17 de octubre de 2021, 21:23:36
Medio Ambiente


Varios municipios madrileños, reconocidos como 'Ciudades arbóreas del mundo'

Por Pablo López


La Arbor Day Foundation y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) han reconocido a varios municipios madrileños -Sevilla la Nueva, Rivas Vaciamadrid, Alcalá de Henares, Las Rozas y Navacerrada- como ´Ciudad arbórea del mundo´, que premia a las ciudades de todo el mundo que se comprometen a cultivar y mantener sus bosques urbanos.

Con este reconocimiento los cinco pueblos madrileños se unen a la lista de 120 ciudades en 65 países del mundo por la importancia de los árboles en la construcción de ciudades sostenibles, entres las que se encuentran capitales como Bruselas, Buenos Aires o Bogotá.

Para optar a ´Ciudad arbórea del mundo´ estos municipios debían presentar una serie de requisitos, como la existencia de una estructura dedicada a la gestión de masa arbórea, disponibilidad de un censo o inventario, una definición de los recursos financieros para los árboles y legislación y normativa sobre su cuidado, una organización anual de eventos para promocionar, y por último, concienciar sobre la importancia del arbolado.

Sevilla la Nueva

Su concejala de Medio Ambiente, Ana Olivo, destaca que “ha sido una labor de un par de meses para optar a ese reconocimiento, y lo hemos conseguido”, reconoce satisfecha la buena labor del Ayuntamiento. En Sevilla la Nueva han dedicado más de 300 horas en voluntariado, además de contratar a jardineros todos los años para cuidar los árboles, con el fin de lograr un mantenimiento de las zonas verdes del pueblo, invirtiendo cerca de 110.000 euros al año. Por otro lado, la Comunidad de Madrid les facilita unos plantones.

En el pueblo "realizamos un voluntariado de Medio Ambiente que consiste en la recogida de todo tipo de residuos en nuestras zonas de parques, jardines y alrededores” para cuidar el entorno del Sevilla la Nueva. Para ello, cuentan con alrededor de 50 voluntarios que todos los meses realizan esa labor solidaria desde hace un año y medio. No obstante, ahora con motivo de la pandemia el voluntariado no trabaja de manera conjunta. “Hacemos grupos de seis personas y cada grupo se mueve por diferentes zonas”, apunta Olivo. Para esta labor el Ayuntamiento de Sevilla la Nueva les facilita unas pinzas, unos guantes y bolsas de basura para realizar la actividad sin ningún tipo de peligro.

El temporal de ´Filomena´ "nos afectó y lo hemos notado", reconoce la concejala. Como consecuencia se rompieron muchas ramas y han perdido algunos árboles, especialmente en el bosque. Sin embargo, en el casco urbano "no porque ya teníamos un equipo que se encargaba de retirar la nieve de los árboles”, añade.

Tras dedicar 339.384 euros al mantenimiento de parques y jardines, para el Ayuntamiento de Sevilla la Nueva "es una alegría que sepan nuestros vecinos el cariño y el cuidado con el que tratamos nuestro entorno natural". A pesar de ser un municipio pequeño su concejala de medio ambiente afirma que están muy concienciados con el cuidado del medio ambiente, con los voluntariados, con la contratación de jardineros todos los años, haciendo plantaciones el Día del Árbol, además de las plantaciones que hacemos durante todo el año." Este reconocimiento es un orgullo para Sevilla La Nueva. Espero poder seguir mejorando, y que nos sigan reconociendo, porque eso significa que seguimos cuidando de nuestro entorno", concluye ilusionada Olivo.

Rivas Vaciamadrid

Este municipio situado en la zona este del área metropolitana de Madrid cuenta con un manto arbóreo de más de 55.000 ejemplares en suelo urbano. Además, hay que contar la parte de masa forestal del Parque Regional.

Nos tomamos el tema del arbolado muy enserio. Tenemos un Plan de Gestión del Arbolado urbano municipal donde indicamos los trabajos con los distintos ejemplares y probamos tasas prácticas y de cuidado con el arbolado, y lo coordinamos entre la concejalía de transición ecológica y Rivamadrid”, apunta la concejala de Transición ecológica del municipio y vicepresidenta de `Rivamadrid´, Vanessa Millán.

Para el municipio es muy importante la labor de la empresa pública `Rivamadrid´, porque ayuda a potenciar este proyecto. Su Ayuntamiento cifra en 500.000 euros el presupuesto destinado para el Plan de Gestión del Arbolado. En este inventario lo que se concreta es la elección de especies idóneas para plantar, el porte en consonancia con “el espacio que tenemos disponible como las aceras, fachadas, etc”, e intentan cubrir toda la ciudad. Asimismo, desde el consistorio consideran muy importante la ubicación de los alcorques para que los árboles puedan desarrollarse.

Por otro lado, desde Rivas Vaciamadrid resaltan que estas labores se encuentran en consonancia con la participación ciudadana sobre las diversas asambleas que convocan. Otro de los aspectos por los que se le ha concedido la instinción a este municipio madrileño es por su inventario municipal.

Sin embargo, el pueblo se tuvo que recomponer a los destrozos provocados hace unos meses por el temporal de ´Filomena´. “No contábamos con ello y ha hecho muchos estragos. Fue una catástrofe para el arbolado del municipio”, lamenta Millán. En ese momento el Ayuntamiento contactó con los viveros para reponer cuanto antes todos los árboles dañados.

Ahora en el mes de marzo han iniciado la replantación de los árboles destrozados, aproximadamente 2.656 ejemplares sin la parte de las zonas forestales, que alcanzaría los 500.000. “Según la norma Granada se contabiliza en el arbolado urbano en más de un millón de euros”, cifra la concejala la inversión de los daños provocados por el temporal.

No obstante, para Vanessa Millán que lleva en la concejalía de Rivas Vaciamadrid desde el mes de julio esta instinción “da mucha alegría”, porque “ cuando uno llega a un sitio lo primero que quiere hacer es poner en marcha muchos proyectos e ideas y es una satisfacción personal pero también conjunta”, afirma emocionada. También destaca la figura del alcalde, Pedro del Cura Sánchez, que “siempre ha estado muy implicado y nos ha potenciado mucho esa idea de cuidar el arbolado porque también creemos que es un medio de calidad de vida para nuestra ciudadanía, y vamos a seguir cuidando de ello”, concluye.

Las Rozas

Su concejal de medioambiente, Jaime Santamarta, quien presentó el proyecto para obtener la instinción, asegura que “llevamos trabajando en nuestra candidatura desde abril del año pasado. Nos enteramos que existía este reconocimiento y dado que en las Rozas tenemos un patrimonio natural tan rico nos pusimos manos a la obra”, para continuar con la gestión del arbolado urbano que ya venían haciendo, y para poner en marcha otras iniciativas sin precedentes.

Respecto a la gestión propia del arbolado, Las Rozas presenta un arbolado cartografiado y georeferenciado, que permite acceder a la información de los árboles. Por otra parte, disponen del inventario que solicitaban, que consistía en la cobertura de masa arbórea de la zona urbana. El resultado de este estudio vino a reflejar que “disponemos cerca del 20% de masa arbórea dentro del ámbito urbano en el municipio, lo que significa un porcentaje muy alto comparándolo con otras ciudades”, asegura el concejal. En paralelo, la candidatura también exigía presentar un ordenamiento jurídico necesario para proteger el arbolado, que hace que todas las políticas medio ambientales dispongan de un cierto rigor.

Las Rozas para ser reconocida como ´Ciudad arbórea del mundo´ ha firmado un contrato de 16 millones de euros en cuatro años para la gestión de las zonas verdes urbanas e interurbanas. Por esta razón, “el esfuerzo que hizo el Ayuntamiento fue muy grande, convirtiéndose en el segundo contrato más potente de la Comunidad de Madrid a nivel de inversión”, confirma Santamarta.

Además, llevan a cabo un plan de poda que realizan con carácter bianual, un plan de tratamientos para la salud de los especímenes arbóreos, y un plan específico para la mesa de Navalcarbón -donde han colocado unos hoteles de insectos y unas trampas para escarabajos que destruyen los pinos-. En definitiva, una serie de medidas que “tomamos para proteger el arbolado de Las Rozas”.

A estas prevenciones habría que añadir por otra parte un plan de reforestación, considerado muy importante para el principio de la candidatura. “Venimos muchos años atrás fabricando plantaciones forestales urbanas y periurbanas , y queremos seguir fijando retos de buscar más espacios susceptibles de ser reforestados en el municipio”, señala el concejal, recordando también la participación ciudadana o las horas dedicadas por el personal de conservación del entorno entre otras labores.

Los tipos de árboles con los que cuenta Las Rozas son muy diversos, desde encinas, quejigos, y majuelos, hasta pinos, pinos piñoneros, o pinos resinosos. En parques y jardines y zonas diarias hay especies ornamentales con una gran variedad, y en este caso el Ayuntamiento de Las Rozas dan mucha importancia a la entrada de la luz y al colorido.

´Filomena` sacudió este municipio. “Hemos tenido una afección muy grande. En parques y jardines hemos sacado cerca de 3.500 metros cúbicos de masa vegetal por poda selectiva”, deplora Jaime Santamarta. Uno de los puntos más afectados fue La Dehesa de Navalcarbón, uno de los grandes patrimonios del municipio, ya que el nivel de afectación por Filomena está en el 90%, donde el 2% son árboles debastados, y entorno a un 40-50% afectados muy gravemente. La estimación que hacen desde el consistorio rozeño en cuanto a la recogida de masa vegetal es entorno a 7.500 metros cúbicos de restos producidos por zonas devastadas, como el Parque de Lisboa o por las podas selectivas que están llevando a cabo para lograr el buen estado de los árboles.

Navacerrada

Navacerrada es el único municipio reconocido por la Arbor Day Foundation y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que no ha sufrido daños por el temporal de ´Filomena´. En el arbolado urbano de Navacerrada no ha padecido prácticamente incidencia ya que está acostumbrado a bajas temperaturas, nevadas y heladas. “Unicamente dos, tres o cuatro ramas se han caído en todo el municipio. Tampoco en las zonas forestales, excepto en algunas zonas donde los árboles estaban un poco en peores condiciones pero tampoco ha habido grandes daños. Las pocas caídas que ha habido han sido ramas que les afectó más el viento que las nevadas”, describe su concejal de medio ambiente, María del Mar Ocaña.

Además de los trabajadores de mantenimiento del Ayuntamiento de Navacerrada hay personas dedicadas a la poda del arbolado y al cuidado de los parques urbanos. A esto hay que sumarle el plan de actuación municipal contra incendios forestales (PAMIF), “en lo que protegemos al casco urbano en caso de incendios, y en ese caso lo que hacemos son tratamientos de toda la franja de alrededor”, reconoce la concejala.

El núcleo urbano del municipio de Navacerrada presenta un 25% de superficie vejetada con 2.240 árboles plantados en la vía pública, y cerca de 16.000 ejemplares contando arbustos y plantas. Entre los árboles situados en la zona urbana destacan los chopos, plátanos, robles, o pinos silvestres. Además cuentan con cinco parques, y eso sí “ en todas las calles tenemos arbolado”, destaca Ocaña.

El año pasado en la zona del arbolado urbano emplearon 700.000 euros en total . Este año inician un plan para la rehabilitación de todo el arbolado urbano por fases “porque hay árboles que tenemos en muy mal estado y que son peligrosos”, y por lo tanto van a reponer. Además, de otros que sustituirán por un arbolado autóctono en zonas donde se encuentren mejor acomodados.

Para Navacerrada es un reconocimiento muy importante porque siempre ”hemos tenido nuestro municipio como si fuera un vergel, lo hemos cuidado y tenemos una normativa especial sobre arbolado urbano para que se cuide”, tanto en las zonas urbanas públicas como en las privadas.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es