25 de noviembre de 2020, 18:43:58
Salud


Madrid estudia medidas más restrictivas en residencias

Por MDO/E.P.


La Comunidad de Madrid ha diseñado un borrador de protocolo que contempla medidas más restrictivas en ámbito de visitas e ingresos en las residencias de la región en función de la situación serología de cada centro y su grado de inmunidad de sus internos, que se aplicará en función de la incidencia de Covid-19 en la región y en función del riesgo de que el virus pueda entrar en estas instalaciones.

Según el documento elaborado por la Dirección General de Coordinación Sociosanitaria de la Consejería de Sanidad, se propone "acordar un umbral epidemiológico a nivel comunitario, a partir del cual esté justificada la toma de estas medidas más restrictivas en el ámbito de las visitas e ingresos en las residencias en función de la serología de cada centro".

El primer nivel se propone para una incidencia acumulada en Madrid inferior a 50 casos durante la última semana y en el que estarían permitidas ingresos bajo los criterios establecidos, salidas de ancianos y tres visitas a la semana de una hora de duración con cita previa.

El segundo escenario pauta ya medidas restrictivas si la incidencia del Covid-19 oscila entre 50 y 80 casos por cada 100.000 habitantes, situación que ya contempla la "probabilidad moderada" de que una persona "que viene de la comunidad sea portadora del virus".

Aquí se tendrá en un cuenta la prevalencia de residentes con anticuerpos IGG con una serie de estadios para este escenario. Para las residencias con nivel de inmunidad "alto" (definidas como aquellas con superior al 70 por ciento de residentes con IgG +) se pauta ingresos, salidas y las tres visitas semanales mientras que en centros con inmunidad medio (con 50-70% de residentes con IgG +) no habrá salidas y las visitas se limitan a dos. Finalmente, en las residencias con una proporción inferior a residentes con IgG + no se permitirán ni ingresos ni salidas, con visitas limitadas a dos semanales de media hora.

El nivel tres es el más restrictivo y se pauta en una incidencia superior a 80 casos por cada 100.000 habitantes y se maneja que la probabilidad de que entre una persona positiva de Covid-19 es "elevada".

Aquí, de nuevo se estipulan tres estadios en función de la inmunidad del centro y en aquellas residencias con volumen elevado no se permitirán ingresos ni salidas, aunque sí dos visitas semanales de media hora.

Para centros con nivel medio (entre 50 y 70% de residentes con anticuerpos) tampoco habrá ingresos ni salidas, además de limitar las visita a una a la semana. Para las residencias con nivel bajo de inmunidad, el planteamiento inicial de la Consejería plantea que habrá restricción total de visitas, ingresos y salidas.

Aumento progresivo de brotes

El texto especifica que en las últimas semanas se ha detectado un aumento progresivo de brotes de coronavirus en la Comunidad de Madrid, algunos afectando a centros socio-sanitarios, por lo que es "preciso valorar la necesidad de tomar medidas de restricción de movilidad, reducción de relaciones sociales y cierre de determinadas actividades en función de la evolución epidemiológica".

La Consejería recuerda que las personas mayores internas en centros sociosanitarios son grupo de "mayor riesgo", como se ha demostrado en los meses de marzo y abril, y que se tiene que preservar su salud junto a "estímulos intelectuales y emocionales", por lo que es necesario que haya visitas de familiares y salidas al exterior, pues como indican las sociedades científicas, "esto también es salud pública".

"Los brotes en centros socio-sanitarios es previsible que vayan a continuar, a pesar de todas las medidas adoptadas por la Comunidad de Madrid, dada la alta contagiosidad de este virus y la atípica presentación que puede tener en pacientes institucionalizados, pero aprender a vivir con el virus y mantener las relaciones sociales es necesario para la calidad de vida de nuestros mayores", apunta Sanidad.

Por ello, ve "imprescindible" insistir en la importancia que las visitas tienen en las familias y los residentes y es "imperativo" que los centros las faciliten, en función de su situación particular.

Sin embargo, todo ello se debe ponderar la ecuación "riesgo y beneficio" pautando el régimen de actividades del centro en función de la situación epidemiológica de la Comunidad de Madrid, y la de cada centro. En este sentido durante el verano se va a completar el mapa serológico, que permitirá determinar el grado de inmunidad de los residentes y trabajadores de cada centro.

"Independientemente de la situación epidemiológica de la Comunidad de Madrid, es necesario una reseña para aquellos centros en los que existe una baja inmunidad o bien no tuvieron casos en la previa: la capacidad de diseminación del virus no ha disminuido y son los centros que más riesgo tienen de presentar cuadros graves. Es necesario revisar periódicamente el plan de contingencia y la formación del personal para disminuir el riesgo de infección", agrega.

Familiares dicen que las residencias "no están preparadas" para rebrotes

La Plataforma por la Dignidad de las Personas Mayores en las Residencias (Pladigmare) considera que, tras los últimos rebrotes en residencias de ancianos en la Comunidad de Madrid, "no se ha aprendido de lo que ha pasado" y que estos centros "no están preparados" para hacer frente a esta situación, y reclaman al Gobierno regional la suspensión del plazo de reincorporación de los residentes que se fueron a casa para evitar contagios.

El presidente de Pladigmare, Miguel Vázquez Sarti, ha señalado que "a los trabajadores no se les está formando en pandemias" y además denuncia que "se está permitiendo que las residencias tengan hasta un 25 por ciento menos de personal", algo que "no tiene ningún sentido en estas circunstancias" para esta plataforma. También ha mostrado dudas sobre la disponibilidad de EPIs para el personal.

Pladigmare ha solicitado al consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, la suspensión del plazo de reincorporación de los residentes "que marcharon a sus domicilios para evitar el contagio del Covid-19 en las residencias", porque, consideran que este plazo es "irracional" y "no tiene ningún sentido".

A este respecto, ha lamentado que la Comunidad de Madrid esté obligando a que "las personas que se tuvieron que llevar a los residentes a sus casas, con todo su esfuerzo y en condiciones muy duras para evitar el contagio", hagan que sus familiares vuelvan a las residencias con "la situación de descontrol", que existe en estos momentos a su juicio, "por parte de la Comunidad de Madrid".

"Solo el hecho de que el 92 por ciento de las residencias esté en manos privadas, ya significa que no existe un control por parte de las administraciones de qué es lo que sucede en las residencias", ha opinado.

Además, ha lamentado que "con la nueva normalidad no sabemos ni qué condiciones tienen que cumplir", ha apuntado Vázquez. El presidente de Pladigmare ha criticado que la Comunidad de Madrid diga que todas las residencias están en la fase de nueva normalidad "cuando hay algunas residencias que ni cumplen las condiciones de la fase 3".

"Todas las residencias tendrían que estar, según sus protocolos bajo ciertas condiciones: todo el centro zonificado y con circuitos de paso y clasificados los residentes en cuatro grupos y, sin embargo a la gente que tiene que reingresar a los familiares las residencias no les informan ni les dicen si tienen esas condiciones", ha concluido.

Mensaje de tranquilidad desde Políticas Sociales

Por su parte, fuentes de la Consejería de Políticas Sociales han afirmado respecto al plazo de reingreso que la normativa estipula un periodo de 45 días pero que cualquier familia puede solicitar una ampliación del mismo, algo que se estudiará "caso por caso".

Además, han querido trasladar un mensaje de "tranquilidad" dado que la Comunidad de Madrid está desplegando todas las medidas preventivas a su alcance para impedir casos de coronavirus en los centros sanitarios.

En esta línea, se mantiene la colaboración con todos los agentes implicados y este mismo miércoles se han reunido con la Asociación de Empresas de Servicios Residenciales y para la Dependencia (Aeste) para analizar la situación.

También han recalcado que en coordinación con la Consejería de Sanidad se trabaja en culminar el mapeo de los centros para conocer el volumen de inmunidad de los residentes, junto las medidas a adoptar en los distintos escenarios de incidencia del Covid-19.

A su vez, han desgranado que todas las residencias cuentan con protocolos de contingencia ante el coronavirus y se ha realizado acopio de equipos de protección individual y se actúa de forma coordinada en caso de necesitarse traslados, fármacos o equipos de oxigenación.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es