19 de septiembre de 2020, 20:45:24
Salud


Una asociación denuncia que se negó el ingreso hospitalario de un residente en Torrelodones

Por MDO


La Asociación El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía Provincial de Madrid que investigue la muerte de una usuaria de la residencia Los Peñascales de Torrelodones, a quien supuestamente se le negó el ingreso hospitalario en el hospital Puerta de Hierro de Majadahonda y murió de coronavirus, aunque en el certificado de defunción no se anotó la causa del fallecimiento.

La presidenta de la asociación, Carmen Flores, pide a la Fiscal que depure las responsabilidades a que haya lugar, "sin olvidarse en ningún momento de aquellos que ordenaron y posibilitaron estas situaciones vergonzosas, entre ellas la Comunidad de Madrid y aquellos que obedecieron a pesar de saber la presunta ilegalidad que estaban cometiendo con la presunta omisión del deber de socorro y la falsedad en este y otros certificados de defunción, donde figura que la muerte se produjo con una raya".

La asociación aporta como prueba el certificado de defunción de la residente, que murió el 14 de abril, y el testimonio de su hija Carmen, en el que asegura que en principio no tiene ninguna queja del trato y de los cuidados que ha recibió hasta la llegada del coronavirus, cuando "todo ha sido y sigue siendo un auténtico desastre, y lo triste y penoso que todo esto se podría haber evitado o por lo menos gestionarlo de manera mucho más humana, ya que desde antes del 10 de febrero el Gobierno y la Sanidad eran conscientes de lo que venía y sabían como se tenía que actuar".

La denunciante ha relatado que le prohibieron despedirse de su madre y velarla, y que no la pudieron incinerar hasta el 27 de abril. "Nadie se merece este trato inhumano, ha sido un desastre, me han prohibido llevar a mi madre a un hospital porque no podía ir y la residencia me dijo que ellos tampoco podían derivarla porque tenían orden del Hospital Puerta de Hierro, en Majadahonda que mi madre no entraba en el protocolo para ser atendida y que no iba a ser atendida por su edad y por su grado de dependencia. Se suponía que todos tenemos derecho a ser atendidos en un hospital y les dejaron morir", se queja amargamente.

Además, Carmen critica que en el certificado de defunción en la causa del fallecimiento no aparece nada, solo una raya. "Ya se que no soy la única que por desgracia miles de familias han pasado por todo esto y me uno a ellos en su dolor y desesperanza, lo que pido es que esto no vuelva ha pasar y quien tenga la culpa de hacer todo esto un desastre que asuma sus errores", considera.

"Sabían que los mayores y sobre todo las personas que estaban en residencias tenían un altísimo riesgo y vulnerabilidad en esta pandemia, como así ha sido por desgracia, y sabiéndolo no actuaron y los han dejado morir de la peor manera. Yo no tenía los medios ni lo sabía, pero este Gobierno sí tenía los medios para intentar evitar este desastre y para mí no han hecho nada, es más, han dejado morir a una generación de la peor manera, que querían sus pensiones... Creo que no se lo merecían ni ellos ni nadie. No voy a volver a tener a mi madre por desgracia, pero me siento en el deber de hacer lo que pueda para que no vuelva a suceder este desastre de fallecidos, que no son números, que son personas", esgrime la denunciante.

La madre de la anciana fallecida recuerda que toda persona tiene derecho a ser atendida y que en España "no existe la eutanasia". pues esto ha sido peor porque con la eutanasia mueren dignamente, por lo menos atendidos y no solos, en este caso han muerto solos , sin medios, sin nada en el mas absoluto abandono y nosotros los familiares sin poder hacer nada porque tampoco podíamos ni nos dejaban.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es