24 de septiembre de 2020, 7:28:11
Municipios


El transporte público madrileño se prepara para el paso a la fase 2

Por MDO/E.P.


La Comunidad de Madrid despliega este lunes un Plan Especial de Movilidad para la fase 2 de desescalada que supondrá incrementar la oferta de la red de transporte público sobre todo en hora punta, el refuerzo de 78 líneas "clave" de autobús y corte automático de accesos en Metro de Madrid si se supera el aforo establecido.

La estrategia de la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid que lidera Ángel Garrido persigue con este plan "garantizar" la movilidad durante las fases de desescalada, dado que se ha registrado un paulatino incremento de demanda, con "la máxima seguridad".

Para el lunes, el Gobierno central ha decretado que se pueda ocupar el cien por cien de los asientos en Metro de Madrid, Cercanías y las líneas de autobús del transporte público madrileño con motivo de la entrada de la Comunidad en la fase 2 de desescalada.

Así, se pauta que en los que existan plataformas habilitadas para el transporte de viajeros de pie, "podrán ocuparse la totalidad de las plazas sentadas, y se mantendrá una referencia de ocupación de dos usuarios por cada metro cuadrado en la zona habilitada para viajar de pie, debiendo procurarse, en todo caso, la mayor separación entre los pasajeros", establece la orden ministerial.

Con ello, los medios de transporte ferroviario (Metro y Cercanías) y colectivo en superficie (líneas urbanas e interurbanas) pueden desplegar el cien por cien de sus asientos y, en los usuarios que van de pie, se mantiene la referencia de dos personas por metro cuadrado.

Esta decisión del Ministerio va a permitir que aumente la capacidad de la red de transporte público de Madrid, que ya supera los 1,6 millones de viajes diarios (un 70 por ciento menos respecto a los datos previos a la crisis sanitaria), según los últimos datos del Consorcio de Transportes de Madrid.

"En la actualidad, solo viaja en el transporte público 3 de cada 10 personas que lo hacían antes de la crisis sanitaria. Es decir, el número de viajes todavía es 70 por ciento inferior al habitual. Pero la perspectiva es que con el inicio de la fase 2 se produzca un repunte significativo, como ya venimos experimentando en las últimas semanas con cada cambio de fase", explicó recientemente Garrido.

De este modo, con el inicio de la fase 2, el Consorcio Regional de Transportes va a incrementar la oferta de transporte público en toda la red de la Comunidad de Madrid hasta el 95 por ciento en hora punta y el 80 por ciento en las horas valle.

Uno de los ejes de esta estrategia es el refuerzo de hasta el 20 por ciento en hora punta de 78 líneas de autobús con mayor número de viajeros que suponen los principales "corredores" de entrada a Madrid capital, en el caso de los interurbanos, y las rutas "estructurantes" de la EMT.

"Con esto pretendemos, por un lado, facilitar el acceso de los grandes municipios la entrada a la capital y por otro duplicar de alguna manera los recorridos en superficie de Metro de Madrid con estas redes superponiéndose en superficie con las secciones de mayor densidad de nuestro Metro", agregó el consejero.

Red de EMT

En el caso de la EMT se han seleccionado 35 líneas que vertebran los principales distritos de Madrid ciudad, con conexiones con el centro y entre distritos, con un importante número de usuarios, que recorren ejes principales y que facilitan conexiones con otras líneas o modos de transporte.

En estas 35 líneas se va a aumentar la oferta en hora punta entre un 10 y un 20 por ciento, lo que permitirá mejorar la frecuencia de paso en la misma línea. Estas líneas concentran el 34 por ciento del número total de usuarios en la hora punta.

Un ejemplo de estas líneas son la 56 y la 148 como alternativa al tramo entre las estaciones de Puente de Vallecas y Pacífico de la L1 de Metro. O la línea 148 que, junto a las líneas circulares C1 y C2, cubren en superficie el tramo entre las estaciones de Príncipe Pío y Plaza de España en la L10 del suburbano.

La red de autobuses urbanos de la EMT está formada por 185 líneas: 167 líneas convencionales, la línea exprés Aeropuerto 24h, seis líneas universitarias, siete líneas específicas al trabajo y cuatro servicios especiales. En la actualidad, registra una demanda cercana a los 420.000 viajes diarios (un 74 por ciento menos que antes de la crisis).

Refuerzo de líneas interurbanas

Igualmente, también se va a potenciar la oferta en las líneas de autobuses interurbanos clave, que "garantizan la comunicación con los principales municipios de la región, desplazan un mayor número de viajeros y garantizan una mayor cobertura territorial".

En concreto, se van a reforzar 43 líneas interurbanas que recorren los principales accesos a Madrid ciudad, por los corredores de la A-1, A-2, A-3, A-4, A-5, A-6 y la M-607.

También se incluyen las líneas que prestan servicio en otros corredores de acceso a la capital, como la conexión M-502 y M-511 desde Boadilla y Pozuelo; la conexión mediante la M-425 desde Leganés y Fuenlabrada; o la conexión a Canillejas por la Avenida de Logroño. De este modo, en la hora punta se va a aumentar entre un 10 y un 20 por ciento la oferta de estas líneas interurbanas.

La red de autobuses interurbanos de la Comunidad de Madrid está formada por 338 líneas, incluidas 40 líneas nocturnas. En la actualidad, registra una demanda superior a los 270.000 viajes diarios (un 69 por ciento menos que antes de la crisis).

Metro: cierre automático de tornos y recupera el horario normal

En el caso de Metro de Madrid, con el inicio de la fase 2 retoma su horario de cierre habitual, de manera que el servicio de trenes finalizará de nuevo a las 1:30, en lugar de las 00:00 como venía sucediendo desde el inicio de la crisis sanitaria de la COVID-19.

También se completará la reapertura de accesos que se cerraron por la crisis sanitaria, con 62 nuevos accesos que volverán a abrir el martes 9. El pasado martes, ya se reabrieron otros 115 accesos que permanecían cerrados al público.

Además, en la fase 2 se extenderán las pruebas de un "nuevo" sistema automatizado para controlar y limitar el acceso a la red cuando se supere el aforo previsto. Las pruebas se harán en 15 estaciones. Este control se realiza a través de las validaciones de los tornos de entrada.

Las 15 estaciones donde se van a llevar a cabo estas pruebas son: Antón Martín, Menéndez Pelayo, Puente de Vallecas, Nueva Numancia, Embajadores, Lavapiés, Canillas, Mar de Cristal, La Latina, Puerta de Toledo, Marqués de Vadillo, O'Donnell, Francos Rodríguez, Ibiza y Estrella.

El objetivo a corto plazo es "poder ampliar" este sistema hasta implantarlo en 27 estaciones más, con la intención de que, progresivamente, se vaya extendiendo al resto de la red de Metro.

En todo caso, Metro mantiene el dispositivo de supervisión de afluencia de viajeros y de control de accesos de la fase 1, formado por 200 personas (entre personal de Metro y vigilantes) y que se ha desplegado en 26 estaciones clave.

Así, en 14 de ellas se supervisa la afluencia de viajeros con personal que distribuye a los usuarios en los andenes y actúa en caso de incidencias y para evitar aglomeraciones.

En otras 12 estaciones se aplica un control en los accesos para regular la entrada de viajeros cuando sea necesario. De media, se están aplicando unos 150 microcortes de 1-2 minutos en la hora punta de la mañana.

Además, el Consorcio mantiene desplegados ocho equipos en la hora punta de la mañana para medir la ocupación en Metro, mediante el conteo de viajeros en andenes y trenes, y poder gestionar mejor los flujos.

Estos equipos trabajan en 45 estaciones de prácticamente todas las líneas y en secciones consideradas críticas, como el tramo Méndez Álvaro-Pacífico (L6) y Latina-Ópera (L5).

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es