18 de abril de 2021, 10:14:32
Medio Ambiente


Preocupación en Perales del Río por las aguas turbias del arroyo de La Abulera

La degradación del arroyo de La Abulera: suciedad a su paso por Getafe

Por Ángela Beato


Hace tanto tiempo ya, que los vecinos de Perales del Río no recuerdan cuándo empezaron a denunciar la degradación del cauce del Manzanares a su paso por este barrio de Getafe. De lo que no tienen dudas es del grado de hartazgo acumulado después de años soportando aguas turbias, malos olores y plagas de insectos en uno de los afluentes del río madrileño, el arroyo de La Abulera.

“Esto viene desgraciadamente de décadas. Es el tiempo que llevamos nosotros denunciando y las administraciones mirando para otro lado. Y el problema se agrava. Así hemos llegado a la situación en la que está”, afirma Ángel Castiblanque, portavoz de la Asamblea Vecinal de Perales del Río y de la Plataforma Salvemos el Manzanares.

Miembros de esta agrupación realizaron recientemente una visita a la zona con el jefe de la Policía de Getafe para comprobar in situ la degradación del arroyo y su entorno, y lo que vieron les ha llevado a plantearse reclamar la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

Les preocupa en concreto un tramo del arroyo que discurre cerca del Colegio Santa Teresa de Jesús y de las viviendas de las calles Dolores Valle y Monte Perdido. “Este trozo está encauzado y el lecho es de hormigón. El caso es que los sedimentos han conseguido que crezcan algunos árboles grandes dentro del lecho. Esa es la mejor imagen de que lleva años sin atenderse”, apunta este vecino.

Las aguas de La Abulera llegan a Perales del Río después de pasar junto al polígono industrial de Los Olivos, bajo el Cerro de los Ángeles. No pueden evitar pensar que este hecho tenga relación con que hayan detectado en los últimos días que las aguas en ese punto bajan negras y despiden un fuerte olor, “como a producto aceitoso, gasóleo o algo así”.

Fuentes del Ayuntamiento de Getafe aseguran a Madridiario que están organizando “una recogida de muestras y una inspección de las alcantarillas para intentar descubrir de dónde vienen los vertidos”. Además, el Consistorio va a solicitar a la Confederación Hidrográfica del Tajo que “asuma sus responsabilidades al respecto” ya que entienden que es su competencia.

Conflicto sobre la responsabilidad

Parece haber cierta confusión a la hora de atribuirle a una u otra administración la conservación y limpieza del cauce del arroyo. Este diario ha consultado a la Confederación Hidrográfica del Tajo sobre quién recae esa responsabilidad y se remite a la Ley 7/1985 de 2 de abril de Bases de Régimen Local que "establece como competencias propias de los municipios, en todo caso, la gestión de los residuos sólidos urbanos, independientemente de que los mismos se ubiquen en dominio público hidráulico (DPH)".

Para reforzar su posición, este organismo, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, se ampara en otra ley, la 10/2001, por la que se aprueba el Plan Hidrológico Nacional, donde se refleja que "las actuaciones de conservación de los tramos de cauces y riberas con afección urbana es una competencia municipal, previa autorización del Organismo de cuenca correspondiente y de la autoridad autonómica competente en materia medioambiental".

Similar respuesta obtuvieron los miembros de la Plataforma Salvemos el Manzanares que se reunieron con el presidente de la CHT para plantearle el problema. “Yo me quedé sorprendido y le dije, pero sacar los coches y las lavadoras que hay dentro del río ¿también es responsabilidad del Ayuntamiento? Y contestó que sí, que limpiar el cauce, tanto del río Manzanares como del Arroyo, es cosa del Ayuntamiento, aunque ellos podían colaborar”, nos cuenta Ángel Castiblanque.

Las que sí asume como competencias propias la Confederación como organismo de cuenca son "la autorización, vigilancia y control de los vertidos de aguas residuales al DPH, de acuerdo a lo establecido por el Texto Refundido de la Ley de Aguas". De ahí que, en relación con esta denuncia, “se ha realizado una inspección con toma de muestras por parte de los Servicios de Inspección y Control de Vertidos y de Vigilancia del Dominio Público Hidráulico. Una vez analizadas, se procederá a evaluar la situación y se adoptarán las medidas oportunas”, señalan a este diario.

En cuanto al papel que juega en este conflicto la Comunidad de Madrid, la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad remarca que no es competente para actuar sobre este particular, si bien está abierta a asesorar a cualquier ayuntamiento que lo solicite.

Regenerar el río

La Plataforma ha hecho llegar sus demandas tanto al concejal de Sostenibilidad de Getafe como a la Consejería de Medio Ambiente incidiendo en la necesidad de “regenerar y renaturalizar el río Manzanares, continuar con el Parque Lineal que se ha quedado en el término de Madrid y que pase para Perales y todo esto se sanee”, desgrana Castiblanque.

La asociación vecinal cree que la ubicación estratégica de esta barriada de Getafe, de unos 10.000 habitantes, entre el Parque Lineal del Manzanares y el Parque Regional del Sureste, la convierte en el nexo natural de ambos espacios verdes, por lo que la ribera del río debería recuperarse con urgencia. Y más cuando algunas de las huertas que hay en sus orillas utilizan sus aguas “y nos tememos que esto pueda provocar problemas sanitarios”, indica el portavoz vecinal.

El pasado 20 de diciembre mantuvieron un encuentro con la alcaldesa del municipio, Sara Hernández, del que salieron medianamente esperanzados. “Parece ser que, oficiosamente, va a haber una primera partida este año para limpieza y reforestación”, señala Castiblanque, aunque desde el Consistorio nos precisan que no hay ninguna inversión prevista para recuperar esta zona degradada. “Partidas en el Ayuntamiento hay muchas, específicas para limpiar un entorno concreto, no. Existen de limpieza, se sostenibilidad, etc. Luego se llevan a cabo proyectos con esas partidas”, aclaran fuentes municipales.

Campaña contra mosquitos y mosca negra

En lo que ya ha empezado a trabajar esta misma semana el Consistorio de Getafe es en combatir las plagas de insectos en la ribera del Manzanares, otro desagradable inconveniente que se suma a los nauseabundos vapores que denuncian los vecinos y que temen que conviertan la zona en más insoportable con la llegada del calor, “como ha ocurrido otros años”.

La Campaña de control de mosquitos y mosca negra pretende evitar su proliferación en el barrio de Perales del Río. Los tratamientos larvicidas comenzarán este mes después de que una empresa especializada determine cuáles son los más adecuados en función de las prospecciones realizadas.

Según el concejal de Sostenibilidad, Ángel Muñoz, se han previsto al menos 150 actuaciones coordinadas para los próximos meses. "Son importantes estas actuaciones anuales de control de focos de cría y de protección de la salubridad pública, por iniciativa propia y fuera de la competencia municipal, que se vienen realizando desde hace ya varios años".

Desde el Ayuntamiento recuerdan que desde hace más de 30 años se realiza un tratamiento contra las plagas de mosquitos en esta barriada, donde incluso se llegó a utilizar durante varias temporadas una avioneta para espolvorear el insecticida sobre la zona.

Apunta, además, a la necesidad de que se trate el cauce completo del río, también en el término municipal de Madrid, para beneficiar a los vecinos de ambos municipios, algo que el Gobierno getafense viene pidiendo "reiteradamente" al Ayuntamiento de la capital. "En 2019 el barrio madrileño de Villaverde sufrió una importante plaga y, tras realizar tratamientos larvicidas en el río, mejoró también la situación del barrio de Perales del Río porque se encuentra aguas abajo del cauce", concluye Muñoz.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es