15 de junio de 2021, 5:17:04
Municipios

MEDIO AMBIENTE Y MOVILIDAD


Pozuelo de Alarcón albergará la mayor 'electrolinera' de España

Por Alba Cabañero Aina


La Comunidad de Madrid, a través de Obras de Madrid, empresa pública perteneciente a la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, ha firmado un convenio con las empresas Eysa y Endesa X para construir la mayor ‘electrolinera’ de España.

Según un informe del Observatorio Sectorial DBK de INFORMA, los lanzamientos continuos de nuevos modelos de coches eléctricos e híbridos, con mejores prestaciones, y las medidas impulsadas y planes públicos de ayudas para comprar estos vehículos están ayudando a que crezca la demanda.

A pesar de estos incentivos, España sigue a la cola en comparación con el resto de países europeos en la venta de estos vehículos. En 2020, apenas el 4,8 por ciento de los automóviles que se vendieron eran enchufables –18.000 eléctricos puros y 23.000 híbridos–.

Una de las razones de peso se centra en la falta de infraestructuras de carga. El nuevo Plan MOVES recoge que entre 2020 y 2023 se implanten 50.000 nuevos puntos de recarga, cifra muy inferior a la de otros países como Alemania, que tiene proyectado construir un millón de puntos de recarga públicos.

En España, la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE) trabaja desde hace ocho años para informar a los usuarios que desean dar el paso a la movilidad sostenible y no contaminante, y apoyar a los que ya lo han hecho, para informarles sobre las ventajas de los coches eléctricos y la red de carga e intentar solucionar sus problemas como ONG voluntaria sin ánimo de lucro.

Desconocimiento: principal razón por la que no se compran coches eléctricos

Fernando Pina, socio de AUVE, enumera a Madridiario otros motivos de la baja presencia de VE en las carreteras como el desconocimiento de la población, el coste de compra, los miedos a las nuevas tecnologías o el desconocimiento de que, con la red de carga actual, viajar con un vehículo eléctrico es más fácil que hace seis años.

“La tecnología del VE está ya consolidada, y tienen a largo plazo menos averías que los de combustión por su sencillez y trabajo en frío. Prácticamente no tiene mantenimiento; puedes estar ocho años sin volver al concesionario, lo que abarata su explotación, pero reduce los ingresos del vendedor”, indica Pina.

Apunta que el precio es algo que echa a muchos compradores para atrás, pero destaca que no se fijan en el coste operativo en su vida útil, “mucho más bajo que un vehículo de combustión”. Con una buena financiación sale más rentable, pero eso no se ve fácil a primera vista”, informa.

Incide además en las estaciones de carga y en la forma de desplazarse largas distancias con estos coches. “Viajar más de 400 kilómetros es fácil hoy día; hace seis años cuando compré mi primer VE era una aventura. Hay que pensar que en el día a día hacemos unos 50 a 100 kilómetros, lo que cualquier VE cubre con creces. Estamos entre 200 y 400 kilómetros de autonomía y esto aumentará, y solo para viajes largos se necesita parar unos minutos a cargar de forma rápida. Anteayer vine de Alicante y ayer de Extremadura igual que si hubiera ido en un coche de combustión, pero por diez euros y sin contaminar”, relata.

En la actualidad, según Electromaps, existen en España 155.801 puntos de recarga de uso público. De ellos, 741 se encuentran en la Comunidad de Madrid y ofrecen a los usuarios de estos vehículos 2.173 conectores de seis tipos diferentes –TYPE 2; Schuko (EU Plug); CCS2; CHAdeMO; Tesla Dest.Charger; y CEE 2P+E (blue - camping)–.

Dentro de esta lista figura ya la nueva ‘electrolinera’ –llamada Estación de Carga, puesto que el término ‘electrolinera’ no está recogido por la RAE–, que se construirá en Pozuelo de Alarcón, concretamente en Ciudad de la Imagen, entre las calles José Isbert y Fernando Rey.

La mayor ‘electrolinera’ con carga ultrarrápida de España

“La Comunidad de Madrid no es una de las peores de España en puntos de carga, pero en función de su población y parque de VE necesita incrementar mucho la infraestructura”, señala Pina.

Apunta que se debe tener en cuenta que los usuarios de una ciudad que cuentan con plaza de garaje cargan su vehículo en el domicilio. “No tenemos que ir a ningún punto, sino que mientras dormimos se carga el coche sin perder tiempo”, añade, cosa que las personas que se desplazan hasta la región no pueden hacer.

Para los que vienen a Madrid es necesario que encuentren cargadores rápidos 50 kW o ultra rápidos 150 kW para regresar a su origen, es especial para las visitas cortas. Estos son los que, por otra parte, debe haber en las vías interprovinciales para permitir viajes de 500 kilómetros”, explica.

Para los residentes sin aparcamiento y las visitas largas, subraya que es mejor instalar muchos cargadores de baja potencia (7,4 kW), más baratos y permiten cargar durante horas; un modelo implantado en ciudades como Oslo o Ámsterdam.

La consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín, recalcó durante la firma del convenio para la construcción de esta gran estación de carga la necesidad de fomentar la movilidad sostenible.

 Lucía Morales, gerente de obras de Madrid, Paloma Martín, consejera de Medio Ambiente, Elena Bernardez, directora de movilidad eléctrica de EndesaX y Javier Delgado, CEO de Eysa

“Esta firma es un buen ejemplo de los avances, para el desarrollo de la infraestructura de recarga eléctrica y para la mejora de la calidad del aire, que se pueden lograr gracias al trabajo conjunto de la Administración pública y el sector empresarial”, dijo.

Este ‘gran parking sostenible’, que aseguran desde Medio Ambiente que será de los “más avanzados a nivel nacional”, se ubicará en una parcela de 6.350 metros cuadrados que contará de primeras con diez estaciones de recarga ultrarrápida (150kW) que darán servicio a 20 vehículos de forma simultánea.

Estos podrán cargar hasta el 80 por ciento de su batería en 15 minutos. Además, cinco estaciones semirrápidas (22Kw) aumentarán la capacidad total de la estación de carga en su primera fase a 30 plazas de recarga.

Fuentes de la consejería de Medio Ambiente confirman a Madridiario que las obras, por contrato, tienen un año para comenzar –periodo que servirá para solicitar las autorizaciones pertinentes–, por lo que en febrero de 2022 deberían haber arrancado. Desde Medio Ambiente confían en que los trabajos arranquen antes de que acabe 2021. Para que entre en funcionamiento, habrá que esperar dos años.

Su ubicación cerca de la carretera de circunvalación M-40, la A-5, la M-511, y del Metro ligero, hacen que este ‘hub’ de recarga esté llamado a ser un “espacio de referencia de recarga de vehículos eléctricos de mayor potencia de España”. Desde AUVE celebran su construcción, pero también creen que debería situarse más cerca de vías rápidas.

“Es una buena idea para muchos usuarios, sin embargo, debería estar mucho más cerca de las vías rápidas. Su ubicación hace que haya que desviarse bastante y perder tiempo. Puede ser mejor buscar una rápida en la misma autopista. Pensemos que el objetivo principal de esta estación de carga es dar servicio a los que viajan más que a los residentes, para los que es mejor otras opciones más cercanas a su domicilio”, sentencia Pina.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es