19 de junio de 2021, 5:41:07
Cultura y ocio


Katanas, garras y soplete de fuego: las novedosas herramientas para cortar el pelo

De katanas a sopletes, las técnicas más innovadoras para cortar el pelo

Por Pablo López


“El primer corte con dos espadas quedó fantástico. No sabía cómo iba a quedar pero recuerdo que lo hice genial. Al poco tiempo empecé con las katanas”, recuerda Alberto Olmedo, un peluquero diferente que ejerce desde los 18 años y que abrió a los 23 su primer salón de peluquería.

Nunca tuvo vocación de peluquero porque no le gustaba. De padres españoles, Olmedo nació en Francia y llegó a España cuando era adolescente. Al principio le costó adaptarse: “Aprender el idioma y escribir con la gramática española me resultó muy difícil”. Veía muy complicado desarrollar una carrera universitaria y se decantó por una Formación Profesional. “En aquella época no había mucho dónde poder elegir porque eran los años ochenta, había mecánica, mecanografía, taquigrafía y no me gustaba mucho. También estudios de peluquería y decidí entrar aquí asesorado por mi padre”, asegura.

“Ni en mis peores pesadillas pensaba yo que iba a ser peluquero”, relata Olmedo. Desde el principio comenzó a innovar y cambió lo que es el concepto de peluquería actual adaptándolo a sus gustos. Instrumentos como la katana, espadas, fuego o incluso garras formaron parte de su día a día. “Con estas últimas puedes cortar por dentro y por fuera. ¡Es maravilloso, también eliminas remolinos!", clama Alberto. Con esta técnica se puede cortar el pelo con varios dedos a la vez, cada uno lleva una cuchilla y equivale a cortar la melena con ocho navajas. Para las garras también utiliza un protector por delante y puede tocar el cuero cabelludo sin ningún problema. Otra técnica innovadora la consigue con el fuego. Aunque se trata de un recurso más normalizado porque lleva utilizándose desde hace años, el peluquero también lo emplea para pelos muy finos, y con un soplete, para que la llama salga en dirección horizontal.

Sin embargo, la gran novedad que ha introducido en la peluquería donde lleva trabajando desde el 2004, son las espadas y las katanas. Alberto considera que en su local ha cambiado el concepto de la katana como un artículo de arte. El corte con esta herramienta se caracteriza especialmente, “porque la precisión es mucho más efectiva que cortar a pedazos con una tijera dejando todo tipo de marca”. Olmedo garantiza que una espada no corta como una tijera y los clientes que han probado esta técnica ya no quieren otra.

Curioso y buscando innovar, Alberto Olmedo avanza su nueva modalidad: cortes de pelo con láser. “Un corte con una precisión fotónica”, detalla. Es muy parecido al corte con soplete, sin embargo con el láser no combustiona, simplemente corta, y no pone en peligro a las personas. El servicio que ofrecen no es a la carta. Dependiendo del tipo de cabello, el asesoramiento es lo primero: "Cuidamos la imagen, medimos y tenemos en cuenta todo, como la distancia de la frente y de los ojos y le damos varias opciones".

A sus 57 años, Olmedo se siente encantado con toda la gente que pasa por la peluquería. “La clientela que tenemos lleva muchos años, conocen nuestro perfil de trabajo y no hay problema”, asegura emocionado. A su establecimiento se acerca gente de diferentes partes del mundo, turistas que se desplazan a propósito e incluso peluqueros, interesados por las técnicas innovadoras.

Aunque la clientela abarca diferentes edades, lo cierto es que el reclamo comenzó con los jóvenes: "Después animaron a sus madres y abuelas. Vienen todas las generaciones".

El estilista capilar no considera que realice un trabajo diferente: "Cualquier persona puede cortar el pelo con una espada". Sin embargo, no ha podido evitar las críticas del sector: "Algunos peluquerosclásicos no ven bien su forma de trabajar. Siempre que se innova, surgen problemas".

En este vídeo puede verse la repercusión de sus hazañas peluqueras. Medios de comunicación de otros países se han hecho eco de sus corte de pelo, como Al Jazeera Media Network, la agencia Ruptly, Daily Mail, y la televisión china.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es