21 de junio de 2021, 20:53:54
Medio Ambiente


Los restos de Filomena y una nueva borrasca ponen en jaque a la región

Trabajo contrarreloj para evitar inundaciones

Por Fernando Morales


El tiempo no da tregua a Madrid. Cuando la Comunidad continúa intentando recuperar la normalidad tras el paso de la borrasca Filomena, la AEMET avisa de la llegada, a partir del miércoles, de un nuevo frente atlántico que traerá "lluvias intensas" a la región como mínimo hasta el viernes.

En otra situación, la borrasca que va a entrar por el Atlántico sería una más de las que pasan por la Península a menudo, pero teniendo en cuenta la gran cantidad de nieve que sigue acumulada en diversos puntos de la Comunidad, desde el 112 Emergencias Madrid han pedido tanto a ayuntamientos como a los residentes que limpien todos los desagües y alcantarillado para evitar así la posible formación de balsas de agua como consecuencia del deshielo que se puede producir por las lluvias. Según la AEMET, "habrá que estar pendientes del deshielo porque las lluvias junto con el aumento térmico" pueden ocasionar inundaciones.

Aunque dejó de nevar hace ya diez días, la borrasca Filomena trajo consigo una bajada muy brusca de las temperaturas mínimas, alcazándose niveles que nada tienen que ver con los que se registran normalmente en esta época del año. En Arganda del Rey, por ejemplo, el pasado fin de semana se registró una temperatura mínima de menos 12 grados bajo cero, lo que ha dificultado todavía más la limpieza de las calles.

El frente que llegará a la Península este martes, pero que no tocará la Comunidad de Madrid hasta el miércoles, se verá, según cuenta Rubén del Campo, portavoz de la AEMET, impulsado por vientos húmedos y templados del sur que harán subir notablemente las temperaturas, sobre todo las mínimas, y ayudarán a derretir la nieve que queda en las calles. Así, según los pronósticos de los meteorólogos de la AEMET, en la zona centro las temperaturas mínimas aumentarán entre seis y ocho grados con respecto a las temperaturas que se registren la madrugada del martes, que habrán rondado los -2 grados: "Pasaremos de unas temperaturas mínimas inferiores de entre cinco y diez grados por debajo de lo normal para la época del año en la que estamos a mínimas entre cinco y doce grados por encima de lo normal a partir del jueves".

Limpiar para "evitar inundaciones"

Así, para evitar embalsamientos y saturaciones, desde la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid 112, ha solicitado a los ayuntamientos la limpieza de todas las canalizaciones de agua con el objetivo de facilitar "la evacuación del agua generada por el deshielo".

Desde el Ayuntamiento de Madrid se ha puesto en marcha "un plan con carácter preventivo" para evitar posibles inundaciones, sobre todo en 404 puntos que desde el área de Medio Ambiente consideran "críticos". Por eso, puesto que se trata de ubicaciones donde en los últimos cinco años se han producido embalsamientos, han desplegado 320 efectivos que van a inspeccionar y limpiar "con carácter prioritario e inmediato" estas zonas, que predominan, aunque en todos los distritos, en Chamartín y Moncloa.

Los servicios de limpieza, junto con 20 máquinas también están trabajando para retirar, en torno a estos puntos, cartones y basura que pudieran taponar algunos de los 120.000 imbornales de la capital. Además, desde el área de Medio Ambiente, como ha anunciado su delegado, Borja Carabante, tienen previsto desplegar este miércoles por la tarde bombas de achique de agua para evitar inundaciones.

En Getafe, y aunque aseguran desde el Ayuntamiento que la limpieza de la nieve "está bastante avanzada", realizan gestiones con el Canal de Isabel II para limpiar antes del miércoles el alcantarillado de la ciudad desde la semana pasada. Asimismo, tampoco les preocupa la acumulación de basura, ya que el servicio, según cuentan, está operativo en todos los barrios.

Desde Móstoles, y aunque revisan desde hace días que los sumideros estén despejados, exigen al Canal, como autoridad competente desde 2010 en el alcantillado de la ciudad, que revise el interior de toda la red de alcantarillado de la ciudad antes de las lluvias previstas. "Dentro de los imbornales se acumulan hojas y otros residuos que podrían obstaculizar la correcta absorción del agua", aseguran desde el Ayuntamiento, que piden "con urgencia" esta revisión para evitar que las lluvias "acaben desbordando la ciudad". Esta misma reclamación la han hecho desde el Ayuntamiento de Alcorcón, donde trabajan en la retirada de árboles y ramas que puedan generar problemas, ya que ya tienen hasta el 98 por ciento de las calles abiertas a la circulación.

En Ciempozuelos, por otro lado, aseguran que desde este fin de semana el 75 por ciento de las calles son transitables. Por eso trabajan "sin descanso" para recuperar la normalidad y se han fijado para los primeros días de la semana seguir con la limpieza de las calles más pequeñas de los barrios, repasar las calles transitables en las que ha quedado alguna placa de hielo, retirar la nieve amontonada y acondicionar imbornales para preparar las calles de cara a las lluvias.

El Ayuntamiento de Guadarrama también trabaja para asegurar el correcto funcionamiento de los imbornales y comprueba la limpieza de los interiores, así como del sistema de alcantarillado general y los aleros de los edificios municipales y centros educativos. Teniendo en cuenta que las lluvias irán acompañadas de viento, desde este organismo municipal, y atendiendo a recomendaciones del 112, han pedido a los vecinos retirar de terrazas y balcones "todo aquello que pueda representar un problema al volarse o desprenderse". Igualmente, pide estar atentos a las ramas de los árboles que se han podido ver dañadas por el peso de la nieve y que con el viento pueden terminar partiéndose.

Embalses al 79 por ciento

Para hacer frente a esta nueva borrasca, según datos de la Comunidad de Madrid, los 13 embalses gestionados por el Canal de Isabel II "se encuentran al 79 por ciento de su capacidad, por lo que el sistema hidráulico de la región tiene capacidad para recibir el caudal que se derive del deshielo". En este mismo sentido, tras las previsiones de lluvia, la consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín, ha indicado que se van a incrementar los controles de situación realizándose cada seis horas, en lugar de una vez al día. También para evitar situaciones de acumulación de agua, las presas regularán el caudal, soltando parte de agua a los ríos y reteniendo otra.

Esta situación anticiclónica que ha congelado a toda la Comunidad ha estado también protagonizada por la ausencia de viento, lo que ha hecho que teniendo en cuenta que las temperaturas en los valles eran inferiores a las que se han registrado en zonas de montaña, se ha formado una "tapadera atmosférica" que ha propiciado los altos niveles de contaminación en Madrid. Así, el Ayuntamiento de la capital tuvo que activar este domingo el escenario 1 del Protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno. Previsiblemente, la gran boina gris que hay sobre Madrid se irá diluyendo conforme lleguen las lluvias y los vientos, por lo que el protocolo anticontaminación estará en vigor durante toda la jornada del martes.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es