirse en el líder de la oposición con 24 escaños -cuatro más que en 2019-. Es decir, el partido de Iglesias ha pasado a ser el más reducido de la Asamblea de Madrid, quedando por detrás de Vox

El paso atrás del líder de Podemos la misma noche electoral hace ver el fracaso de la campaña que habían diseñado desde el partido morado. A pesar de centrar su mensaje electoral en conseguir una amplia movilización de la izquierda para lograr arrebatar la presidencia al bloque de la derecha, los resultados no han sido los esperados ya que, aunque en esta convocatoria se ha registrado una participación histórica, esto no ha surtido los efectos esperados. Es más, la amplia movilización del electorado madrileño, tal y como ha afirmado Iglesias, "solo ha contribuido a mejorar los resultados de la derecha frentista y consolidado la ultraderecha".

La victoria de Ayuso y su forma de hacer política en los últimos dos años, según ha augurado el candidato morado, "va a agudizar los problemas territoriales de España, nunca Madrid ha votado de forma tan diferente al resto de España". Por ello, en una comparecencia visiblemente emocionado, ha advertido de que la deslealtad hacia el Gobierno de coalición se va a intensificar". Asimismo, ha alertado que “el éxito electoral impresionante de la derecha trumpista que representa Ayuso es una tragedia para la Sanidad, la Educación y los servicios públicos”, ha valorado Iglesias.

Quien sí entra al final en la Asamblea de Madrid es el exjefe del Estado Mayor del Ejército, Julio Rodríguez, 'número 11' de la candidatura de Unidas Podemos a la Asamblea de Madrid. Con la retirada de Iglesias de la poítica, Rodríguez ha roto el 'gafe' que le persigue desde que en 2015 entró en Podemos, que era quedarse a las puertas de salir elegido por los votantes en unas elecciones. Esta mala fortuna se habría vuelto a cumplir si Iglesias no hubiera renunciado a su acta de diputado.

Fin a siete años de vida política

Pablo Iglesias pone así fin a una vida política que comenzó hace siete años cuando consiguieron entrar a formar parte del Parlamento europeo con tan solo siete eurodiputados. "Pocos se podrían imaginar las cosas que ha conseguido" Unidas Podemos, tanto en resultados electorales como en transformaciones electorales" hasta conseguir, aunque con cada vez menos diputados, sobrevivir a diferentes citas electorales hasta lograr llegar al Gobierno de la nación.

"Estoy enormemente orgulloso de haber liderado un proyecto político que cambió la Historia de España y que terminó con el bipartidismo, con 80 años de exclusión de nuestras ideas en el Consejo de Ministros. Un partido que gobierna y ha gobernado en muchas comunidades y ayuntamientos y que con Yolanda Díaz va a determinar el futuro de la izquierda en España en los próximos años", ha afirmado un Iglesias rodeado de sus más estrechos colaboradores como Isa Serra, Alejandra Jacinto, Sol Sánchez, Vanessa Lillo, Jesús Santos o Agustín Moreno. Pero también las ministras de Derechos Sociales Ione Belarra y de Igualdad Irene Montero. "He puesto toda mi inteligencia y toda mi pasión, no sé lo que es el destino, caminando fue lo que fui, hasta siempre", ha concluido Iglesias sin admitir preguntas de la prensa.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es