15 de junio de 2021, 6:41:23
Distritos


La posible modificación de los límites de Argüelles restará plazas de aparcamiento a Casa de Campo

Por Alba Cabañero Aina


La Asociación Vecinal Manzanares-Casa de Campo denuncia que desde la Junta de Distrito de Moncloa-Aravaca buscan cambiar los límites del barrio con “nocturnidad y alevosía”, y ceder más espacio a Argüelles, haciendo perder al barrio Casa de Campo parte de su zona de aparcamiento.

El pasado jueves, 11 de marzo, la concejala-presidenta, Loreto Sordo, presentó esta propuesta en el Pleno del distrito con el objetivo de cambiar los límites del barrio para poder arreglar los problemas de aparcamiento en Argüelles, derivados de las obras en Plaza España.

La propuesta aborda la modificación de los límites de los barrios 91 –Casa de Campo– y 92 –Argüelles– “tomando como límite las vías del tren que ya de por sí marcan una frontera física. De esta forma el barrio de Argüelles pasaría a limitar con Ciudad Universitaria en la Avenida de Séneca hasta el cruce con las vías en el puente de los Franceses y pasaría en ese punto a limitar con el barrio de Casa de Campo en el corredor ferroviario y continuaría por Paseo del Rey hasta su cruce con la Cuesta de San Vicente”.

“La consecuencia más práctica de este cambio para los vecinos es que la bolsa de aparcamiento en zona verde del SER que va desde la avenida de Séneca al paseo del Rey, pasando por una parte del parque del Oeste y el Templo de Debod, sería ahora asignada al barrio de Argüelles”, señalan desde la AV Manzanares-Casa de Campo. Su portavoz, Alberto Sánchez, apunta a las terrazas que ocupan plazas de aparcamiento como el desencadenante de esta decisión del Ayuntamiento.

“La situación que analizamos es que por toda la zona de Chamberí y de Argüelles se ha llenado de terrazas que ocupan plazas de aparcamiento. Ante la necesidad de conservar su base social, que no se vea resentida porque les quitan aparcamiento, y además les contentan dándoles terrazas, pues lo que hacen es tirar de una bolsa de aparcamiento que hay allí en el Parque del Oeste con mucha zona azul, naranja y verde”, dice a Madridiario.

Parece que la decisión se toma únicamente para favorecer a los vecinos de Argüelles (un barrio con una renta per cápita superior a la del barrio Casa de Campo), sin tener en cuenta a quienes viven en el barrio de Casa de Campo”, subrayan desde la asociación.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid tratan de quitar hierro al asunto, explicando a Madridiario que el procedimiento –que acaba de iniciarse y tardará en ejecutarse, además de no ser inamovible– “no deja de ser un límite administrativo” que permitirá dar un mejor uso al espacio del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) de esa zona de Casa de Campo.

“Los que pueden aparcar ahora no aparcan porque tienen en medio la vía del tren y les resulta incómodo ir hasta allí y a los que les queda muy próximo a sus casas no pueden hacerlo porque pertenecen a otra zona de aparcamiento. Se entiende que es una limitación administrativa exclusivamente que cambiándola beneficias a unos y no perjudicas a otros”, informan.

El principal objetivo, inciden, es beneficiar en esa franja de aparcamiento a unas personas que podrían aparcar muy cerca y no pueden usarla actualmente porque no forma parte de su barrio.

Sánchez destaca que muchos vecinos utilizan esa parcela de aparcamiento para poder acercarse a la estación de metro de Moncloa y conectarse con el resto de la ciudad. Sin esta zona, solo contarán con la estación de metro de Príncipe Pío y, critica, su “servicio deficitario” de autobuses hasta allí.

Pérdida de zonas verdes

Añaden además desde la asociación que el barrio “perdería importantes zonas verdes” como el Parque del Oeste y otros lugares interesantes de la zona como la cabecera del Teleférico, la Escuela de Cerámica, el cementerio del 2 de mayo, vestigios de la Guerra Civil como los fortines que se encuentran en el Parque del Oeste o los albergues de San Isidro y la Rosa.

“El Ayuntamiento de Madrid le quiere quitar el Parque del Oeste al barrio al que pertenece para dárselo a Argüelles”, lamentan en un comunicado remitido a los medios.

“A nivel de extensión geográfica podría llegar a tener un valor estadístico, que quitando tanta zona verde del barrio aumentase lo que es la densidad de población en el barrio, o en el cálculo estadístico que se pudiese utilizar para futuras cuestiones”, remarca Sánchez, acentuando después en que lo que de verdad preocupa son las plazas de aparcamiento perdidas.

Insisten desde el Ayuntamiento de Madrid que el cambio de los límites no significa que los vecinos de Casa de Campo no puedan seguir disfrutando del Parque del Oeste o que no puedan moverse con libertad por el distrito.

Dentro de un distrito la movilidad y todo es compartido, no se entiende dónde puede estar el problema. Que un parque forme parte de otro barrio, de cara a hacer uso de ese parque, no tiene perjuicio alguno. En la práctica, a los vecinos no les perjudica en nada”, indican.

Se va a escuchar a todas las partes para ver lo que tienen que decir, pero no deja de ser un límite administrativo que afecta exclusivamente al aparcamiento y nada más”, avanzan.

La negativa no es en rotundo. Estamos dispuesto a analizarlo. Lo que nos parece vergonzoso es que habiendo estado reunida con nosotros la semana de antes de anunciar este plan ni siquiera tuviese la dignidad de avisarnos y valorarlo conjuntamente, y ver si en todo caso fuese la mejor solución, ver cómo afectaría a nuestro barrio y ver otras soluciones para el mismo”, sentencia el portavoz de la asociación.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es