27 de noviembre de 2020, 3:14:25
Política


Ayuso aprobará este viernes nuevas restricciones para Madrid y pone el foco en las fiestas nocturnas

Por Teresa Aísa Gasca / EP


La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este miércoles en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Gobierno que el Ejecutivo tiene previsto aprobar nuevas restricciones en Madrid que sustituirán a las que decaen este sábado con el estado de alarma, las cuales no ha matizado indicando que serán explicadas este viernes.

De esta forma, continúa la incertidumbre entre los madrileños sobre lo que podrán o no hacer a partir del próximo sábado. Sin embargo, la mandataria sí ha deslizado que han “localizado el foco” mayoritario de contagios a día de hoy, la población más joven (de 15 a 29 años) y las fiestas nocturnas, lo que podría llevar a pensar que se pretende tomar medidas de restricción enfocadas a paliar estas situaciones.

En este sentido, y al tratarse de un umbral de población mayoritariamente universitario, ha señalado que están en contacto con la consejería de Universidades, Ciencia e Innovación, que dirige Eduardo Sicilia, pero no ha matizado nada más al respecto. “Madrid ha puesto ahora sobre la mesa un debate sobre los posibles cierres por horas y esto es así porque tenemos detectado donde se están produciendo los contagios”, ha indicado Ayuso para, a reglón seguido, indicar que “el 28 por ciento de los contagios en Madrid se producen entre jóvenes de 15 y 29 años, con un índice acumulado de 582, muy por encima de la media”.

El 80 por ciento de los contagios, ha señalado, se “están produciendo en el ámbito privado y, por ejemplo, en los dos últimos fines de semana se ha intervenido en 250 fiestas privadas en Madrid y, desde el 9 de octubre, se han realiado 2748 denuncias por consumo de alcohol en la via pública”, ha recalcado Ayuso. Tal y como ha resumido, “la mayor parte de los contagios se están llevando a cabo en el ámbito privado, en las fiestas privadas y en unos horarios muy determinadas”.

Por tanto, ha señalado, “el Gobierno de la Comunidad de Madrid está ahora mismo debatiendo qué medidas quirúrgicas poner sobre la mesa para ir mejorando estos índices de contagio sin perjudicar más a nuestra tocada economía”. Sin embargo, y a pesar de las cifras dadas, la presidenta ha rechazado la idea de llevar a cabo un hipotético “toque de queda universitario”, respecto al que ha señado que “estoy por las medidas que no sean restringir las libertades y menos por tramos de edades sin tener ningún dato técnico”. “No sé ni siquiera si legalmente existe una constitución que recoja algo semejante”, ha matizado Ayuso.

A este respecto, Ignacio Aguado, vicepresidente regional, ha señalado que “ya se han tramitado más de 100 expedientes sancionadores en la Comunidad de Madrid a estudiantes de universidades públicas en nuestra región que implican multas de hasta 1.000 euros y, en algunos casos, conllevan la expulsión definitiva o temporal de la residencia de estudiantes” en las que se alojan algunos de ellos. Dicho esto, ha hecho un llamamiento a los estudiantes universitarios de la Comunidad de Madrid, a quienes les ha pedido “responsabilidad” para que las “fiestas universitarias y novatadas” no se conviertan en “tristes fiestas en una UCI o un tanatorio”.

“Medidas sensatas”

“Como todos saben, a partir de este sábado Madrid tiene que seguir con sus órdenes sanitarias y por tanto lo que vamos a hacer es detallar y relatar una que pondrá en funcionamiento la consejería de Sanidad este sábado y que se anunciará este viernes”, ha dicho la mandataria regional. A lo largo de estos días, ha indicado, el Gobierno regional se ha reunido con diferentes sociedades médicas, entre ellas los colegios de Odontólogos, Médicos, Farmaceuticos, Psicólogos, Enfermeros y Fisioterapeutas, para diseñar “medidas quirúrgicas” que no enfrenten a la salud con la economía pero que vayan “a los focos de contagio”.

“Esto es así porque las propias sociedades médicas nos trasladan que la economía también es salud, y que de hecho se está produciendo un aumento en el caso de diagnóstico de depresiones, dejadez de la salud dental o los tratamientos fisioterapeuticos”, ha explicado la presidenta. Para Ayuso, sería "más fácil cerrarlo todo" pero es importante "mantener el pulso a la economía madrileña". En este punto, ha hecho hincapié en que esta es "fundamental para la Comunidad" y ha defendido que son "sensibles a los sector económicos perjudicados durante estos meses por la pandemia". Según ha defendido, en su Gobierno tienen claro "lo importante que es papel del empleo, de la economía, de los autónomos y del comercio".

“La salud y la economía van de la mano, nos lo dicen los propios profesionales, y nosotros somos un Gobierno sensato, moderado y liberal que tiene que apostar por medidas sensatas que no enfrenten a la economía y la salud”, ha matizado. Así, ha incidido en que apuesta por medidas "sensatas" que vayan de manera directa allá donde está el contagio. La presidenta de la Comunidad cree que "entre la pasividad y el extremo" es necesario buscar un punto "intermedio".

"Hay que ir al foco de los contagios, a las actividades donde se están produciendo estos. Además, suelen ser en zonas que no generar ningún valor económico, como pueden ser fiestas privadas, reuniones familiares de más personas que las indicadas. Queremos estudiar medidas para evitarlos", ha subrayado. La presidenta ha hecho hincapié en que quitar tomar decisiones, en el ámbito de sus competencias, allá donde no perjudiquen "aún más la economía".

La dirigente madrileña ha incidido en que, a su parecer, "el cierre de la hostelería llevaría el consumo a los domicilios". "Un cierre excesivo puede provocar el efecto contrario y el no tomar medidas concretas, también. Esto es muy complicado como estamos viendo en toda España", ha declarado. La presidenta de la Comunidad ha avanzado, en la línea de lo expresado por su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, que quieren continuar con su estrategia de zonas básicas de salud, porque se han mostrado "efectivas".

Ley y Orden

Ayuso, ha sostenido que en España durante los meses de la pandemia ha faltado "ley y orden" y ha hecho hincapié en que al país le ha faltado una ley. Así, ha incidido en que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, afirmó el 13 de mayo que "hacia falta una reforma legal para no tener que recurrir al estado de alarma".

"Desde entonces y hasta ahora hemos perdido un tiempo maravilloso para que el Gobierno tuviera preparada una legislación común a toda España y que nos sirviera de paraguas para evitar el sinsentido normativo y en muchos casos judicial que hemos tenido las distintas autonomías", ha apuntado. Para Ayuso, además, tampoco ha habido "orden" en muchos casos porque se ha necesitado la colaboración del Ejecutivo central, a través de su Delegación en Madrid, para recibir ayuda de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y hacer efectivos los confinamientos y las restricciones por zonas básicas.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es