6 de julio de 2020, 21:30:55
Distritos


Continúa el derribo del Vicente Calderón, que será recordado a través de varias actuaciones

El derribo, poco a poco, de un templo del fútbol

Por MDO


El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, estimó este lunes, 22 de junio, que la licitación de las obras que cubrirán la M-30 en el tramo del antiguo Estadio Vicente Calderón será "cuando menos" en 2021.

Martínez-Almeida indicó que actualmente se está consensuando el proyecto para el soterramiento en términos del convenio con el Atlético de Madrid y con Mahou. "A lo largo cuando menos, se puedan licitar las obras", ha indicado.

Además, el Consistorio de la capital y el Atlético de Madrid trabajan para que se recuerde siempre dónde estuvo el estadio de los colchoneros a través de una serie de hitos, que "en una o dos semanas habrá desaparecido".

En este lugar se han celebrado vibrantes partidos de fútbol que han dado ligas a los atléticos como la de 1996 contra el Albacete o espectaculares conciertos como el de Guns n' Roses en 1993, recuerdos que mencionaron tanto el alcalde como la vicealcaldesa, Begoña Villacís, tras la Junta de Gobierno del pasado 18 de junio.

La Junta Municipal de Arganzuela propuso a mediados de este mes denominar Parque Atlético de Madrid al espacio ocupado por el Estadio Vicente Calderón y la M-30 en el tramo no soterrado para que este punto de Madrid no se olvide de su espíritu colchonero.

También se elevó al Pleno la proposición para aprobar la designación de la calle Casimiro Mahou Bierhans al vial MC30. Ambas iniciativas están incluidas en el ámbito del proyecto de urbanización Nuevo Mahou-Calderón.

Poco a poco, la estructura del Calderón va desapareciendo del paisaje de Madrid Río. Este lunes, se derribaron las últimas columnas, quedando en pie el último de los graderíos. El proyecto urbanístico, en marcha en la zona colindante con Madrid Río desde 2019, destinará el espacio del Estadio a la construcción de viviendas y espacios verdes.

Vertido de escombros al Manzanares

La empresa encargada de ejecutar la demolición del estadio colocó a comienzos de mes, a petición del Ayuntamiento de Madrid, nuevas medidas de seguridad para evitar la caída de cascotes al río Manzanares, antes de acometer el derribo de la última tribuna en pie.

Operarios de la obra instalaron nuevas lonas en la parte inferior de la estructura por indicación de la Confederación Hidrográfica del Tajo, que se dirigió al Ayuntamiento de la capital para solicitarle la gestión.

Esto se produjo debido a que días antes, la organización Ecologistas en Acción presentó una denuncia ante la CHT en la que requería la "inmediata paralización de las obras" al estar arrojándose escombros al río Manzanares.

En la denuncia criticaban que la demolición de esta grada del estadio se hiciese hacia el río y no hacia dentro. En su momento desde el Ayuntamiento ya se explicó que la tribuna del estadio está en el mismo plano del cajero del río y esta era la única posibilidad de ejecutar la demolición, una solución autorizada por la Confederación.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es