23 de noviembre de 2020, 17:53:34
Economía


Sacyr obtiene un Ebitda de 348 millones por su modelo concesional

Por MDO


Sacyr incrementó su EBITDA el 10,4%, hasta los 348 millones de euros, en el primer semestre de 2020, un periodo marcado por el impacto global de la pandemia de la Covid-19, gracias a solidez de su modelo de negocio, cada vez con mayor perfil concesional. De hecho, el 77% del EBITDA procedió precisamente de la actividad concesional de sus tres grandes áreas de negocios: Concesiones, Ingeniería e Infraestructuras y Servicios.

Sacyr ha gestionado activamente esta situación para, en primer lugar, proteger a sus más de 40.000 empleados en todo el mundo. Además, ha garantizado la continuidad de su actividad, de la que parte es considerada como esencial o de interés público.

La multinacional ha entrado en la nueva normalidad en casi todas sus actividades, sin que haya registrado impactos significativos en el periodo. Pese a ello, en el mes de marzo el Grupo realizó una provisión de 30 millones de euros con criterio de prudencia ante la incertidumbre de la evolución de la pandemia.

Los ingresos crecieron el 3,5% entre enero y junio, hasta los 2.079 millones. El aumento es del 8% a igualdad de perímetro, ya que durante los últimos meses se ha llevado a cabo la desinversión de varios activos: Guadalcesa, plantas de generación y cogeneración y varios activos de agua en Portugal. El EBITDA reportado (+10,4%) aumentaría el 19% si se descuentan esas enajenaciones de activos.

Mejora de la rentabilidad

El beneficio neto generado por los negocios refleja la buena marcha de las tres divisiones de Sacyr pese a la Covid-19. Se situó en 108 millones de euros, frente a los 47 millones cosechados en el primer semestre de 2019.

El resultado neto atribuible del grupo fue de 70 millones de euros, por debajo de los 80 millones alcanzados en el mismo periodo del pasado ejercicio. El beneficio neto se vio afectado por los resultados y la evolución bursátil de la participada Repsol. La contribución de la compañía energética al beneficio de Sacyr fue de -18 millones de euros. El valor contable de Repsol, a 30 de junio de 2020, se sitúo en 8,66 €/acción.

Sacyr mejoró la rentabilidad de los negocios en el primer semestre, uno de los objetivos prioritarios para la compañía. El margen de EBITDA aumentó en 100 puntos básicos, hasta alcanzar el 16,7%.

Evolución de las actividades

En el primer semestre, Sacyr registró un aumento del 21% del EBITDA de Ingeniería e Infraestructuras; el aumento en Concesiones fue del 5%, mientras que el cosechado en Servicios se contrajo el 8%.

Sacyr ha simplificado su estructura corporativa con la integración de sus dos áreas de EPC, Sacyr Ingeniería e Infraestructuras y Sacyr Industrial. Esta operación facilitará las sinergias del grupo y una mejor integración para los clientes.

Cartera de ingresos

La cartera de ingresos futuros cerró el semestre en 39.445 millones de euros, con un descenso del 8% respecto de junio de 2019 por las desinversiones realizadas.

El Grupo ha reforzado su presencia en países de Latinoamérica con varios proyectos en Chile; también en EEUU, concretamente en Texas, con la construcción de una variante de la carretera US59, y en Europa, con varias adjudicaciones en Portugal, a lo que habría que sumar el importante número de adjudicaciones a nivel nacional.

Evolución de la deuda

La deuda neta del grupo se situó en 4.528 millones de euros a cierre de junio, frente a los 4.315 millones a finales de 2019. El aumento se debea la actividad inversora de la compañía en nuevos proyectos concesionales. De hecho, la deuda con recurso baja en 52 millones en el trimestre (-5,8%) y acaba el semestre en 841 millones. Reducir la deuda con recurso es una de las prioridades estratégicas de la compañía.

La compañía continuó con su estrategia de rotación de activos maduros con la citada desinversión del 95% de la Autovía del Guadalmedina. El 47,5% pendiente de formalizar a final de 2019 se ejecutó el pasado mes de junio, por lo que la compañía mantiene el 5% del activo que seguirá operando y gestionando. El importe global de la venta de Guadalmedina es de 455 millones de euros, incluyendo deuda.

Sacyr mantiene una política regular de dividendos. En febrero, repartió un scrip dividend de una acción nueva por cada 46 antiguas. Más del 94% del capital social eligió cobrar el dividendo en acciones, demostrando la confianza en el valor.

Las previsiones de tesorería del grupo para 2020 muestran disponibilidad de liquidez sin tensiones, dado que una gran parte de la financiación tiene vencimientos en el largo plazo. Además, se han incrementado de una manera significativa las líneas de crédito disponibles con las que se tienen cubiertos los vencimientos de este año.

La compañía ha firmado un contrato de derivados sobre diez millones de acciones de Sacyr. Cinco millones con precio de ejercicio inicial de 1,80 €/acc. y vencimiento medio a un año. Y otros cinco millones con precio de ejercicio inicial de 1,80 €/acc. y vencimiento medio a dos años. Con esta operación, la compañía demuestra su confianza total en el valor y su evolución futura.

Impulso a la sostenibilidad

Sacyr impulsa la sostenibilidad como como eje vertebrador y objetivo estratégico. Para ello ha reforzado su gobierno corporativo con una Comisión de Sostenibilidad y Gobierno Corporativo, delegada del Consejo de Administración, y un Comité de Sostenibilidad.

La compañía está comprometida con una gestión ética, transparente y responsable que contribuya a resolver los retos de sostenibilidad del planeta, gracias a ambiciosas políticas medioambientales, sociales y de gobierno corporativo: pacto por la economía circular, participación en el Carbon Disclosure Project, plan de diversidad e igualdad social, contribución fiscal, etc.

En junio de 2020 Sacyr ha aprobado siete políticas corporativas con las que avanza en su compromiso en materia de sostenibilidad y con las que intensifica su colaboración con todos sus grupos de interés.

Gestión activa de la participación en Repsol

Sacyr tiene totalmente cubierto el riesgo financiero ante bajadas del precio de la acción de Repsol y continúa con la gestión activa de su participación en la petrolera.

El 13 de marzo, Sacyr reestructuró el derivado sobre 72,7 millones de acciones de Repsol, cancelando la PUT de 25,4 millones de acciones a 13,75 euros por acción y sustituyéndolo por un Forward a 13,75 euros por acción. En el mismo momento se ha contratado un Call Spread para poder beneficiarse de la revalorización de la acción a partir de 8,5 euros por acción en ese paquete de acciones.

Además, y siguiendo un criterio de prudencia el grupo ha reducido el valor en libros de Repsol de 9,66€ por acción a 8,66€ por acción.

Evolución por áreas de negocio

-Concesiones.- Sacyr Concesiones obtuvo una cifra de negocios de 501 millones de euros (+13%). El impacto del Covid-19 es poco significativo en el primer semestre en esta división, ya que la que la mayoría de los activos están libres del riesgo de demanda y su remuneración se basa fundamentalmente en criterios de disponibilidad.

De la cifra de negocios, 261 millones de euros correspondieron a ingresos concesionales, que aumentaron el 10% por el crecimiento operativo de los activos. Los ingresos de construcción suben el 16% y alcanzan los 239 millones. Este fuerte crecimiento se debe a la ejecución de proyectos en Colombia, México, Paraguay, España y Chile.

El EBITDA alcanzó los 158 millones de euros, un 5% más.

La cartera de ingresos futuros se situó en 27.614 millones de euros. No se incluye en la cartera la reciente adjudicación de la Autopista A3 Nápoles-Salerno (Italia).

-Ingeniería e Infraestructuras.- La cifra de negocios de esta división alcanzó los 1.218 millones de euros, el 4% más que en el primer semestre de 2019.

El EBITDA creció el 21%, hasta 145 millones de euros, y el margen de EBITDA mejoró hasta el 11,9%, frente al 10,2% del mismo periodo del ejercicio pasado.

Los resultados recogen la integración de Sacyr Industrial en Sacyr Ingeniería e Infraestructuras. Esta simplificación de la estructura conllevará unas mayores sinergias.

La cartera de esta división alcanzó los 6.888 millones de euros, lo que representa 34 meses de actividad. Alrededor del 50% corresponde a trabajos para Sacyr Concesiones.

-Servicios.- La cifra de negocios de esta división creció el 1%, hasta los 557 millones de euros. El EBITDA alcanzó los 51 millones de euros (-8%) y el margen de EBITDA retrocede ligeramente, hasta el 8,8%.

El EBITDA se ve afectada por la rotación de activos en Agua, el impacto del coronavirus en alguna actividad, como Cafestore, y el mayor gasto en EPIs para la plantilla.

La cartera de Servicios se situó a cierre del semestre en 4.943 millones de euros, con la incorporación de más de 155 nuevos contratos. La compañía cuenta con presencia en 7 países.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es