15 de mayo de 2021, 14:26:57
Social


El desalojo de La Ingobernable de su nuevo edificio okupado no será inminente

Por MDO/E.P.


El nuevo edificio okupado por el colectivo La Ingobernable en Madrid no será desalojado de forma inminente por la Policía Nacional y el futurible desalojo dependerá de una orden judicial, una vez los propietarios del inmueble denuncien la usurpación, han informado fuentes policiales.

El colectivo temía ayer algún tipo de acción policial después del cordón que realizaron sobre la calle Cruz. Según las mismas fuentes, lo realizaron por motivos de seguridad y para evitar que estas personas okuparan todo el edificio. Finalmente, los agentes levantaron el control, abrieron la calle al tránsito de peatones y se fueron.

El nuevo local okupado está situado en el número 3 de la calle de la Cruz, en Madrid, en el antiguo Hotel Cantábrico, donde los nuevos 'inquilinos' han informado en redes sociales que crearán una 'Oficina de Derechos Sociales' (ODS) que se organizará a través de siete ejes de acción en defensa del derecho a la alimentación, el derecho a la protesta, la renta básica, la salud comunitaria, el transfeminismo y contra la precariedad laboral.

El colectivo ha lanzado un vídeo en sus redes sociales en el que, bajo la melodía de 'Ingobernable', del cantante C. Tangana, han explicado que, tras un año en el que "han pasado muchas cosas" han pensado en cómo volver y "hacer frente a la crisis que se viene", algo que han detallado en una serie de publicaciones en Twitter.

En esta línea, han apuntado que para volver a la acción, tras ser desalojados del edificio en la calle Gobernador en diciembre de 2019 y de otro en la calle Alberto Bosch en abril de 2020, han "tomado como ejemplo el trabajo de las despensas solidarias, de los movimientos sociales, de las personas que pusieron mascarillas o de los grupos que limpiaron la nieve de las aceras" durante el temporal provocado por la borrasca 'Filomena'.

"Las ODS son espacios que vienen funcionando desde el año 2000 a través de asesorías colectivas las personas llevan un problema, lo comparten y se dan cuenta de que no es individual y se puede lograr una solución", han explicado desde 'La Ingobernable', quienes además han puesto como ejemplo la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), un colectivo al que acude la gente que "tiene un problema con su vivienda" y que acaba "parando el desahucio de sus vecinos".

Siete ejes de acción

"La pandemia nos ha vuelto a recordar que no hay salidas individualistas a los problemas comunes. Y ahora más que nunca necesitamos una ODS Ingobernable porque organizarse es esencial. Arrancamos con siete ejes y pronto serán muchos más para conquistar derechos para cambiarlo todo", han avanzado.

Así, una de estas vías luchará por el derecho a la alimentación "siguiendo como ejemplo" a las despensas solidarias de los barrios. La ODS también contará con un eje de precariedad laboral con el fin de "frenar la explotación y vulneración de derechos laborales" y siguiendo la inspiración de los 'riders', empleadas de hogar y camareras de piso.

"Frente al odio, el racismo y la guerra entre pobres", 'La Ingobernable' actuará en favor del derecho a la protesta y con el objetivo principal de "acabar con la Ley Mordaza, la Ley de Extranjería" y toda la legislación "injusta". Además, realizarán una defensa acérrima de la renta básica frente a la "total insuficiencia" del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Abrirán, también, un eje de salud comunitaria para "multiplicar las redes" contra un capitalismo que "enferma" a la ciudadanía; así como una vía de transfeminismos y disidencias. "Nuestros cuerpos y deseos no caben ni en la nueva ni en ninguna normalidad, necesitamos espacios para las vidas que merecen la pena ser vividas", han aseverado.

Finalmente, se desarrollará una sección que luche por el derecho a la vivienda, que apoye una Ley de 'Vivienda para Todos' y que regule el alquiler, además de prestar apoyo a la PAH y los colectivos 'Alerta Desahucio' y el Sindicato de Inquilinos de Madrid.

Espacios vecinales

'La Ingobernable' ha basado la apertura de una Oficina de Derechos Sociales en la idea de que en la capital los espacios vecinales "están bajo una persecución sistemática del Ayuntamiento" al que "le da igual" la situación legal o ilegal del colectivo porque "lo que no soporta" es que se haga una política "propia".

"Como siempre hemos hecho los centros sociales, el edificio recuperado es un símbolo más de la especulación inmobiliaria que asola al centro de nuestra ciudad, llevaba ya cinco años vacío y abandonado", han destacado, y han invitado a que la ciudadanía pase a "visitar" el espacio que están "acondicionando para que sea amable y seguro".

Finalmente, han pedido "todos los apoyos que sean posibles" tanto de forma presencial como por Internet, especialmente durante los primeros días de conformación de la Oficina, y han recalcado que quieren hacer "política de base". "Todo lo que tenemos es porque otros lucharon, no nos queda otra que organizarnos más y mejor", han concluido.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es