2 de julio de 2020, 17:27:48
Cultura y ocio


Una red de contagio positivo y solidario para afrontar la pandemia

#PositiveFest, una revolución en pleno barrio de la Ventilla

Por Susana Pérez


Una reunión de 10 personas en la azotea de una vivienda en el barrio de la Ventilla dio comienzo a un movimiento social del que ya todos hablan en Madrid. El #PositiveFest ha revolucionado no solo las redes sociales; los vecinos de las zonas colindantes al balcón se sumaron a la iniciativa musical que se prolongó durante casi cuatro horas. Concursos, premios y música en vivo protagonizaron una jornada que fue retransmitida en directo desde la cuenta de Instagram @positivevirusmvmt con la participación de reconocidos DJs de la noche madrileña: Lomas y José Nández, entre otros.

Compartir experiencias positivas surgidas en la pandemia y confinamiento se convirtió en el germen de una idea que nació en una de esas videollamadas que han protagonizado la vida de los hogares durante estos meses. Seis amigos, algunos con dramáticas historias personales (pérdida de familiares o de trabajos) y otros con sentimientos de incertidumbre y de bloqueo, decidieron -a lo largo de los encuentros online- mantener una actitud positiva y lo mejor de todo: "No queríamos bloquearnos y sentimos la necesidad de trasladar este sentimiento a todos para promover actitudes positivas".

Abraham Lara es uno de los promotores de Positive Virus, el primer movimiento social positivo nacido en España a raíz de la pandemia. Tras sufrir el Erte de su empresa se vio obligado a parar, hacer un alto en su vertiginosa vida. "Viajes, ritmo frenético y estrés", así recuerda su día a día hace tres meses. "Cuando te ves obligado a dejar esto, comienzas a reflexionar si lo que haces está bien". Con la idea merodeando en la cabeza de este nómada, y cansado de sentirse bloqueado por la situación de emergencia creada por la Covid-19, decidió que había que transformar el día a día en algo que ayudase a cambiar la visión de lo que acontece: "Ser más positivos para conseguir cambiar la actitud y lograr retomar aficiones y convertirlas en proyectos personales".

"El virus nos obligó a parar para visionar nuestra vida y sacar lo positivo"

Con esta visión renovada, Abraham y los otros integrantes del movimiento decidireron que además debía perseguir un objetivo solidario: "Promovemos donaciones para Cruz Roja para ayudar en los recursos de la organización en las acciones más vulnerables durante la pandemia". Todos los fondos que se logren por esta plataforma serán destinados al Plan Responde de Cruz Roja destinado a dotar de recursos suficientes a la población en general, y acciones específicas dirigidas a las personas y familias en situación de vulnerabilidad.

El Positive Virus es mucho más que un grupo de amigos. El movimiento ha conseguido que cientos de seguidores se unan a esta actitud positiva en la que también han participado médicos, psicólogos y otros profesionales con consejos para mantener el positivismo a pesar de la situación tan dura que nos ha tocado vivir. Por otro lado, la idea es viralizar este movimiento a través de Instagram mediante el hashtag #positivechallenge. Para ello, los promotores explican que hay que subir una foto con un gesto con la mano, escribir tres experiencias positivas vividas en el confinamiento, donar tres euros y nominar a tres personas para poder continuar con la cadena. Otras acciones se sumarán a lo largo de los próximos meses para contribuir en el buen propósito.

Confinamiento en familia, con amigos o en soledad, cualquier convivencia implica un esfuerzo personal para extraer la parte más favorable. Aficiones como el deporte, la pintura, la gastronomía o simplemente la lectura del libro para el que nunca encontramos hueco, son algunos de hobbies que han logrado poner en marcha algunos adscritos a este movimiento social. "Una actitud positiva ayuda a salir adelante y luchar contra este virus que ha entrado en nuestras vidas".



Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es