25 de junio de 2021, 2:03:23
Salud


Huelga en Atención Primaria: "En 130 centros no se cubren ni la mitad de las ausencias"

La Atención Primaria, a la calle

Por Lucía Martín


Más de 5.000 médicos de Atención Primaria (AP) están llamados a secundar desde este miércoles la huelga indefinida convocada por el sindicato Amyts. Los profesionales se sienten "engañados" por la Comunidad de Madrid. Denuncian que la Consejería de Sanidad "ha incumplido" los compromisos adoptados en septiembre, cuando desconvocaron otro paro como gesto de condescendencia ante la oferta del área que encabeza Enrique Ruiz Escudero de equiparar sus retribuciones a las del personal hospitalario.

Este aumento salarial debería haberse reflejado en las nóminas del tercer trimestre del año, pero no se ha materializado. Fuentes de Sanidad informan a Madridiario que "se están ultimando los últimos flecos con Hacienda para empezar a implantar" esta mejora que constituye una de las principales líneas del Plan de Mejora Integral de la Atención Primaria, presentado por Isabel Díaz Ayuso hace seis meses.

"Llevamos años asumiendo un sobreesfuerzo mal remunerado, haciendo el trabajo de dos médicos por el mismo sueldo", se queja Dora Bejarano, pediatra en el centro de salud General Fanjul, en el distrito de Latina. De las tres plazas de su especialidad que le corresponden al ambulatorio, una se encuentran vacante desde hace dos meses. "No esperamos que se cubra", apostilla.

La sanitaria encadena cada día hasta 60 u 80 consultas. Tanto a ella como a sus compañeros los persigue "la sensación de falta de tiempo" constante. "Algunos tienen ansiedad o trastornos del sueño e incluso se están medicando", expone. A la sobrecarga asistencial se suma, además, la "sensación de fracaso" con la que terminan su jornada laboral por no pretar una atención completa.

"Nuestra agenda es ilimitada y los pacientes nos culpabilizan", lamenta. Las citas telefónicas no satisfacen a todos. Esta limitación de la presencialidad deriva, asimismo, en "una falta de percepción de la realidad porque la gente no ve que los centros están llenos y creen que no trabajamos". Esta situación empuja a no pocos profesionales a realizar horas extra, bien al final de su turno o antes. "Si saben que van a tener mucho lío, vienen una hora antes", cuenta Bejarano.

El déficit de personal, más presente el sur y el oeste

María Justicia, facultativa de familia y portavoz de Amyts, ahonda en el déficit estructural que padece la Atención Primaria regional. Calcula que este asciende a 600 médicos y 200 pediatras. A ellos habría que sumar otras 650 plazas sin suplencia. Así, los centros de salud madrileños requerirían alrededor de 1.500 incorporaciones.

El Plan Integral del Gobierno autonómico para reforzar la Atención Primaria contempla la creación de 571 nuevas plazas hasta 2022, un tercio de las que reivindica Amyts. Según datos oficiales de la Consejería facilitados por la organización sindical, en el periodo comprendido entre octubre de 2019 y diciembre de 2020 se han contratado 29 médicos de familia.

La carencia de estos efectivos ahoga a toda la región en su conjunto, pero Justicia precisa que es más palpable en la zona sur y oeste, afectadas también por el cierre prolongado de los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP). También en ciertos distritos de la capital, como Villaverde, donde ejemplifica que en el C.S. San Cristóbal de los Ángeles solo están operativos cinco médicos a tiempo completo y uno parcial de los 15 asignados.

"En más de 130 centros de salud no se cubren ni la mitad de las ausencias", sostiene la portavoz. Como justificación, las dificultades de la Consejería para reclutar personal por sus "contratos poco adecuados" que restan atractivo a la Atención Primaria de Madrid. "De los 250 residentes de Medicina de Familia que terminaron el año pasado, solo 44 se quedaron trabajando en la AP".

Los gestores Covid "no son eficaces"

Este escenario no lo achacan a la Covid-19, que tan solo ha llegado para "rematar" una Atención Primaria "que ya estaba enferma". Más de 70 asociaciones vecinales de nueve municipios han instado por carta a Ayuso a que la vacunación se ejecute en los centros de salud para evitar desplazamientos a los mayores y potenciar el conocimiento de los historiales clínicos de los pacientes. María Justicia coincide en que "es el lugar ideal para hacerlo", pero no oculta que asumir esta campaña masiva "es imposible con los profesionales que hay".

La pandemia ha multiplicado el trabajo en los ambulatorios, donde se tramitan las pruebas diagnósticas y las bajas y altas laborales. Según apuntan desde Amyts, los sindicatos pactaron con Sanidad que los positivos asintomáticos "salieran de nuestras consultas". De ellos se ocuparían los gestores Covid, rastreadores contratados "hace unos días". Lejos de aliviarles la carga asistencial, aseguran que "no hay coordinación" con ellos y no les resultan "ni eficaces ni efectivos" . "Llamamos por partida doble al mismo paciente", señala Justicia.

Por todo ello, Amyts inicia este miércoles una huelga indefinida y completa sobre la que el Ejecutivo regional ha dictado unos servicios mínimos del 70 por ciento por centro y turno. El departamento de Asesoría Jurídica del sindicato ya ha recurrido este "abuso", pero la resolución se demorará unos días. "Los pocos sanitarios que pueden" se concentrarán hoy frente a la Consejería de Hacienda, en la Plaza de Chamberí, a las 11:00 horas para visibilizar sus peticiones.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es