18 de septiembre de 2021, 7:03:05
Cultura y ocio


La plaza del Carmen (I)

Por Antonio Castro


El Ayuntamiento de Madrid volvió a anunciar en octubre del año pasado la convocatoria de un concurso para llevar a cabo remodelación de la céntrica plaza del Carmen. Madridiario quiere ofrecerles un historia resumida de este enclave tan próximo a la Puerta del Sol.

La plaza del Carmen en la actualidad (Foto: Antonio Castro)

Un convento y una iglesia

Esta es una plaza relativamente moderna, surgida por sucesivos derribos de viejos edificios en el segundo tercio del siglo XIX. Siempre existió una plazuela a espalda de la iglesia de San Luis, que tenía la entrada por la calle Montera. Esa plazuela estaba limitada por las calles de la Salud, de la Abada y Tres Cruces. También desembocaba en ella el que se conocía como callejón de los Negros y que hoy es parte de la calle Tetuán.

Callejón de los Negros (hoy calle Tetuán) en grabado publicado por El Globo en 1877

Debe el nombre al convento de carmelitas del Carmen Calzado fundado en 1575 y cuya primera misa se dijo el 17 de enero de ese año. También el convento da el nombre a la calle que arranca desde la Puerta del Sol y en la que se encuentra la fachada principal de la iglesia. Antes las calle del Carmen se llamó de los Expósitos porque en el siglo XVI hubo una inclusa en la esquina con la Puerta del Sol.

El convento se levantó sobre el solar de había ocupado una casa de mancebía, mandada desalojar por Felipe II. Se cuenta la leyenda de que esa mancebía exhibía en un balcón, como reclamo, la imagen de una mujer, sin brazos, a la que alguien desde dentro manipulaba para que se moviera. Un discípulo de Bernardino Obregón, pidiendo limosna por el barrio, la vio y sacó la conclusión de que era la imagen de una virgen. Pusieron todo el empeño en hacerse con ella para rehabilitarla y ante las dificultades, optaron por denunciar a la Inquisición el supuesto sacrilegio. Así que las mujeres acabaron malamente y el lupanar, derribado. A la imagen se le colocaron brazos y un Niño Jesús y fue bautizada como Nuestra Señora de Madrid. La imagen fue instalada en 1610 en el altar mayor de la capilla del Hospital General. Hoy se venera en la parroquia de San Vicente Ferrer de la calle Ibiza.

Imagen de Nuestra Señora de Madrid

El solar parece que fue adquirido por Jacobo de Grattis, el modenés que fue conocido en Madrid como el Caballero de Gracia. Primero levantó allí un modesto albergue para cinco frailes carmelitas, que querían fundar un convento. Obtenido el permiso real se levantó el gran complejo religioso. De aquel enorme conjunto, desamortizado en 1836, solo quedó en pie ese templo. Parte del convento se empleó durante algún tiempo como oficinas de la Deuda Pública. En su Manual de Madrid, escribió Ramón Mesonero Romanos:

El templo es de los más grandes y de mejor arquitectura que tiene Madrid, con muy buenas capillas y efigies. La del altar mayor, que representa la virgen del Carmen, es obra de Juan Sánchez Barba, a quien también se atribuyen las de los dos santos de la orden a los lados. También hay pinturas notables, y en el año último se ha verificado la total reforma del adorno interior de este templo, habiéndose construido el retablo mayor y los colaterales con arreglo a las ideas del buen gusto, y despojado de extravagancias toda la iglesia, que ha quedado por lo tanto una de las más notables de Madrid. La mejor fachada es la de la calle del Carmen, donde tiene una lonja espaciosa.

La citada iglesia de San Luis Obispo, que estaba en la calle Montera, donde actualmente se levanta un gran hotel que se encuentra en obras. El templo se fundó como un anejo a la parroquia de san Ginés. Comenzó a construirse en 1679 y tardó diez años en terminarse. Por su ubicación fue uno de los templos importantes de Madrid, con numerosos elementos artísticos. Esta iglesia fue incendiada en marzo de 1936 y sus ruinas demolidas totalmente en 1943. Consiguió salvarse el grupo escultórico de la portada, obra de José Donoso. Fue reedificado en la entrada lateral de la vecina iglesia del Carmen, por la calle de la Salud. Este templo y su añadido es todo lo que queda del esplendor religioso de la plaza del Carmen.

Portada de la Iglesia de San Luis Obispo que se traladó a la entrada lateral de la del Carmen (Foto: Antonio Castro)

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es