31 de octubre de 2020, 21:31:03
Entrevistas

ENTREVISTA A ALFONSO SERRANO


"Sectores de la izquierda parecen desear otra desgracia en Madrid para echársela en cara a Ayuso"

Por Ángela Beato


Cuando se cumple un año de la llegada de Isabel Díaz Ayuso a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, uno de sus más estrechos colaboradores, Alfonso Serrano, portavoz del Partido Popular en la Asamblea madrileña, echa la vista atrás y comparte con Madridiario sus impresiones sobre este primer año de legislatura tan intenso.

El que fue jefe de campaña de la actual presidenta no podía ni imaginar aquel 14 de agosto de 2019 que ese primer Gobierno de coalición tendría que enfrentarse pocos meses después al desafío de gestionar toda una pandemia. Serrano admite errores, pero defiende que el Ejecutivo en pleno ha estado volcado “al cien por cien y desde el minuto uno en atajar esta crisis y en solventarla”.

Pregunta: Ahora que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso acaba de cumplir su primer año es obligado hacer balance. ¿Se atreve a ponerle una nota?

Respuesta: La nota la deben poner los ciudadanos, aunque por las encuestas publicadas que hemos conocido yo creo que el balance que hacen los madrileños, que es a quien nos debemos, es bastante positivo en un contexto y ante un reto inédito en Madrid, como es esta crisis sanitaria que hemos padecido con más virulencia si cabe que ninguna otra comunidad española. La legislatura arrancaba con múltiples proyectos en lo económico, en lo social, para seguir siendo motor económico de España y la comunidad más solidaria de todas. Evidentemente todos esos planes se han visto perjudicados porque hemos tenido que hacer frente a esta crisis en la que Madrid, como bien dice la presidenta, ha estado sola ante la inoperancia del Gobierno de España que, como estamos viendo también en esta nueva fase en que nos encontramos, deja mucho que desear.

P: Cuando usted afrontaba el reto de llevar la campaña de la candidata a presidenta regional, ¿imaginaba lo duro que iba a ser este primer año?

R: Yo creo que nadie, ni quienes estábamos en la campaña entre enero y mayo de 2019, ni quienes estábamos en la Asamblea en estos días cuando se cumple un año de la investidura de la presidenta. Sabíamos que esta legislatura iba a ser un reto difícil, sabíamos que este primer año iba a ser complicado, que se nos iba a mirar con lupa porque era la primera experiencia de un Gobierno en coalición en la Comunidad de Madrid, pero evidentemente a nadie se le pasaba por la cabeza tener que hacer frente a esta crisis epidemiológica para la que nadie esta preparado. Y a pesar de los datos y siempre con el recuerdo de los fallecidos y el drama que hemos vivido en las residencias de la Comunidad de Madrid, como en otras comunidades autónomas, yo creo que Madrid ha sido un ejemplo, en muchos aspectos, de responsabilidad ciudadana y colectiva, de grandes profesionales sanitarios y de un Gobierno que, como todos, habrá cometido errores, pero ha estado volcado desde el minuto uno al cien por cien en atajar esta crisis y en solventarla.

P: Centrándonos en lo político, ¿qué ha sido lo más difícil? ¿La convivencia con Ciudadanos, la presión de Vox, el marcaje de la izquierda o la permanente sombra de una moción de censura?

R: Lo más complicado es que las formaciones que hemos hecho posible este Gobierno, que hemos convertido en realidad esa mayoría de centro-derecha que dieron las urnas, seamos conscientes de que la izquierda no quiere a Madrid, quiere el poder en Madrid. Por lo tanto, cualquier debilidad que encuentren en nosotros la van a utilizar para tratar de atacar y derribar a un Gobierno que es el que han votado los madrileños.

De la izquierda no me ha sorprendido nada. Siguen pensando que tenían que gobernar ellos. Su objetivo a batir es la Comunidad de Madrid, desde el propio Pedro Sánchez desde la Moncloa. Lamentablemente esta izquierda nunca ha estado en los grandes proyectos de la Comunidad de Madrid, en los grandes avances. Sacar adelante Madrid Nuevo Norte, nuevos proyectos en infraestructuras de Metro, avanzar en la estrategia de repoblación y de apoyo al sector rural y al campo madrileño… todo se ha hecho a pesar de que la izquierda en ningún momento ha estado dando apoyo ni sumando esfuerzos en la Comunidad de Madrid.

"Las tres formaciones debemos ser conscientes de que es más lo que nos une que lo que nos distancia"

Así que yo creo que lo más difícil de este año ha sido eso, la primera experiencia de un Gobierno en coalición en la Comunidad y ser conscientes las tres formaciones de que es más lo que nos une que lo que nos distancia y que debemos ser capaces de primarlo. La presidenta lo intentó, lo llevó a cabo durante toda la etapa de negociaciones y no ha dejado de hacerlo durante todo este año. Ojalá entre el resto de formaciones cunda el ejemplo y seamos capaces de sacar adelante grandes proyectos en beneficio de los madrileños.

P: ¿En algún momento, la presidenta ha estado realmente tentada de decir ‘hasta aquí’ y forzar un adelanto electoral?

R: Desde el máximo respeto a los medios de comunicación, yo creo que es más una cuestión de que puede haber pequeñas diferencias, pero desde que Isabel Díaz Ayuso es presidenta, su objetivo ha sido sacar adelante la legislatura y trabajar por los madrileños. Y desde finales de febrero y principios de marzo, lo único que ha tenido en mente es atajar esta crisis sanitaria. Ahora lo que nos preocupa sobre todo es que esa crisis sanitaria no vuelva y poder reactivar la comunidad y reimpulsarla, porque hay muchos proyectos vitales de muchos empresarios, emprendedores, autónomos, de miles de familias que se encuentran en una situación muy complicada y que miran a un Gobierno que les va a dar confianza y seguridad para llevar a cabo sus proyectos.

P: De lo que se habla también últimamente es de una posible remodelación del Gobierno regional que podría estar ligada a los apoyos para sacar adelante los presupuestos después del verano.

R: La presidenta ya ha hablado sobre ese asunto y me remito a lo que ella ha dicho, que en principio, por ahora, no tiene pensado hacer cambios en el Gobierno, que en este momento todos los consejeros están de guardia, trabajando en bloque y son absolutamente imprescindibles. Aunque, como ya dijo en un pleno en la Asamblea, si una vez pasados los presupuestos, veía que era necesario reducir Gobierno, lo haría, pero no solo por compromiso con otros partidos sino por coherencia.

P: Hablemos del coronavirus que ha sido lo que ha terminado marcando este primer año de Díaz Ayuso como presidenta. ¿Ha sabido afrontar la Comunidad de Madrid esta crisis sanitaria sin precedentes?

R: Ninguna administración tenía experiencia en atajar este tipo de crisis y ella siempre lo ha dicho, no se siente orgullosa cuando ha habido tantos fallecidos en Madrid. Pero podemos estar satisfechos, y creo que así lo reconocen los madrileños, porque a pesar de todo hemos sacado adelante esta primera fase. Fuimos capaces de traer en un contexto internacional de gran competitividad, luchando contra países, más de 20 aviones de material sanitario mientras el Gobierno de España lo impedía. Fuimos capaces de hacer un hospital en 48 horas. Y es curioso, porque esto del hospital de Ifema la izquierda lo critica, cuestiona su coste, pero es la misma izquierda que en Valencia lo hizo, se gastó ocho millones de euros y ni siquiera llegó a abrirlo.

Este Gobierno ha estado prácticamente el cien por cien del tiempo dedicado a esto, tanto en competencias de política social, sanidad, educación, atendiendo a los municipios desde el área de política local, trabajando con los sectores de la cultura… Así que el balance puede ser positivo teniendo en cuenta que, cuando hay fallecidos y tanto drama humano y familiar, evidentemente no se puede sacar pecho sino ser humildes y seguir mejorando para que estas cosas no vuelvan a ocurrir en nuestro país.

P: ¿La mayor sombra para ustedes es cómo se ha cebado el coronavirus con los mayores? ¿Cree que se podía haber gestionado mejor la crisis en las residencias?

R: Sin duda ese ha sido el gran problema, pero no solo en Madrid, sino en toda España y en otros países de la Unión Europea. El problema es que hay quien ha querido ver que lo que ocurre aquí no ocurría en otras comunidades y es falso. Se habla del modelo residencial en la Comunidad de Madrid, de la colaboración público-privada, y vemos cómo en otras comunidades, donde el porcentaje de fallecidos en residencias sobre el conjunto de fallecidos en esa comunidad ha sido del 80 y el 90 por ciento, con modelos residenciales donde prima lo público. Entonces no es una cuestión de modelo. El virus ha irrumpido como en ningún sitio en la Comunidad de Madrid porque somos una región densamente poblada y con una alta movilidad. Y eso ha afectado a toda la Comunidad y aquellos sectores más vulnerables se han visto más perjudicados que en otros lugares.

Evidentemente nadie está satisfecho con la cifra de mayores fallecidos en las residencias y seguramente habrá que mejorar muchas cosas. Por parte del Grupo Popular estamos abiertos a escuchar opiniones, pero no a lo que hace la izquierda, que es utilizar este virus no para tratar de acabar con él, sino para tratar de acabar con el Gobierno. Todos recordamos esas lamentables declaraciones del delegado del Gobierno y secretario general del Partido Socialista de Madrid diciendo que “habría que retorcer esto de las residencias para ver si conseguíamos acabar con el Gobierno de la Comunidad de Madrid”.

P: ¿Les preocupa que la Marea Blanca haya pedido al Gobierno Central una auditoría urgente a la Comunidad por la gestión sanitaria de la crisis del coronavirus?

R: La Marea Blanca es un movimiento claramente vinculado a la izquierda radical, a Podemos y Más Madrid. Que Podemos le pida algo al Gobierno donde está Podemos entra una vez más en ese uso espurio que hacen de las instituciones. No vi a la Marea Blanca preguntar por el material que el Gobierno de España no mandaba, ni tampoco cuestionar su falta de previsión en marzo.

P: Ahora que parece que nos encaminamos a una segunda ola, ¿está la región preparada para afrontarla? ¿En qué situación se encuentran hospitales y centros de salud? Algunos centros sanitarios están empezando a posponer operaciones.

R: Se posponen operaciones en el periodo estival porque la gente se coge vacaciones dentro de lo que es la normalidad. Yo quiero mandar un mensaje de tranquilidad en estos momentos. Hay algunos que tratan de generar miedo y me da la sensación de que determinados sectores de la izquierda política y mediática parece como si estuvieran deseando que ocurriera otra desgracia en Madrid para poder echársela en cara a Isabel Díaz Ayuso. Los hospitales no están saturados, la Atención Primaria no está saturada ni mucho menos. Se habla, por ejemplo, del número de ingresados en el 12 de octubre, entre 80 o 90 según el último dato, en un hospital de 1.300 camas. El otro día salía un médico del Hospital de El Escorial explicando cuál era la situación epidemiológica de este momento en Madrid que es de control absoluto y con unos datos y unos porcentajes que nada tienen que ver con los picos de marzo y abril de este año.

"La izquierda nunca está satisfecha con lo que hace la Comunidad de Madrid"

Por tanto, con toda la prudencia podemos decir que el sistema está preparado y es capaz de ser flexible para adaptarse a nuevas realidades. Ya lo hemos dicho, estamos construyendo un hospital de emergencia, vamos a habilitar dos pabellones de Ifema por si hiciera falta, hemos aumentado el número de rastreadores, que es otra de las polémicas de los últimos días. Se nos criticaba por no tener los 400. Ahora tenemos más de 500 y se nos dice que hay que tener 1.000. El caso es que la izquierda nunca está satisfecha con lo que hace la Comunidad de Madrid. Creo que esto es un problema y una grave diferencia que tenemos con otras comunidades autónomas en las que el PP ha estado apoyando a otros gobiernos autonómicos. Aquí, sin embargo, está por ver una medida, una sola medida del gobierno de la comunidad en la que haya habido un apoyo público y explícito por parte de la izquierda madrileña. No lo ha habido. Ni cuando fuimos los primeros en cerrar colegios, en limitar el acceso a las residencias, cuando empezamos a tomar medidas para comprar materiales, cuando le pedíamos ayuda al Gobierno de España en determinadas cuestiones, nunca tuvimos el apoyo de los grupos de la oposición, que han estado más pendientes de generar bulos y de montar campañas utilizando el dolor de los familiares de las residencias para tratar de atacar al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

P: Sobre la polémica con los rastreadores, ¿por qué la Comunidad de Madrid no aceptó la oferta del Colegio de Médicos de proporcionarle casi 1.800 médicos para realizar esas labores de rastreo?

R: Cuando se empezó con el tema de los rastreadores, Fernando Simón, que a veces dice verdades, no siempre se equivoca, dijo claramente que el criterio del número de rastreadores tenía mucho que ver no solo con la población sino con los datos epidemiológicos del momento, y que en función de las características de cada comunidad se podía atender a otros criterios. Lo importante no son solo los rastreadores, lo importante es poder detectar a tiempo los contagios. Por eso nosotros tenemos una amplia red de Atención Primaria y con las casi 15.000 PCR diarias que se hacen en la Comunidad, ahora reforzadas con esas PCR que vamos a hacer de manera masiva en los distritos y municipios con mayor incidencia, nos van a permitir tener una detección precoz en la que evidentemente no hace falta a lo mejor ese número de rastreadores. En cualquier caso, la Comunidad está preparada para aumentar ese numero de rastreadores si hiciera falta.

Yo desconozco si efectivamente ha habido ese ofrecimiento real de 1.500 profesionales, con nombre y apellido, del colegio de médicos. Lo que sí digo es que la Comunidad de Madrid está trabajando en colaboración con todas las administraciones, con todos los representantes de las entidades sanitarias y que la situación en estos momentos es de control y de normalidad.

P: El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado que el Gobierno no se plantea en este momento volver a asumir el mando único en la gestión de la crisis y que confían en que las nuevas medidas adoptadas a nivel nacional y las que ya se estaban aplicando por comunidades son suficientes. ¿Está de acuerdo?

R: Lo que yo recuerdo es que durante el estado de alarma se decía que no podía mantenerse un confinamiento sin un estado de alarma y llevamos viendo todo el verano cómo determinados municipios son confinados de manera concreta con el acuerdo de un juez o por la decisión de un Gobierno autonómico. A mí me sorprendió mucho el ministro Illa el otro día cuando dijo que por primera vez había habido medidas coordinadas. Oiga, es tremendo que llevemos seis meses de pandemia y el Gobierno de España por primera vez haya tenido esa voluntad de coordinarse. Es lo que tenía que hacer desde el primer momento, coordinarse con las comunidades autónomas. No lo hizo por ejemplo cuando decidió la compra centralizada de material y bloqueó las compras de determinadas entidades y administraciones, como han reconocido comunidades gobernadas por el PSOE. Lo que tiene que hacer es escuchar más y atender mejor a las demandas de las comunidades autónomas.

"Es tremendo que llevemos seis meses de pandemia y el Gobierno de España por primera vez haya tenido esa voluntad de coordinarse con las comunidades"

En este momento sin necesidad de estado de alarma, se requiere una voluntad real de coordinarse. No hablamos de imponer, como hacía Pedro Sánchez estos meses, que reunía a los presidentes los domingos para decirles lo que ya había filtrado a los medios de comunicación. No se consensuaban las medidas y eso es lo que hace falta, consensuar medidas y buscar acuerdos para sacar a este país de la situación en la que nos encontramos.

Mire, todas las familias están ahora preocupadas por la vuelta al colegio. Yo entiendo que es un clamor que la gente quiere que sus hijos vayan al colegio y que las autoridades tienen que tomar las medidas teniendo en cuenta la situación y garantizando la seguridad de nuestros niños, la comunidad educativa y los docentes. Pero para eso hace falta planificarlo con tiempo, tener los mecanismos y hacer como otros países que aportan dinero y soluciones, pero a nivel de Gobierno central, no dejando que cada comunidad autónoma vaya por libre y que se busque sus propias soluciones. Nosotros somos capaces, y lo hemos demostrado en Madrid, de tomar medidas, como el cierre de colegios, que nos adelantamos al resto.

P: Ya que menciona la vuelta al cole, Podemos exige una reunión urgente entre Ayuso y la comunidad educativa para que comienzo del curso sea seguro. ¿Tiene el Gobierno regional bien atado el protocolo de actuación para el regreso a las aulas?

R: Lo primero que tiene que hacer Podemos es dar explicaciones de sus casos de corrupción, que está imputado el propio partido y que afectan a la pareja de la propia portavoz, Isa Serra, que no olvidemos que no solo es portavoz de Podemos en la Comunidad de Madrid, sino que es portavoz del partido a nivel nacional y su pareja es un alto cargo del Gobierno de Pedro Sánchez y uno de los máximos responsables del partido. Yo creo que en estos momentos está para dar muy pocas lecciones y menos al Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Este Gobierno ya planteó al inicio del verano cuatro posibles escenarios, que iban desde el más idílico de la vuelta a la normalidad absoluta hasta el escenario en el que tendríamos que volver a la situación de confinamiento, y dos escenarios intermedios en que se combina la parte presencial con la parte telemática o los turnos en algunos casos. Evidentemente eso requiere de medios y de planificación. Pero volvemos a lo de siempre. Por mucho que las competencias sean autonómicas en el ámbito educativo, el arranque del curso en la Comunidad de Madrid igual que en Castilla y León o en la Comunidad Valenciana no va a ser como le dé la gana a cada consejero de Educación, va a haber unas directrices marcadas por el Gobierno de España desde el punto de vista de la salud pública. Los escenarios están planteados, los medios también, pero estamos a la espera de esa famosa reunión que dijeron que iba a haber a finales de agosto de las Consejerías de Educación con el Ministerio para ver cuál es la medida que se toma en toda España que yo creo que debe ser así, medidas que se tomen a nivel nacional.

"Por mucho que las competencias sean autonómicas, el comienzo de curso no va a ser como le dé la gana a cada consejero de Educación"

Quiero recordar, además, que desde la consejería de Educación se mantuvo una comunicación directa e individualizada con cada centro escolar de la Comunidad de Madrid para saber cuáles eran sus necesidades de infraestructuras, su situación del profesorado, conocer cuáles eran las necesidades en función de cada uno de los escenarios que se planteen. Por tanto, tenemos claro cuáles son las necesidades de cada centro educativo de la Comunidad de Madrid y en función de lo que nos encontremos cuando empiece el curso y de las reuniones que tengamos con el Ministerio de Educación, será cómo se activen esos refuerzos para cada centro.

P: Por último, centrados en lo económico, ¿se atreve a pronosticar cuánto tardará Madrid en recuperar su ritmo y volver a ser la locomotora económica del país?

R: Cuando no se nos permitía pasar de fase y luego descubrimos que no era una decisión de un comité de expertos, que no existía y nos mintieron a todos los españoles, y especialmente a los madrileños, sino que fue una decisión política, un castigo a Madrid, dijimos que ese retraso iba a tener costes económicos y por tanto costes sociales para los madrileños. Ahora lo hemos visto, en el sentido de que nos está afectando mucho esta crisis económica derivada de la crisis sanitaria. Pero al mismo tiempo vemos que hemos cerrado el año siendo los primeros en PIB y, a pesar de todo, en el mes de julio hemos liderado la creación de empresas en el país.

Por tanto, lo que hace falta para impulsar la Comunidad y reactivar la economía, sin duda, es certeza, seguridad, solvencia y confianza. Y eso yo creo que los madrileños lo tienen en el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso y en la coalición entre el Partido Popular y Ciudadanos, un Gobierno que va a seguir apostando por una fiscalidad baja, por apoyar a los autónomos, a los emprendedores, por la colaboración público-privada, porque no hay mejor política social que la creación de empleo, eso lo hemos demostrado siempre en la Comunidad de Madrid y han sido estas políticas que llevamos aplicando en los últimos años las que han hecho que la región fuera motor económico de España y la comunidad más solidaria.

Esas cuestiones, que no son capricho del PP, que son la voluntad de los madrileños manifestada en las urnas cada vez que ha habido que pronunciarse, que apuestan por estas políticas, son sobre las que tenemos que hablar para que cuanto antes salgamos de la crisis económica, volvamos a reactivar la economía y esas miles de personas que están en el paro o en un ERTE recuperen su trabajo y puedan mirar al futuro con optimismo.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es