24 de noviembre de 2020, 3:03:29
Política


La Comunidad y el Ministerio de Sanidad trabajan ya en la orden autonómica post-estado de alarma

Por MDO


La situación sanitaria actual ha sembrado sin duda la incertidumbre en todos los madrileños. El próximo viernes vence el plazo de dos semanas desde que entró en vigor el estado de alarma en Madrid capital y otros ocho municipios y nadie parece saber cuál será el próximo paso a llevar a cabo.

Los casos en la Comunidad de Madrid continúan subiendo, al igual que la incidencia por cada 100.000 habitantes, por lo que es necesario contar con un plan que sustituya a las restricciones ahora vigentes y ponga a raya las cifras que está cosechando la región.

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado este lunes que técnicos del Ministerio de Sanidad y de la Consejería de Sanidad de la Comunidad están reunidos trabajando en la orden que recogerá estas nuevas restricciones.

En una entrevista en Telemadrid, el segundo de Isabel Díaz Ayuso ha indicado que será una orden autonómica la que regulará "la forma de proceder en las próximas semanas". Todavía no se conoce cómo serán estas medidas, si seguirán la tónica de las ahora impuestas, si se asemejarán a las establecidas en las zonas básicas de salud o si cambiarán radicalmente.

Según Aguado, esta nueva directriz tendrá que "conseguir, por un lado, seguir bajando la curva" y por otro conseguir que la sociedad sea consciente de que "vienen curvas, semanas difíciles", y que es importante que los ciudadanos sean "responsables".

Este fin de semana, el vicepresidente ya mostró su disconformidad con las medidas que plantea la presidenta regional, y planteó la posibilidad de "hacer una parada" para poder llegar a la Navidad con una curva de contagios más doblegada.

A esto respondió Díaz Ayuso, que hizo hincapié en que la economía se encuentra al borde de la quiebra, y realizar un "parón" supondría "rematarla".

"Sigo abogando por las políticas de la Consejería de Sanidad, dialogadas con el Gobierno y el resto de Ayuntamientos, y juntos buscar soluciones sensatas donde, mientras convivimos con este virus que parece que va a estar durante un largo tiempo, podamos ir acabando con el virus y no rematar la economía, porque nos estamos hundiendo", destacó la regidora.

Asimismo, defendió una vez más las "medidas sensatas" que estaba aplicando la Comunidad y que le gustaría "negociar con el Gobierno de España como seguir aplicándolas con su ayuda" para que sean "más eficaces", en referencia a las zonas básicas sanitarias.

A pesar de estas discrepancias entre Presidencia y Vicepresidencia, lo que está claro es que para tomar las decisiones que vengan después del estado de alarma deberán contar con la supervisión del Gobierno central, con el que, como ha informado el vicepresidente Aguado, ya se está trabajando.

El vicepresidente cree que es necesario aumentar las restricciones "ahora", porque a mitad de diciembre "ya será tarde", como ha destacado en esta entrevista, y se tendrá que mandar a los ciudadanos a "sus casas encerrados" sin "más remedio". Su objetivo para Madrid es el mismo que el de la Unión Europea: 25 contagios por 100.000 habitantes.

"Se puede conseguir si vamos todos a una", ha subrayado, al tiempo en el que ha asegurado que muchos empresarios están dispuestos a hacer "un sacrificio" de 14 o 21 días y poner "un sistema de contención duro" antes que estar viviendo "dos o tres meses de asfixia económica".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es