26 de septiembre de 2020, 5:39:42
Opinión


Comisión de exculpación

Por Ana Cuartero


Hay cosas que la aritmética parlamentaria explica con simples sumas. Que el Partido Popular y Ciudadanos estén en el Gobierno de la Comunidad de Madrid se debe a una sencilla suma en la que el tercer sumando lo aportan los doce diputados de VOX que ha hecho posible que Madrid no tenga un Gobierno social comunista.

Pero parece que a veces el Gobierno olvida algo tan fácil de recordar y se echa en los brazos del Partido Socialista, aceptando su ideología, sus postulados y hasta sus reglas para la reconstrucción de Madrid tras la pandemia.

El Partido Popular y Ciudadanos no dudan en mostrar su acuerdo para que la Comisión de Reconstrucción tome forma con las reglas impuestas por Gabilondo, o sea, por Sánchez, con el único voto en contra de VOX.

No dudan en mostrar su acuerdo públicamente en la Cámara para que esa Comisión salga adelante, en una votación a la que solo se opone VOX.

No dudan en mostrar su apoyo a un calendario que no deja ni un solo día libre para iniciar la Comisión de Investigación de Residencias, al lado del partido que oculta a los muertos, que no duda en pactar con quienes quieren destruir España, que no hace ascos a los votos de los herederos de los terroristas.

No dudan tampoco en despreciar la propuesta de VOX de diseñar unos presupuestos que permitan atacar la crisis sanitaria, económica y social que se nos avecina.

Y después de todas esas concesiones a la izquierda, después de dejar avanzar las huestes sanchistas hasta la puerta de su casa, impulsadas desde dentro de sus filas, se echan las manos a la cabeza porque el Grupo Parlamentario VOX no aúpa al candidato propuesto por Ciudadanos a la presidencia de la Comisión de Reconstrucción. Tras un año en el Gobierno, Ciudadanos sigue sin asumir que le debe su sitio a los doce diputados de VOX y no a Gabilondo, que preside la Asamblea gracias al apoyo de VOX y no de Gabilondo. Si quiere presidir algo más en esta Cámara, va a tener que ganarse nuestros votos… o pedírselos a Gabilondo.

Nadie que dedique media hora a analizar esta conducta puede pensar otra cosa que o son unos ingenuos y se dejan engañar por Sánchez, o tienen pactado con él el dictamen de la supuesta Comisión de Reconstrucción antes de que haya empezado, y se han asegurado que tanto unos como otros salen guapos en la foto y se dividen a tres bandas los éxitos de una gestión más que deficiente desde todos los puntos de vista y la propaganda de las medidas a tomar con los 3.400 millones que el Gobierno de Sánchez les ha prometido, de manera que cada uno pueda defender su feudo electoral, o lo que queda de él.

Esta comisión no es de estudio para la reconstrucción, es un pacto para la exculpación, es la comisión de determinación de qué fronteras no van a cruzar, qué temas no van a permitir tocar. Es la comisión del pacto del silencio, del yo por ti y tú por mí.

Reconstruir Madrid no es posible con los reyes de la ocultación. No se puede superar la crisis sanitaria con quien oculta a muchos de los que han perdido la vida en esta pandemia, no se puede reconstruir la economía con quien no ha pagado aún todos los ERTEs, no se puede reconstruir la crisis social con quien pone por delante la ideología de género a la atención sanitaria de los mayores que viven en residencias.

En VOX seguiremos trabajando sin distraernos con fuegos de artificio que no pretenden otra cosa que desviar nuestra atención. Seguiremos proponiendo medidas reales para los españoles que madrugan, para proteger España, para proteger Madrid, para detectar rebrotes y atajarlos de raíz, para asegurar la atención médica a todos, vivan en su casa o en una residencia, para exigir que la EvAU se realice con seguridad para los estudiantes y sus familias, para exigir que los niños vuelvan al colegio de forma segura, que los ERTEs se flexibilicen y permitan salvar empresas, que el Gobierno central asuma su coste, que las oficinas de empleo estén abiertas, que el turismo se recupere con seguridad para el turista y para los madrileños.

Y para impulsar medidas como la que se aprobó ayer en la Asamblea de Madrid para reconocer la COVID-19 como enfermedad profesional a todos los profesionales sanitarios y sociosanitarios que han enfermado durante esta pandemia, y que la izquierda se negó a apoyar por sus prejuicios sectarios. ¿Es así como van a reconstruir? ¿Dejando atrás a los sanitarios simplemente porque ha sido VOX el que ha propuesto esta medida para reconocer lo que es de justicia?

En VOX seguiremos construyendo con propuestas, pero que no cuenten con nosotros para tapar sus vergüenzas.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es