21 de junio de 2021, 5:13:26
Salud

HOSPITAL DE PANDEMIAS


Falta de personal y obras "irregulares": los frentes abiertos del Isabel Zendal

Amyts se opone a llevar personal de otros hospitales al Isabel Zendal

Por Lucía Martín


Restan apenas unos días para que la Comunidad de Madrid culmine el proyecto sobre el que ha apuntalado su política anti-Covid. El Hospital Enfermera Isabel Zendal se inaugurará la segunda quincena de noviembre y el Gobierno regional comprobará si acertó fiando a esta instalación el freno al virus. Hasta entonces, Isabel Díaz Ayuso debe resolver la primordial cuestión de dotar de personal al centro 'haciendo encaje de bolillos’. Las alarmas saltaron cuando la presidenta reconoció que no contratarán nuevos sanitarios, sino que reubicarán allí a profesionales de otros hospitales, y la polémica se alimentó este miércoles al conocerse que, en caso de que no se presenten voluntarios suficientes, recurrirán al traslado directo de los efectivos sumados este año por la pandemia. Los sindicatos médicos ya han trasladado su rechazo frontal a este sistema.

“Nos oponemos radicalmente puesto que, respetando que se pueda ir voluntario, no admitimos bajo ningún concepto detraer de forma forzosa personal de los hospitales para abrir esta infraestructura que a día de hoy parece absolutamente innecesaria", apuntan desde Amyts. Su secretario general, Julián Ezquerra, pide que el hospital de Valdebebas cuente con personal propio o que, en su defecto, si se desplazan sanitarios “se sustituyan todos y cada uno de ellos”.

Así lo ha manifestado al término de la Mesa Sectorial de Sanidad monográfica sobre el hospital de pandemias celebrada ayer, en la que también estuvieron presentes CSIT, CCOO, Satse y UGT. Esta última organización sindical indica que “es incomprensible que no haya una dotación presupuestaria para contratar directamente nuevos profesionales para el nuevo centro, pero sí para la inversión urbanística y el beneficio de las constructoras”. Además, exigen que el Ejecutivo autonómico detalle cuáles son los incentivos que ha prometido Ayuso para quienes se presenten voluntarios.

Las gerencias de cada hospital de la red pública publicarán en los tablones de anuncios de los centros, en la intranet de estos y por otras vías de difusión la convocatoria de plazas. El personal estatutario, laboral o funcionario, fijo e interino, de las categorías que se especifiquen podrán solicitar su adscripción voluntaria al nuevo Hospital Isabel Zendal. La vinculación con el centro tendrá carácter temporal y durará el tiempo que se requiera para dar respuesta a las necesidades asistenciales del Covid-19.

En el supuesto de que las peticiones voluntarias no resulten suficientes, se pondrá en marcha un proceso paralelo de adjudicación directa que involucrará a los sanitarios de refuerzo contratados durante el 2020 como refuerzo. Tal como ha explicado la Consejería de Sanidad tras la reunión de la Mesa Sectorial, los profesionales percibirán las retribuciones ligadas a su centro de origen, del que “dependerán orgánicamente”, aunque en el plano funcional estén sujetos al hospital de Valdebebas.

El sindicato de enfermería Satse Madrid acepta que haya trabajadores que se apunten motu proprio, pero reclaman que su puesto sea cubierto por otro profesional de nueva contratación “para evitar que se precarice la asistencia que ofrecen las compañeras”. Según indican, en la actualidad se contabilizan hasta 1.500 bajas por enfermedad y la plantilla de enfermeros se encuentra en una situación “muy deficitaria”. Por ello, continúan con su campaña de recogida de escritos de disconformidad con los traslados al nuevo centro hospitalario. Hasta la fecha, ya han recabado más de 6.300. “Esto muestra que muchos profesionales no están conformes con la política del Sermas”, sostienen.

Sanidad garantiza refuerzos

En la línea contraria, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, aseguró en una entrevista en esRadio que “a pesar de lo que digan algunos, los profesionales ven con mucha ilusión un hospital de manera distinta al convencional porque la situación así lo requiere”. El dirigente del PP definió como un “modelo de éxito” y “ejemplo” de construcción esta infraestructura levantada en cuatro meses que “debería ser un orgullo para todo el mundo, pero que a la izquierda no le gusta". No obstante, tampoco despierta simpatía entre las asociaciones médicas, pues la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) ha descrito el proyecto como “megalómano”.

Férreo en su defensa del buque insignia de la gestión de la pandemia de su equipo de Gobierno, Escudero justificó la incorporación de sanitarios de otros centros en la necesidad de que “el personal de los hospitales que ya conozca bien cómo es el funcionamiento de este, puesto que es un modelo de hospitalización totalmente distinto, se pueda activar y realice una actividad complementaria". Por ello, ha avanzado que la activación de la plantilla se realizará de forma similar a la de Ifema. Además, ha garantizado el refuerzo de los hospitales que cedan personal al de Valdebebas.

Camas iniciales “insuficientes”

La inauguración del Hospital Enfermera Isabel Zendal en las próximas semanas será parcial, puesto que en principio solo estará operativo un módulo de hospitalización de los tres que compondrán el servicio. Cuando se complete su equipamiento, contará con 1.000 camas, pero ahora la Consejería apuesta por la apertura exclusiva e inicial del pabellón 2, donde se dispondrán unas 240 camas y 16 espacios UCI.

UGT tilda de “insuficiente” este número en relación con la presión asistencial actual y advierte de que si a esto se añade la “sustracción de profesionales” de otros hospitales del Sermas “la sobrecarga laboral seguirá en aumento sobre los trabajadores”. Por su parte, Satse incide en esta cuestión al augurar que las camas anunciadas "no resolverán los problemas de masificación y precariedad a los que se enfrentan los hospitales madrileños”.

No obstante, cabe recordar que este complejo se ha edificado en tiempo récord y se seguirá trabajando en su conclusión definitiva al tiempo que el pabellón 2 acoge a las primeras personas contagiadas con coronavirus. “Hay que adaptarse a la situación y hay que dar respuestas ágiles y en beneficio de los pacientes”, señala Escudero sobre la construcción del hospital, el cual destaca como “un buen ejemplo no solo para Madrid sino para el resto de España y para el mundo”.

CCOO ve “irregularidades graves” en las obras

Al margen de la controversia armada en torno a las contrataciones, a la Comunidad de Madrid se le ha abierto otro frente que atajar. Isabel Díaz Ayuso se ha vanagloriado de haber sido capaz de levantar el hospital de Valdebebas en un trimestre “gracias al trabajo 24 horas de 1.350 profesionales", pero CCOO ha cuestionado a qué ‘precio’ se ha alcanzado esta proeza al poner de manifiesto este miércoles la existencia de "graves irregularidades" en la construcción.

El sindicato ha expuesto en un comunicado que esta tarea está suponiendo “un elevado coste de vidas y condiciones infrahumanas para terminar el hospital en un plazo imposible de cumplir". Las mismas fuentes reprochan que han ocurrido “numerosos incidentes y accidentes por faltar protecciones colectivas e individuales” que desembocaron en un suceso mortal el pasado 1 de octubre, cuando un trabajador falleció durante su jornada por una caída desde altura. CCOO revela también que otro obrero murió a causa de un infarto que, si bien se produjo fuera de las instalaciones, el sindicato teme que sucediera “como consecuencia del ritmo de trabajo que está sufriendo el personal”.

Asimismo, la organización asevera que se ha incumplido el convenio colectivo al no fijarse tres turnos pese a que se han prestado servicios 24 horas. “En dicha obra han realizado trabajos más de 20 empresas, entre contratas y subcontratas, pero solo se ha llegado a un acuerdo en materia de jornada de trabajo con una de ellas", indican. Igualmente, CCOO apunta que “no se han respetado los descansos ni la jornada de verano”.

En consecuencia, han formulado una denuncia ante la Inspección de Trabajo para que indague tanto en el asunto relativo al accidente mortal como en la presunta violación del convenio colectivo. Por el momento, se mantienen a la espera de una respuesta por parte de este órgano. Mientras tanto, cargan contra el Gobierno madrileño por “tener solo en cuenta hacerse la foto en un hospital no acabado por encima del cumplimiento de la Ley y los derechos de los trabajadores".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es