26 de noviembre de 2020, 6:13:20
Educación


Un estudio de la UCJC evidencia la importancia del sistema educativo para equiparar las oportunidades de los estudiantes tras la pandemia

Por MDO


La Cátedra de Políticas Educativas de la Universidad Camilo José Cela, dirigida por Francisco López Rupérez, ha dado a conocer las conclusiones del estudio 'A vueltas con la equidad en educación'. Una aproximación empírica en la perspectiva de las consecuencias que aborda los previsibles efectos que, como en toda crisis económica profunda, tendrán las secuelas de la crisis sanitaria del Coronavirus sobre nuestro sistema social y educativo, y pretende esclarecer el impacto social o económico que tiene para nuestros jóvenes en edad adulta el mayor o menor grado de acierto del sistema educativo.

"Existe un consenso amplio entre los especialistas de que la pandemia tendrá un impacto notable en los sistemas educativos", ha concluido el director de la Cátedra de Políticas Educativas de la UCJC. En la presentación del estudio, que ha tenido lugar en el Campus de Almagro de la UCJC y que se ha retransmitido virtualmente en directo, López Rupérez ha explicado el análisis -realizado en los últimos meses por la Cátedra- de datos nacionales e internacionales, incluidos los de la evaluación de PISA 2018, para fijar la atención en algunas políticas y posibles consecuencias en materia de equidad educativa, desde un enfoque comparativo por comunidades y ciudades autónomas.

La igualdad de oportunidades en educación es un pilar básico de la equidad que sustenta la cohesión social y que está vinculada a la atención de derechos fundamentales en una sociedad avanzada. A lo largo de la última década se han estancado en España los resultados en PISA o la tasa de población joven que ha completado al menos la educación secundaria superior. El informe señala, además, que factores tales como el nivel de desempleo de la población joven o el riesgo de pobreza o de exclusión social, están fuertemente vinculados al nivel de formación, por lo que “la eficacia de la Educación constituye, a la postre, la piedra angular de cualquier sistema educativo que aspire a la equidad”.

Con un 28,7% de tasa de repetición, España ocupa la tercera posición del ranking de países de la Unión Europea. El estudio establece una fuerte asociación entre el nivel socioeconómico y cultural y la tasa de repetición de curso, así como un vínculo intenso entre repetición y resultados académicos (tasa de graduación en la ESO). Por este motivo, el informe recomienda evaluar el impacto y la efectividad de las políticas de compensación educativa vigentes, así como desarrollar políticas para la detección precoz y la consiguiente actuación de prevención con alumnos en riesgo, así como la recuperación de programas especiales orientados a la reducción de la repetición escolar.

Por otra parte, el informe evidencia la brecha de origen socioeconómico en relación con las expectativas de los estudiantes de 15 años que quieren continuar sus estudios superiores. En sintonía con los análisis internacionales, por lo general los alumnos aspiran a profesiones y estudios que dependen de su nivel socioeconómico. Por este motivo, el presente informe ofrece recomendaciones específicas relacionadas con un mayor aprovechamiento del sistema de orientación profesional en el marco de los Departamentos de Orientación, muy especialmente en los centros socioeconómicamente desaventajados.

En cuanto a la preparación y la cualificación del profesorado y personal de apoyo en nuestro país, el estudio refleja la escasez de personal docente (un 40,8% en los centros desaventajados socioeconómicamente, frente a los aventajados, con un 25,7%), y también la falta notable de personal de apoyo (54,8% de los centros desaventajados frente al 47,8% de los aventajados).

En materia de recursos educativos, se observa una escasez de materiales de enseñanza (45,2% en los centros desaventajados económicamente y 17,6% en los aventajados), sin bien demuestran una mejor calidad de recursos materiales. También se concluyen déficits apreciables en materia de infraestructuras, que sobrepasa el 46% tanto en cuanto a escasez como a inadecuación. En cuanto a los recursos digitales y uso de internet, se evidencia que un 22,5% de los alumnos no utilizan internet en el colegio, y cerca de la mitad (48,8%) no lo usan o lo hacen menos de media hora al día. Un 44,7% de los centros educativos no disponen de ordenadores portátiles, tampoco tabletas (68,3%) o libros electrónicos (78,9%). Por este motivo, en las conclusiones del informe se anima a potenciar plataformas digitales para que el profesorado aproveche los recursos de internet o promover acuerdos para avanzar en la personalización de la enseñanza.

El estudio propone una serie de recomendaciones concretas para los decisores de las políticas educativas, los directores de los centros educativos y los profesores, junto con una propuesta de carácter general: la inspiración en las principales reformas puestas en marcha por Portugal, cuyos resultados en Educación vienen mejorando significativamente desde los inicios del presente siglo. Entre las medidas puestas en marcha por el país vecino están la orientación a los resultados, la ambición por la mejora del rendimiento escolar, la consideración de los resultados para formular políticas o la mejora de la financiación del sistema educativo.

En cuanto al uso de las tecnologías digitales, el estudio anima a su utilización, incluido internet, para reforzar la enseñanza y facilitar la comprensión y dominio de los contenidos por parte de los alumnos; para provocar un impacto sobre las habilidades, conocimientos y actitudes de los alumnos, con el objetivo común de mejorar el rendimiento de los estudiantes y su nivel formativo. También recomienda la generalización de prácticas orientadas a una mayor personalización de la enseñanza y a un análisis de los aprendizajes basado en datos y a su uso para mejorar la práctica docente y los resultados de los alumnos.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es