18 de junio de 2021, 11:34:46
Medio Ambiente


El Pinar de la Elipa, un parque "abandonado" tras el paso de Filomena

El Pinar de la Elipa, destrozado dos meses después de Filomena

Por Fernando Morales


Tras dos meses del paso de Filomena por la capital, el Pinar de la Elipa sigue tal y como quedó tras la nevada. "Ningún jardinero municipal" ha pasado por la zona para empezar a despejar un parque que no es la primera vez que sufre el abandono del Ayuntamiento de Madrid, según la Plataforma Salvemos el Pinar de la Elipa, que denuncia que “nunca se ha conservado ni se ha mantenido en condiciones”. Pero ya no hablan de una situación normal puesto que la ausencia de mantenimiento en la zona supone un peligro para los paseantes del espacio verde, puesto que tampoco se ha cerrado al público en ningún momento y se sigue dando uso al carril bici y a la red de paseos que componen el entorno creado en 1978 como fruto de la política de repoblación forestal.

Tras el paso de la borrasca Filomena, y según estimaciones del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, de 7.000 pinos con los que cuenta el entorno, aproximadamente habrá 5.000 árboles con "distintos grados de afección". “Es terrible”, lamenta el portavoz de la plataforma, Félix de Dios, que pide al gobierno municipal una solución para esta zona de Madrid, convertida en un “auténtico desastre”. Es por la situación de abandono que sienten desde este barrio de Madrid por lo que han vuelto a poner en funcionamiento la plataforma ciudadana para salvar el Pinar. “Parece ser que no es posible que nuestro pinar esté fuera de peligro en ningún momento y que hace falta una vigilancia permanente para evitar el terrible deterioro y el temor a una desaparición plena del mismo”, reza el comunicado con el que la asociación anunció su vuelta.

El pinar se ha convertido en un "auténtico desastre"

Desde el Ayuntamiento de Madrid, sin embargo, aseguran que trabajan en revisar "su arbolado y el de todos sus parques, jardines y zonas verdes" En total, de los 1.700.000 árboles ejemplares de conservación municipal, las fuentes consultadas por Madridiario estiman que "800.000 han resultado dañados". Aunque la buena noticia es que el 90 por ciento de estos "será recuperable". Ello hace que la labor de recogida y mantenimiento siga en marcha, y más si se trata, como ocurre en este caso, de zonas verdes "de carácterísticas forestales que requieren más esfuerzo, medios y tiempo" que aquellas zonas de menor superficie. En total, este pulmón verde -limítrofe con Moratalaz- mide en torno a 144.715 metros cuadrados (14,5 hectáreas) y está compuesto en un 47 por ciento por Pino Carrasco, un 38 por ciento de Pino piñonero y en un 15 por ciento por encinas. Según las fuentes del Área de Medio Ambiente y Movilidad, se trata de "las más afectadas por la ingente nevada".

Una amenaza continua

Lo cierto es que los problemas en el Pinar de la Elipa no son una novedad. Aunque han pasado por varios procesos de reformas en el parque, la última vez que se llevó a cabo un proyecto de mantenimiento fue “hace muchísimos años”, y también por otra batalla que tuvieron que librar los vecinos con el Consistorio.

En aquel momento, se remonta Félix de Dios a 2005, con las obras de arreglo de la M-30, desde el gobierno municipal se intentó desmontar parte del pinar y comenzaron a cortar árboles. Sin embargo, tras unas negociaciones, consiguieron que se plantaran “unos 2.000 árboles” en la zona que se ubica sobre el puente de O´Donnell y encinas en el interior del Pinar. En aquella ocasión, recuerda, también se instaló alumbrado nuevo.

Los pinos han sido los más afectados por el paso de Filomena

Desde ese momento, y aunque en 2018 la tala de árboles volvió a planear sobre esta zona verde de la capital, ya que se cortaron sin previo aviso decenas de pinos y encinas, según argumenta el Ayuntamiento de Madrid en aquel año y con el objetivo de conseguir “una mayor cobertura vegetal con un arbolado sano, de mayores dimensiones y con mayor estabilidad”, la zona no ha sufrido ninguna otra obra de mantenimiento. “Durante todos estos años ha estado bastante abandonado, no se ha vuelto a tocar desde los arreglos de la M-30”, continúa el presidente de la plataforma Salvemos el Pinar.

Ese mismo año, con el gobierno de Manuela Carmena, y a través de los presupuestos participativos, se aprobó una obra de mejora para fortalecer el Pinar, ya que en aquel momento se consideró que las diferentes instalaciones del entorno (pista de patinaje, zona de juegos infantiles, entre otras) se habían degradado con el paso del tiempo y se vio necesario una renovación del mobiliario, una mejora en la jardinería y la creación de nuevos parques multiaventura para los niños.

Es un proyecto que, según relata el portavoz de la Plataforma, ya se encuentra dotado con un presupuesto de 700.000 euros que en un principio se iba a desarrollar a lo largo de 2021. Y aunque reconoce que desde el Ayuntamiento de Madrid no les han dicho plazos ni si el proyecto sigue adelante, considera que tras los destrozos causados por Filomena se debería modular el proyecto original a las nuevas circunstancias, entre otras cosas porque los pinos han sido los “más afectados”. “Habría que variar determinadas actuaciones para adaptarlas a las nuevas necesidades”, zanja de Dios.

Un diagnóstico en el que también coinciden fuentes municipales, que ven necesario revisar tras Filomena un proyecto "que sigue en marcha" pero que, como consecuencia, "sufrirá demoras". Aún así, aclaran que las sugerencias vecinales en materia de infraestructuras se mantendrán y que el proyecto, avanzan, "incluirá propuestas en materia de biodiversidad con mayor número de estratos vegetales, variedad arbórea y micro reservas".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es