25 de octubre de 2020, 3:06:52
Social


Lavapiés marcha para reivindicar medidas sociales urgentes postcovid

Por Itziar Merino


Las asociaciones de vecinos, los colectivos y los movimientos sociales han supuesto un pilar fundamental para miles de familias durante esta crisis sanitaria y sus efectos colaterales.

Han sido numerosos los ejemplos de barrios que se han sumado para llegar allí donde los Servicios Sociales no alcanzaban. Por ejemplo, las recogidas de alimentos que han llevado a cabo los vecinos de Tetuán o las famosas despensas solidarias promovidas por diversas entidades en Lavapiés o Aluche.

Precisamente, varias asociaciones de Lavapiés han decidido unirse y ponerse en marcha para pedir al Ayuntamiento y a la Junta del Distrito de Centro una serie de medidas urgentes "para abordar la pobreza y las consecuencias de la crisis postcovid” en este mismo barrio.

En concreto, se han sumado ya 14 colectivos vecinales y redes de cuidados que, bajo el lema “¡Lavapiés unido y en pie!”, marcharán esta tarde del martes a las 20:00 horas frente a la Junta de Centro.

Entre las asociaciones se encuentran AISE, BAB Colectivo, Cuidados Madrid Centro, Migrapies, PAH-Centro, Sindicto Mantero o Red Interlavapiés.

De esta última, Red Interlapiés, es miembro Pepa Torres, que defiende que han sido estos colectivos y no las administraciones públicas las que han sacado adelante a los vecinos. “Hemos estado atendiendo a los vecinos durante el confinamiento a través de la inteligencia colectiva y la solidaridad vecinal, y sin otros recursos hemos respondido ante esta necesidad del barrio frente a la inoperancia en general de la administración municipal”, comenta Torres a Madridiario.

De hecho, las asociaciones sostienen que una vez pasada la emergencia es el momento de exigir responsabilidades políticas a las instituciones. “Iniciamos una campaña con una concentración reivindicativa donde planteamos 14 puntos que vamos a registrar en el Ayuntamiento, son cosas muy básicas que nos parece vergonzoso pedirlas”, señala Pepa Torres, miembro también del colectivo Territorio Doméstico.

"Catorce exigencias"

Estas 14 "exigencias" que han reunido los colectivos pueden agruparse en diferentes "reivindicaciones históricas" como, por ejemplo, el aumento del personal de los Servicios Sociales para apoyar la realización de todas las gestiones, en su mayoría telemáticas, que hay que realizar para solicitar cualquier tipo de ayuda postcovid, como el Ingreso Mínimo Vital u otras reclamaciones, ya que “muchas personas de nuestro barrio no tiene acceso a esta vía telemática”.

También piden más recursos para las personas en situación de vulnerabilidad: “Asumir desde Servicios Sociales las necesidades de alimentación y recursos de todas las personas que han sido apoyadas por las distintas iniciativas vecinales”, según indica un comunicado de las asociaciones.

Otro de los temas principales, y donde Torres insiste, es lo relacionado con la vivienda. “Exigimos restablecer un servicio que ya existía con la anterior corporación municipal que fue muy eficaz, el Servicio de Asesoramiento Jurídico en Alquileres de vivienda habitual, y que es un dispositivo que frenó muchos desahucios y que este Ayuntamiento ha eliminado de un plumazo”, acusa Torres.

Ademas, piden crear un fondo de emergencia habitacional, "utilizando las más de 200 viviendas vacías y en buen estado que hay en el distrito". Asimismo, intervenir en el problema de gentrificación del barrio "con la ilegalizando los pisos de alquiler turístico generando incentivos fiscales para alquileres de larga duración", e intermediar en los procesos de desahucio con la "intermediación y aval por parte de los Servicios Sociales y ayuda con el pago de los alquileres a todas las personas, no sólo familias".

El resto de medidas pasan por "soluciones inmediatas" para resolver la crisis de destrucción de empleo e ingresos que ha supuesto la pandemia para las personas en situación irregular, medidas para el derecho de empadronamiento. "Que cualquier persona pueda hacerlo en los servicios sociales o en cualquier asociación, en el distrito centro se hizo una buena práctica de que algunas asociaciones, de manera experimental pudieran empadronar a gente y pedimos, puesto que ha sido una buena práctica, que esto se amplíe a todas las asociaciones", defiende Pepa Torres.

También exigen que se retome el servicio de intérpretes-mediadores, "dar fin al acoso policial en Lavapiés y generar alternativas ocupacionales y más recursos sociales", comenta Torres que, además, recuerda el incidente que tuvo lugar este fin de semana, con la agresión a tres policías mientras intentaban llevar a cabo una detención. Caso que muestra la tensión que existe en el barrio entre vecinos y policía tras la polémica detención de un hombre, el pasado viernes 12 de junio en la plaza Nelson Mandela, con una llave parecida con la que murió el norteamericano George Floyd y que ha sido viral en las redes sociales.

Además, piden que cedan un local municipal para los colectivos de cuidados afianzados durante la pandemia situado en la calle Amparo "y que está vacío", además de ceder espacios para las actividades de las diferentes asociaciones que por motivos de aforo no podrán hacerlo en sus locales habituales.

Por último, recuperar los espacios públicos y el entorno social más cercano, para superar las consecuencias negativas de tantas semanas de confinamiento de los más pequeños. "Con la apertura inmediata de las canchas del parque Casino de la Reina y un óptimo mantenimiento de las condiciones de limpieza e higiene, como requiere la amenaza del Covid-19 sobre la ciudadanía. Y poder utilizar durante el verano los patios de los colegios públicos de Lavapiés-Embajadores", según reza el comunicado de las asociaciones.

En cuanto a la respuesta de las instituciones, de momento, el Ayuntamiento de Madrid confirma que se ha hecho "el mayor aumento de empleo" en los Servicios Sociales para hacer frente a la situación. El Consistorio destinará cinco millones de euros para reforzar los Servicios Sociales que desde el inicio de la pandemia, se han sumado 85 profesionales, por lo que el refuerzo total ascenderá 264 empleados. Además, según los datos facilitados por el Ayuntamiento, los servicios sociales de los 21 distritos están llegando ya a más de 88.000 personas cada día (más de 30.000 hogares) a través de ayudas alimentarias de diferentes modalidades. Aunque la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid asegura que solo el 27 por ciento de los grupos de ayuda en los barrios reciben alimentos del Consistorio.

De la misma forma, desde la Alcaldía confirman que colaboran con decenas de asociaciones y entidades en la ayuda alimentaria, y a las que aún no colaboran con el Ayuntamiento les piden que "faciliten los detalles de las personas a las que atienden, dado que servicios sociales puede ofrecerles una ayuda sostenida en el tiempo adecuada a sus necesidades". Defienden además, que la coordinación con las entidades vecinales es buena, y desde la Junta de Distrito siempre se ofrecen alternativas cuando surgen problemas como con la cesión de locales.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es