14 de agosto de 2020, 17:01:22
Social


Familiares de víctimas en Monte Hermoso, ante la juez: Políticas Sociales y Sanidad "tienen mucho que decir"

Por MDO


Familiares de seis de los veintidós fallecidos en la residencia Monte Hermoso de Madrid durante el brote que hubo en marzo por el Covid-19 han declarado ante la juez Carmen Rodríguez-Medel, titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, que las Consejerías de Sanidad y Políticas Sociales "tienen mucho qué decir" sobre lo ocurrido, dado que "tenían inspectores que podían saber" la situación en la que se encontraban los residentes al haber más de 30 empleados de baja en pleno pico, han informado fuentes jurídicas.

La instructora ha tomado declaración esta mañana a seis de los familiares en la causa que se sigue a instancias de una denuncia de la Asociación del Defensor del Paciente y en la que están personados los afectados. Durante el interrogatorio, se ha preguntado a los testigos sobre la situación individual de cada caso y sobre la situación de las condiciones en las que estaba la residencia.

Esta residencia concertada, ubicada en la calle del Doctor Blanco Nájera del barrio de Lucero, perteneciente al distrito de Latina, fue una de las tantas intervenidas por la Comunidad de Madrid a finales de marzo por incremento no esperado del número de fallecidos. En la región, un total del 17 por ciento de los residentes han fallecido por el coronavirus frente al 9 por ciento de la media nacional.

Yolanda Gumia, familiar de uno de los fallecidos, ha relatado ante la juez que su padre "se encontraba bastante bien", pero sufrió una caída el 15 de marzo, fecha en la que ya se estaba bajo el estado de alarma. "El día 17 me llamaron a las 12.30 y me dijeron que había muerto. Qué comenzó a respirar mal y a los dos horas murió. No sabían cómo fue", ha narrado al concluir su testifical. Además, ha insistido en que no sabe en qué situación murió y si le pusieron respirador.

Otra de las afectadas, Rosana Castillo, ha señalado que cuando conocieron el fallecimiento de sus seres queridos, "la información fue bastante mala". "Queríamos saber quiénes les estaban atendiendo, cuántas enfermeras había... Sabíamos que había personas de baja y teníamos miedo de que no les estuvieran atendiendo", ha relatado.

Así, ha indicado que han pedido a la juez que investigue lo ocurrido, dado que "quieren saber lo que pasó" y que haya consecuencias sobre "los responsables" después de indicar que en el brote en la residencia se contabilizaron 22 fallecidos y un total de 50 contagios. "Hablamos con la Consejería de Sanidad y con Políticas Sociales. Les pedimos ayuda y creo que ellos tienen mucho qué decir porque tenían inspectores que podían saber y creo que los saben, Queremos que se haga público", ha aseverado.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es