23 de octubre de 2021, 14:26:55
Cultura y ocio


Aurora Bautista (actriz, 1922-2012)

Por Antonio Castro


La tumba de la actriz Aurora Bautista en el cementerio de San Justo, es un ejemplo claro de cómo ha cambiado la estética de los sepulcros en las últimas décadas.

Consta de una sobria lápida a cuya cabecera se levanta una pirámide truncada en la que se grabó una cruz blanca. Debajo se lee: Familia Bautista-Zumel. Todo el conjunto en mármol gris. Se huye del barroquismo que imperó durante el siglo XIX y buena parte del XX, apostando por la sencillez. En la lápida figuran los nombres de los padres de la actriz y sus fechas de nacimiento y defunción: Sagrario Zumel de Pablo *14-11-1894 +24-8-1975; Santiago Bautista Galeote *25-7-1901 +4-1-1992. Finalmente aparece: Aurora Bautista Zumel. Actriz. *15-10-1922 +27-8-2012.

Aurora Bautista fue una actriz a la que es inevitable relacionar con la productora española CIFESA y sus producciones con argumentos históricos. Aurora nació en Villanueva de los Infantes el 15 de octubre de 1922. Aunque estudió en Madrid su formación teatral se llevó a cabo en Barcelona. Su padre, tras la Guerra Civil, fue condenado a muerte, pena conmutada por el destierro, lo que llevó a la familia a ciudad condal. En el instituto del teatro la descubrió Cayetano Luca de Tena cuando fue a impartir una clases. Y la contrató para el teatro Español que entonces dirigía. En ese escenario comenzó su carrera y en él la terminó: en 1945 protagonizó El sueño de una noche de verano, dirigido por Cayetano, y en 1995 Picospardo’s con dirección de Mara Recatero.

Su entrada en el mundo del espectáculo fue rápida y afortunada. Cuatro años después de su presentación teatral rodó la primera película: Locura de amor, 1948, de Juan de Orduña. Su interpretación de Juana la Loca la convirtió de la noche a la mañana en una estrella. Dos años después se convertiría en Agustina de Aragón, a las órdenes del mismo director. Cuando parecía que no iba a poder desprenderse de esos dos personajes, rodó La tía Tula, 1964, con Miguel Picazo y logró una interpretación memorable.

Como tantas actrices a lo largo de las décadas del siglo pasado, emprendió la aventura americana pasando por México y Argentina haciendo cine y teatro. En México encontró al que sería su primer marido, Hernán Cristerna, con el que se casó el 7 de septiembre de 1963. Tuvieron un hijo. Más tarde, el 8 de mayo de 1989, contraería un segundo matrimonio con el empresario cubano Luis de Luis.

En la carrera teatral de Aurora hay algunos hitos muy interesantes. El año 1960 estrenó en el Eslava Yerma, de García Lorca, un autor silenciado tras la Guerra Civil. La dirigió Luis Escobar y dio origen a una de las anécdotas más conocidas del teatro madrileño. Ensayando la primera escena, la protagonista tiene que despertar a su marido. Aurora ya se puso trágica e intensa por lo que Escobar saltó de la butaca gritando: Aurorita, ¡Por Dios!, que todavía no ha pasado nada. En 1978 ella produjo y protagonizó en el teatro Martin uno de los mejores montajes sobre obras de Fernando Arrabal: Oye, Patria, mi aflicción. La censura ya había desaparecido y se quería recuperar el tiempo y los autores prohibidos. Cuatro años más tarde estuvo en el debut como dramaturgo de Vargas Llosa y su comedia La señorita de Tacna. Un año después, 1983, se empeñó en estrenar La muerte de Brunelda, del desconocido Juan Polo Barrena. El batacazo fue de los que hacen época. No podemos olvidar que también, en 1980, con La dama de Alejandría, protagonizó al reapertura del teatro Español, que había permanecido cinco años cerrado tras el incendio de 1975. Paso a paso, 1986, Cartas de mujeres, 1988, Morirás de otra cosa, 1992 y la citada Picospardo’s fueron sus últimas apariciones teatrales, bastante espaciadas como puede apreciarse.

Podría parecer que con sus comienzos cinematográficos, debería tener una extensa filmografía, pero no es así. Apenas registra treinta títulos en medio siglo de actividad intermitente. Entre sus últimas películas se encuentran Extramuros, 1985; Divinas palabras, 1987 y Amanece, que no es poco, 1989. En 2004 rodaría su última película: Tiovivo 1950.

A diferencia de tantos intérpretes de su generación, ella trabajó muy poco en televisión, siendo su interpretación más destacada para este medio la serie El olivar de Atocha, 1989.

Falleció en Madrid el 27 de agosto de 2012.

Aurora Bautista

Cementerio Sacramental de San Justo

Patio de las Ánimas

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es