20 de junio de 2021, 12:58:34
Social


Franco rectifica respecto al 8-M: "Si Sanidad desaconseja las manifestaciones se prohibirán"

Por Lucía Martín


El Delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha dado marcha atrás en su decisión de autorizar las concentraciones por el Día Internacional de la Mujer con una afluencia inferior a 500 participantes. El socialista ha explicado este jueves en un acto en Alcalá de Henares que, "como siempre", consultarán a las autoridades sanitarias la pertinencia de realizar estos actos multitudinarios: "Si la Consejería de Sanidad desaconseja que se celebren estas manifestaciones, lógicamente se prohibirán".

Esta misma mañana, el titular de Sanidad en el Gobierno regional, Enrique Ruiz Escudero, ha apuntado en una entrevista en Antena 3 que desde su departamento han desaconsejado las tres convocatorias recibidas hasta la fecha relativas al 8-M. El consejero ha precisado que, por su parte, "nunca se ha puesto el rango de 500 personas como un criterio" para validar estas solicitudes. "Se aplican muchos más como por dónde discurren las manifestaciones o exactamente el tiempo que va a tener de exposición", ha agregado.

Franco ha enfatizado que su intención "no es polemizar", pero sí ha alegado que existe "un papel del mes de junio que habla de que a partir de 600 personas habría que extremar las medidas que tienen que ver con grandes concentraciones". Con ello ha querido justificar que el límite de 500 "no es un número mágico".

El también líder del PSOE-M ha instado a la ciudadanía a "hacer un ejercicio de responsabilidad y, dada la situación sanitaria, no hacer esas concentraciones masivas". Franco ha reconocido que si él mismo defiende que "no es muy conveniente relajar las medidas de confinamiento" se deberían buscar otras vías para revindicar "los derechos de las mujeres y sus temas pendientes de justicia".

Como ha relatado, la Delegación del Gobierno mantuvo este miércoles reuniones con las personas que han impulsado las primeras convocatorias y se les ofrecieron "varias alternativas". Entre ellas, "cambiar la fecha y buscar otras formas de hacer patente la protesta que no tengan que ver con las grandes concentraciones". El delegado ha concluido haciendo una llamada a la "sensatez" y expresando su deseo de que "al final no haya que prohibir ningún tipo de concentración y sean los propios convocantes los que aconsejen no acudir a estas citas".

La ministra de Sanidad rechazó las manifestaciones

Su compañera de filas, Carolina Darias, se posicionó ayer rotunda sobre el permiso para que tuviesen lugar las manifestaciones con menos de 500 personas. "La situación epidemiológica no permite este tipo de actos", remarcó la ministra de Sanidad. A su juicio, este tipo de actos "no ha lugar, por coherencia con la llamada de prevención y dado el extremo riesgo".

Misma opinión ha esgrimido la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. La mandataria 'popular' ha hecho hincapié en que "la pandemia sigue, con muertes e ingresos en UCI, y este año no toca hacerlo". Pese a que ha expresado que "las reivindicaciones de igualdad de oportunidades es algo que jamás debemos dejar de hacer", ha puntualizado que en estas circunstancias "las aglomeraciones no son el camino".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es