12 de agosto de 2020, 0:18:31
Deportes


Las piscinas municipales abrirán el 1 de julio con un 30% del aforo y turnos

Por Lucía Martín


Las piscinas municipales emulan a las dependientes de la Comunidad de Madrid y abrirán sus puertas el próximo 1 de julio. En principio, el aforo se limitará al 30 por ciento, una condición sujeta a posibles ampliaciones si las autoridades sanitarias lo permiten. En concreto, el servicio estará operativo en 13 de las 22 piscinas al aire libre que gestiona el Ayuntamiento de Madrid. A estas se sumarán, como novedad este año, otras 13 cubiertas.

El área delegada de Deportes, dirigida por Sofía Miranda, ha diseñado un plan para acercar este recurso al mayor número posible de usuarios. Así, se han establecido dos turnos diarios, uno de mañana entre las 11:00 y 15:30 y otro de tarde entre las 16:30 y las 21:00 horas, para aumentar las opciones de los bañistas. Estos horarios reducidos se compensarán con una rebaja en la tarifa del 50 por ciento.

El método de venta de entradas también ha cambiado este año. En una apuesta por la digitalización, una asignatura pendiente, se ha desarrollado una aplicación específica para comprarlas online a fin de controlar de forma más eficiente el aforo y como medida disuasoria para evitar las colas habituales. No obstante, se podrá hacer uso de otros canales para conseguir los tickets: a través de la web del Ayuntamiento o por teléfono.

Cada comprador tendrá acceso a un número ilimitado de boletos, pero solo podrá elegir un turno al día. Como siempre, se guardará un cupo para personas con movilidad reducida proporcional a la merma de capacidad en cada espacio. Asimismo, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha anunciado que estudian fórmulas para dar preferencia a determinados colectivos, como familias con niños.

Recintos abiertos

Durante el periodo estival se mantendrán operativas 13 piscinas descubiertas en 10 distritos de la capital. Santa Ana y Vicente del Bosque en Fuencarral-El Pardo, Casa de Campo y José María Cagigal en Moncloa-Aravaca, Aluche en Latina, La Mina en Carabanchel, Orcasitas y San Fermín en Usera, Moratalaz y un vaso de la de La Elipa en Moratalaz, Luis Aragonés en Hortaleza, San Blas en el distrito homónimo, Palomeras en Puente de Vallecas y Concepción en Ciudad Lineal (esta última desde agosto). Otras 8 piscinas de titularidad municipal no podrán utilizarse por precisar obras.

Por otro lado, este año se autoriza el uso recreativo de piscinas cubiertas repartidas en 13 distritos. En este caso son: la del Centro Integrado Arganzuela (julio), la del Gimnasio Moscardó en Salamanca (julio y agosto), Pradillo en Chamartín (agosto), Gallur en Latina (julio), La Mina en Carabanchel (julio y agosto), Moratalaz (julio y agosto), en Villaverde la de Plata y Castañar (desde el 22 de junio y con continuidad julio y agosto) y la Raúl González (del 29 de junio al 31 de julio), Cerro Almodóvar en Villa de Vallecas (julio y agosto), Faustina Valladolid (julio) y Margot Moles (julio y agosto) en Vicálvaro, Barajas (julio), CDM Hortaleza (julio y agosto), San Juan Bautista (julio) y Concepción (julio) en Ciudad Lineal y CDM Playa Victoria (desde el 6 de agosto) en Tetuán.

Protocolo de seguridad

En las últimas semanas, el Consistorio madrileño ha trabajado en la puesta a punto de las instalaciones con actuaciones en tres líneas: mantenimiento ordinario, desinfección y prevención de riesgos laborales para los trabajadores y definición del protocolo para que la práctica resulte segura a los clientes. En cuanto a las medidas de seguridad e higienico-sanitarias, los usuarios deberán guardar dos metros de distancia social, un requerimiento que será controlado por personal específico tanto en el vaso como en las zonas ajardinadas o ‘playas’.

La Alcaldía ha contratado un total de 670 personas que realizarán tareas de limpieza, vigilancia o el propio mantenimiento. Antes de su incorporación al puesto deberán haber superado un test PCR realizado por Madrid Salud. “Hemos hecho un esfuerzo muy importante por abrir las piscinas con garantías, pero esto no se limita a las mínimas sino a ir un paso más allá con todos los trabajadores testeados”, ha señalado Begoña Villacís, quien ha incidido en que la capital es una de las pocas administraciones que aplicará este requerimiento.

La dirigente de Ciudadanos ha dejado claro que este servicio “no se podrá disfrutar como siempre” y ha invitado a la ciudad a adoptar con responsabilidad las nuevas normas. Entre ellas, la reducción de aforo en los vestuarios, la imposibilidad de utilizar las duchas o la prohibición de comer dentro del recinto. En todo caso, estas restricciones estarán especificadas en soportes informativos y señalética que también canalizará los flujos del público para evitar aglomeraciones.

Por su parte, Sofía Miranda ha destacado la labor "a contracorriente" que ha supuesto acondicionar las piscinas en tan solo un mes a las nuevas circunstancias por la pandemia. La edil ha indicado que han empezado "desde cero" pues "ni siquiera estaba tasado el aforo completo" de cada instalación.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es