25 de octubre de 2021, 9:17:32
Social


El turismo masificado pone en peligro algunos pueblos de la región que resisten al virus

Por Pablo López


Más de 600.000 contagiados, 98.000 pacientes hospitalizados y 9.000 personas en la UCI como consecuencia de la Covid-19. Unas cifras, las de los últimos días, que corresponden a la situación pandémica en la Comunidad de Madrid. Pero no todos los puntos geográficos de la región se han visto afectados por el virus.

En cuatro pueblos de la Sierra Norte de Madrid, concretamente Prádena del Rincón, Horcajuelo de la Sierra, La Hiruela y La Acebeda, no han sufrido casos de Covid. Sin embargo, la llegada masiva de turistas procedentes de la región madrileña los fines de semana les preocupa porque puede provocarles salir de la 'burbuja' que les protege de los contagios.

Prádena del Rincón

Este municipio de 156 habitantes, cerró todas las actividades culturales, deportivas y sociales en el momento que se decretó el confinamiento en marzo. La solidaridad emergió desde los primeros días: "A las personas mayores del comedor social les llevábamos comida a su casa y el personal del Ayuntamiento hacía la compra a los vecinos para que no salieran a la calle", recuerda el alcalde del municipio, Alejandro Romero. "Fue un confinamiento bien hecho y ejemplar", añade.

Los bares y restaurantes de Prádena del Rincón fueron recuperando su actividad con todas las medidas sanitarias establecidas por la Consejería de Sanidad. "Estamos cumpliendo el protocolo a rajatabla", asegura el regidor.

En una horita disfrutaremos de este maravilloso concierto #escenasdeinvierno @CulturaCMadrid @_pepemompean pic.twitter.com/bf0Oj7nlnY

En este municipio sin casos de Covid, y a pesar de la invasión de turistas, desde el Ayuntamiento de Prádena del Rincón reconocen que la gente que visita la localidad“ está cumpliendo todos los protocolos y medidas de seguridad”. Sin embargo, en ocasiones las personas que se acercan hsta aquí “se relajan”.

Horcajuelo de la Sierra

Por su parte, Horcajuelo de la Sierra, asentado entre las laderas de pronunciadas pendientes, abundantes cauces de agua y frondosos bosques, entre los arroyos de La Garita y Grande. Oculto en la Sierra del Rincón, la más nororiental de la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid, es uno de los enclaves más visitados los fines de semana. Esta localidad, con 107 habitantes censados, sabe lo que es vivir alejado del virus. Todos los establecimientos cerraron con la primera ola de la pandemia, excepto el hogar social donde se vendía el pan:"“Montamos un mostrador para que los vecinos no llegaran a entrar dentro y se llevaran el pan”, recuerda su alcalde, Cesáreo Fajardo. El regidor se muestra convencido que no solo las acciones que desarrolló el Ayuntamiento ayudaron a evitar los contagios entre los vecinos: "También ha repercutido positivamente la actitud de los vecinos":

Además, desde el Consistorio han ido poniendo en marcha otras medidas, como la desinfección tres días por semana de los espacios de mayor afluencia de público como las puertas de los bares, museos o el despacho del médico de Horcajuelo.

Entre semana, la tranquilidad se respira en el pueblo pero los fines de semana, cientos de personas visitan la localidad para recorrerlas practicando senderismo o simplemente para pasear por sus calles. "No todo el mundo es igual de cívico", cuenta Fajardo. Los visitantes, en ocasiones, llegan con caravanas y no respetan las medidas: "Dejan la basura en el suelo y no llevan mascarilla", denuncian los vecinos.

“Cuando nos reunimos una vez al mes, todos los pueblos de la reserva del Rincón manifestamos este malestar”, lamenta. A pesar del enfado del alcalde por esta situación, que la define como “una moneda de dos caras”, no quiere que los turistas dejen de visitar el municipio: "El restaurante de aquí sobrevive por los turistas que vienen".

La Hiruela

Otro pueblo que ha conseguido resistir al virus es la Hiruela. Una localidad con una identidad arquitectónica propia que lo sitúa como uno de los municipios mejor conservados de la Comunidad de Madrid.

“Tenemos unas características que hace que sea más fácil el cumplimiento de las cuestiones del distanciamiento”, concreta su alcalde, Ignacio Javier Merino. En el municipio las casas son unifamiliares y los espacios comunes muy amplios, por lo que el contacto entre sus habitantes es muy reducido: “Creo que es la clave”, asegura el regidor.

El perfil de los residentes de la Hiruela ha ido cambiando. Varias parejas con hijos se han asentado en la zona incrementando y rejuveneciendo la población. Suman 73 vecinos empadronados y con residencia permanente en la localidad -hace años predominaban las segundas residencias-.

Desde el Ayuntamiento apelan a la responsabilidad de los visitantes. Desde que se levantaron algunas restricciones y confinamientos perimetrales, el municipio recibe la visita de cientos de turistas no solo los fines de semana. De lunes a viernes, La Hiruela se ha convertido en el destino de moda de la pandemia.

“La mayoría de gente que viene se comporta de manera responsable. Por desgracia, siempre hay algún caso que no. Estamos haciendo campaña porque queremos que la gente se dé cuenta que somos pocos y que no tenemos casos de Covid. Pedimos por favor que los visitantes sean respetuosos con esta situación”, suplica el alcalde.

Los vecinos de "sienten invadidos y un poco amenazados cuando viene mucha gente de forma arrolladora". Merino diferencia entre los turistas y los excursionistas: “Uno es el turista, una figura muy positiva porque viene a consumir, a alojarse unos días y a disfrutar de la naturaleza pero siempre de forma responsable. Los excursionistas no son igual de respetuosos, consumen, poco o nada, y el final de su visita en la Hiruela es dejar una bolsa de basura”.

La Acebeda

A día de hoy sigue sin registrarse ningún caso de Covid-19 en este pueblo, localizado en la Sierra Norte, con 84 habitantes y con una media de edad superior a los 80 años. No todos sus vecinos pasaron el confinamiento domiciliario en La Acebeda porque decidieron marcharse a su primera residencia en Madrid.

Sin embargo, las visitas no son bien recibidas. Una de las razones por las que han cerrado todos los lugares de ocio, restaurantes, el polideportivo, y otras zonas públicas, como la Casa de la Cultura o el parque infantil, entre otros sitios. "Ha sido una decisión muy criticada pero gracias a esto no se propagará el virus", aseguran algunos residentes.

El único intento de apertura fue el bar del pueblo, que permaneció abierto unos días. Pero ante la llegada masiva de turistas, bajó la persiana. Los vecinos tienen mucho miedo, porque al tratarse de una población de alto riesgo no quieren mantener contacto con nadie que no pertenezca al pueblo.

Pueblos de la Sierra Norte sin casos en las últimas semanas

Otros municipios cercanos a los anteriores sí han sufrido casos de Covid. En el caso de Horcajuelo de la Sierra-Aoslos, con seis casos, durante la primera ola: “Los contagiados eran vecinos de aquí y gente que está empadronada en Horcajuelo de la Sierra-Aoslos pero vivía en Madrid”, confirman desde el Ayuntamiento. Otros municipios, como el caso de Madarcos, registró cinco casos durante la segunda oleada -tres trabajadores del Ayuntamiento y dos vecinos-, Robledillo de la Jara -en septiembre- o Navarredonda y San Mamés, hace dos o tres meses.

En el caso de Navarredonda y San Mamés desconocen siete de los diez casos positivos del pueblo. “En los núcleos urbanos no ha habido casos desde hace dos, tres o más meses que nosotros conozcamos”, garantiza el Ayuntamiento. Los únicos casos que les consta fueron tres contagios de la misma familia en verano. Fuentes municipales muestran su preocupación porque se está convirtiendo en algo habitual "encontrarse mascarilla tiradas en el campo". Por esta razón, los vecinos durante los fines de semana "prefieren quedarse en casa y que los bares y restaurantes sean para los de fuera", lamenta el consistorio de Navarredonda y San Mamés.

Por último, a estos municipios hay que añadir los siguientes pueblos sin casos en los últimos catorce días: El Atazar, Canencia, Valdemanco, Lozoya, Alameda del Valle, Villavieja del Lozoya, la Serna del Monte, Braojos, Robregordo, Somosierra, Berzosa del Lozoya, Cervera de Buitrago, Patones, Torremocha de Jarama, Venturada, Talamanca de Jarama, Valdepiélagos, Ribatejada y Fresno de Torote.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es