24 de junio de 2021, 5:52:39
Educación


"Entre el Ipad y la pala", una carrera contrarreloj para limpiar los accesos a los colegios

La odisea que supone volver al colegio

Por Teresa Aísa Gasca


El pasado fin de semana las madres y padres madrileños vivieron un 'flashback' que los retrotrae directamente al pasado mes de marzo. “Los colegios de la Comunidad de Madrid permanecerán cerrados hasta el próximo miércoles”, informaron desde el Gobierno regional para, unos días después, ampliar esa suspensión de la actividad lectiva presencial hasta el próximo lunes 18 de enero. Vuelta a las clases virtuales, a la imposible conciliación y a compaginar las tareas de padre/madre, vigilante, profesor, amigo y cuidador.

Y es que el paso del temporal Filomena por la región madrileña dejaba una estampa peligrosa en torno a los centros educativos: accesos y patios llenos de nieve, árboles y ramas caídas, tejados y cornisas con carámbanos de hielo e importantes acumulaciones de nieve... Por no hablar de las auténticas pistas de patinaje sobre hielo en las que se han convertido la mayor parte de las calles de la región, provocando caídas y resbalones e incrementando notablemente la atención de traumatismos en los hospitales.

Según informaba este mismo jueves la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, “no está garantizado el acceso” en todos los centros educativos regionales tras la borrasca Filomena, pues algunos de ellos presentan problemas en sus infraestructuras y otros no tienen limpias las vías de acceso a los edificios. De hecho, desde la Consejería de Educación y Juventud, el consejero Enrique Ossorio indicaba poco después que puede haber "un número muy reducido de centros" que tengan que permanecer cerrados por motivos de seguridad.

"Por el problema de daños estructurales en los edificios pensamos que va a ser un número reducidísimo; el problema podría ser que siga estando la nieve, siga estando el hielo y no se pueda acceder; pero nosotros confiamos que sean los mínimos posibles", indicaba Ossorio tras su su visita al centro de control de EducaMadrid.

Poco después, en rueda de prensa, Ossorio indicaba que según los últimos datos -correspondientes al miércoles- de 2.557 centros educativos, 1.754 requiere que se limpien las vías públicas de acceso de nieve y hielo, una tarea que Ossorio señalaba que correspondía a los ayuntamientos, ya que la Comunidad no tiene competencia sobre las vías urbanas. En cuanto a la situación de los edificios, señalaba que hay 370 incidencias, de las que 140 son de árboles caídos y 80 de problemas de nieve para acceder a los centros, pero las que afectan a los edificios son 140, lo que hace que la importancia de las mismas sea "relativa".

“La situación en las infraestructuras no es preocupante para la vuelta el lunes a las clases presenciales", recalcaba Ossorio, quien decía unas horas antes que si hay tres, cuatro o cinco centros que tienen problemas, "ante la más mínima duda" no se van a abrir, aunque señalaba que "los temas graves se cuentan con los dedos de las manos". Estas declaraciones, por el contrario, no han convencido a los sindicatos de educación madrileños, que han criticado que se “minimice” las consecuencias de la nieve y la ola de frío que “han puesto en evidencia” la situación de las infraestructuras de colegios e institutos de la Comunidad.

Según indica Teresa Jusdado, Secretaria del Sector de Enseñanza FeSP UGT Madrid, “desde hace por lo menos cinco años el presupuesto para infraestructuras y mantenimiento de los centros educativos se ha ido reduciendo y, aún así, no se ha utilizado la totalidad de la partida destinada a este fin”, por lo que desde el sindicato consideran “inaceptable” que “se pretenda quitar importancia a los casos detectados, que suponen, aproximadamente, el 34 por ciento de los centros educativos públicos”.

Asimismo, la representante de UGT afea que la detección de los desperfectos en las infraestructuras escolares tras el paso de Filomena haya sido únicamente visual por parte de las direcciones de los centros, “sin haber procedido aún a la inspección técnica imprescindible”. En este sentido, Jusdado critica que la Consejería de Educación haya decidido que los centros educativos contraten a “voluntarios” del Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) para la elaboración de los informes técnicos.

De esta manera, se ha podido conocer que la Comunidad de Madrid se encontraría buscando con urgencia aparejadores para “proceder a realizar una inspección visual y emitir el correspondiente dictamen técnico” para poder reabrir los 1.500 colegios e institutos de la región, tal y como puede verse en la página web del Colegio de Aparejadores de Madrid. “La disponibilidad debe ser inmediata en las 24 horas siguientes a la recepción del encargo, teniendo presente que los informes deben estar disponibles antes del lunes 18 fecha en la que abrirán los Centros Educativos”, señala el documento.

La viabilidad de la apertura de los centros se hará de acuerdo con las instrucciones emitidas por la Consejería de Educación y Juventud en las que se recogen los puntos de inspección e indicaciones para la elaboración del informe técnico, al tiempo que se expone que “si bien la situación no es a priori preocupante en relación con la utilización de los edificios educativos, con el objeto de poder reanudar las clases lo antes posible, se considera oportuno emitir la siguiente instrucción de medidas de precaución, cautela y seguridad en los edificios”.

A este respecto, Ossorio agradecía este jueves por la tarde la colaboración del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, señalando que ha puesto a disposición de la Consejería 270 aparejadores y arquitectos técnicos, de manera que ya hay 450 visitas y 450 informes sobre otros tantos centros en elaboración.

Limpieza de accesos

Por otro lado, uno de los principales hándicap para la vuelta a las aulas tras el paso de Filomena es la limpieza de los accesos, sobre lo que el consejero Ossorio indicaba que están trabajando con los ayuntamientos en un plan para que las vías públicas estén expeditas, al tiempo que comentaba que depende "del tiempo, de que haga más calor, del trabajo que se está haciendo por los ayuntamientos", entre otros. La limpieza de las vías es "un tema fáctico" que depende del trabajo que se haga y de la meteorología sobre el que no puede adelantar, reiteraba Ossorio el jueves por la tarde, asegurando asimismo que estarán "muy pendientes".

Tal y como enumeraba, el número de centros que requieren que se limpien las vías públicas de acceso por áreas asciende en Madrid capital a 588 de de 922, "porque en la actual situación no se podría acceder". De los 356 de Madrid este, 239. De los 186 de Madrid oeste, todos están despejados. De los 230 de Madrid norte, hace falta que se limpien las vías públicas de acceso de 105. De los 877 de Madrid sur, de 545.

Para ello, Isabel Díaz Ayuso solicitaba ante los medios de comunicación la "ayuda de la comunidad educativa para que los accesos" a los colegios e institutos "estén asegurados” a partir del lunes, insistiendo en que “o tenemos la ayuda de todos, o tardaremos en salir". Al respecto, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos Francisco Giner de los Ríos, de la mano de su presidenta, Maria del Carmen Morillas, ha pedido a la presidenta su "participación real y efectiva" ante la situación, más cuando “ha hecho un llamamiento a la colaboración de la comunidad educativa sin ni siquiera ponerse en contacto antes sus integrantes”.

Tal y como afirmaba a Madridiario, “nos seguimos enterando de las cosas a través de las redes sociales o los medios de comunicación” y sin “aviso ni tampoco cuestionamiento previo” por parte de la Administración. Asimismo, para Morillas esto es de nuevo una constatación de que tanto la previsión como la planificación no se ha realizado”, porque a pesar de que “todos eramos conscientes de que venia una ola de frio y nieve, da la impresión de que se está trabajando en el momento, con mensajes contradictorios entre los diferentes dirigentes”.

En cualquier caso, dice Morillas, “lo que está claro es que se deben cumplir los requisitos mínimos establecidos para asegurar la vuelta a las aulas de manera digna y segura”, y la responsabilidad de que esto se logre “corresponde a la Administración, que tiene que se garantizarlo tanto en términos de pandemia como de seguridad tras el temporal”. Como relata, los diferentes ayuntamientos de la región han mandado personal para “abrir caminos desde la puerta de entrada hasta el acceso a los diferentes pabellones de los centros, pero en algunos casos esto no está siendo suficiente para garantizar una vuelta a las aulas adecuada”.

“Hay que garantizar también el seguro acceso a las cocinas de los centros o que los parkings o lugares de estacionamiento de vehículos estén limpios, entre otras cosas, porque muchos padres y madres tendrán que dejar a sus hijos en el colegio utilizando sus vehículos, pero sobre todo los docentes tienen que poder ir de manera adecuada a su centros de trabajo”, dice Morillas. Además, relata que “en algunos casos, son los propios vecinos y vecinas” los que están limpiando los accesos a los centros situados en calles más pequeñas para que el lunes los menores puedan ir presencialmente al colegio.

Y es que desde que se pusiera el lunes como fecha de regreso a las aulas, muchos centros educativos han organizado cuadrillas de trabajo de limpieza de nieve con su propio personal docente o han convocado a las familias de los estudiantes para realizar tareas similares. Este último caso es el del Colegio Torrevilano, en el Ensanche de Vallecas, cuyo AMPA llama a los progenitores de sus alumnos a “quitar toda la nieve posible” del entorno de los centros para que “profesores y alumnos puedan emplear el patio y el resto de instalaciones con la mayor normalidad posible, y también la acera y accesos, para que padres y alumnos podamos acceder al centro con más seguridad, evitando caídas y accidentes”.

El AMPA de Torrevilano indica en su misiva, a la que ha tenido acceso Madridiario, que los mejor es “esperar al domingo para que el sol nos ayude todo lo que pueda”, pero insiste en que ese mismo día, a las 11.00 horas de la mañana, los padres voluntarios que acudan deben hacerlo a poder ser “con todas las herramientas que podáis conseguir (palas, cubos, bandejas, y también picos, martillos y uñas de hierro vienen muy bien ahora para romper el hielo)”. Por el contrario, desde el Colegio C.E.I.P. Rabindranath Tagore, en el distrito Fuencarral el Pardo, han enviado una notificación a las familias de sus alumnos en la que “agradecen” la voluntad y predisposición de todos los padres a “ayudar en la limpieza de accesos” pero, descartan la idea.

“No es posible acceder al centro hasta que los técnicos hagan una valoración de la situación”, indican en la notificación, en la que informan de que “actualmente llegar hasta nuestro centro por el acceso de Julio Palacios es difícil, ya que las máquinas aún no han podido acceder” y dicen que “dentro del centro, tenemos varios árboles que han cedido y es necesario perimetrar para asegurar el paso de personas, por lo que no podemos asegurar vuestra integridad física en caso de caídas o accidentes, aunque no hay daños graves aparentemente”.

Otro caso es el del Colegio Tajamar, en Puente de Vallecas, donde el pasado sábado la dirección del centro visitó el centro junto con el personal de mantenimiento y se puso manos a la obra: “Lo primero que hicimos fue anunciar a todas las familias que ante la situación meteorológica por lo menos los primeros días de esta semana se llevarían a cabo todas las clases de manera on line, y después empezamos a organizar cuadrillas entre los trabajadores del centro, los docentes y los padres voluntarios para despejar cuanto antes las instalaciones”, señala a Madridiario su director, Alfonso Hernando.

En el caso de los docentes, comenta, “han estado entre el Ipad y la pala”, porque en algunos casos han compaginado sus labores de enseñanza con la colaboración en palear nieve de los alredores del centro. Como señala Hernando, “todos los docentes que han tenido posibilidad de trasladarse hasta el centro de manera segura, han venido al colegio y desde aquí han dado clases on line y, cuando terminaban, limpiaban y paleaban nieve. Los que no podían venir, se han encargado de llevar a cabo sus clases virtuales y, en algunos casos, los de otros profesores que estaban en las instalaciones para que estos pudieran seguir limpiando nieve”, expresa. “Ha sido una labor ejemplar y no podemos dejar de agradecer su implicación estos días”, subraya.

“Lo primero fue limpiar viales principales de acceso al centro, y después procedimos a limpiar y asegurar las zonas más peligrosas, como las que tenían placas de hielo o las ramas caídas de los árboles”, además de despejar las principales áreas de concentración y paso de alumnos. “El martes y miércoles hemos ido ampliando viales por el terreno del colegio para que se puedan cumplir todas las medidas de seguridad que establece el protocolo Covid y el acaparamiento”, señala Hernando, que explica que se prevé que “el próximo lunes haya zonas con nieve, pero se podrá dar clases de manera segura y cumpliendo los protocolos Covid”.

Sobre las tareas de la Administración, el director del Colegio Tajamar indica que “los inspectores han estado llamando para ver como era la situación, nuestras necesidades, y además a través de la patronal hemos informado a la Consejería con informes de situación y las reclamaciones que necesitáramos”, y celebra que “la Junta de Gobierno de Puente de Vallecas nos facilitó sal enseguida”.

Clases on line

El consejero de Educación reseñaba en su última intervención ante los medios este jueves que durante la jornada, de cerca de 200.000 alumnos y 20.000 docentes de la región se conectaron a la plataforma EducaMadrid, casi de manera simultánea. “Es una cifra muy superiora los más de 67.000 alumnos y cerca de 10.000 profesores que lo hicieron en los días previos a las vacaciones de Navidad”, señalaba Ossorio, queriendo dejar clara la “eficiencia” del sistema de clases virtuales “a pesar de algunos comentarios que se han podido escuchar en los últimos días al respecto”.

El consejero aseguraba que el miércoles EducaMadrid fue, con 80,1 millones de páginas servidas, la cuarta web de España con más páginas vistas, tan solo por detrás de Google, Youtube y Facebook. "Para que se hagan una idea de la dimensión que tiene Educamadrid y ante algunos comentarios, ayer en España la compañía que más páginas sirvió fue Google, después YouTube, después Facebook y después Educamadrid, con 80 millones de paginas; por encima de Google España con 75 millones, de Twitter con 43 millones, el doble que Amazon con 41 millones... Somos la cuarta empresa, en este caso administración pública que suministró más páginas ayer a los ciudadanos", destacaba Ossorio.

Sin embargo, para UGT se trata de “una burla hacia la comunidad educativa considerar que ese volumen de docentes y alumnado que ha podido acceder a dicha plataforma pueda considerarse aceptable”, pues suponen un 32 por ciento del total de docentes y alumnos de los centros públicos. “La Consejería pretende ignorar que la inmensa mayoría no se pudo conectar porque la plataforma de Educamadrid se saturó a primera hora de la mañana y dejó de funcionar debido al alto volumen de conexiones”, señalan desde el sindicato.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es