13 de julio de 2020, 23:33:03
Transportes


Metro estudia bloquear los tornos si hay exceso de aforo para las fases 2 y 3

Por MDO/E.P.


Metro de Madrid y la Consejería de Transportes están trabajando en un plan de control de aforo limitado de cara a las fases 2 y 3 de la estrategia de desescalada que supondrá, entre otras medidas, que los tornos de acceso se bloqueen automáticamente cuando se sobrepase la capacidad de viajeros establecida.

Además, se desarrollan fórmulas para informar de los datos de ocupación en el suburbano a través de la app de Metro, de cara a que los viajeros tengan una información "clara" sobre sus desplazamientos.

Según han indicado fuentes de la Consejería de Transportes, tal y como ha adelantado el diario El Mundo, se utilizará para ello tecnología 'big data' y un sistema propio de medición y simulación (Visum).

Así, Metro de Madrid ya está haciendo un mapeado de la red para determinar el aforo de cada estación por "franjas de tiempo" y evaluar la necesidad de limitar el acceso "en función de la estimación de la carga prevista" de los trenes por esa estación.

Con este "mapeado", han ahondado desde el departamento que lidera el consejero Ángel Garrido, la solución tecnológica que está desarrollando Metro limitará el acceso a la red "en cuanto se supere el aforo previsto en el modelo". Para ello, los intervalos de control serán cada 10, 15 minutos.

A su vez, el control será "automático" a través de las validaciones de los tornos "aunque también habrá posibilidad de hacerlo de manera manual". La limitación de accesos se comunicará a través de megafonía y teleindicadores y se trabaja para informar de los datos de ocupación a través de la app de Metro, para que los viajeros tengan una información "clara e intuitiva que facilite sus desplazamientos".

En esta estrategia, la implantación de este sistema automatizado se hará en dos pasos. Con la entrada de la fase 2 de la desescalada, el sistema de control de aforos se pondrá en marcha en determinadas estaciones y horarios. En paralelo, se mantendrá el control mediante el refuerzo de personal de seguridad y estaciones. Ya con la entrada de la fase 3, el sistema se implantará en toda la red.

Plan para la desescalada y mediciones de aforo

La Consejería de Transportes está elaborando una estrategia específica cuando Madrid inicie las diferentes fases de desescalada en la estrategia de transición, lo que implica la "progresiva reactivación económica que va a suponer la vuelta de los ciudadanos al transporte público, con un notable aumento de los usuarios".

Según los datos del Consorcio Regional de Transportes, en la actualidad se registran alrededor de 700.000 viajes diarios en la red de Transporte Público. De ellos, unos 300.000 son en Metro.

Para poder prestar el servicio con "las mayores garantías de seguridad", Metro y el Consorcio han preparado un Plan de Contingencia que entrará en vigor con la fase 1 para controlar los accesos a Metro.

"Queremos tener un control de acceso y un conocimiento exacto de dónde puede haber un problema de concentración de personas para poder actuar en consecuencia. El objetivo es que los viajeros y las personas que trabajan en Metro cuenten con las mayores garantías de seguridad", ha subrayado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras y presidente de Metro, Ángel Garrido.

Así, desde este mismo lunes, el Consorcio desplegará equipos en la hora punta de la mañana (6:30 a 9:30) para medir la ocupación en Metro, tanto en andenes como en trenes, y "poder gestionar mejor los flujos".

Estos equipos (debidamente identificados y con medidas de protección) trabajarán en las líneas más cargadas (líneas 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 10) y las secciones consideradas críticas, como el tramo Méndez Álvaro-Pacífico (L6) y Latina-Ópera (L5).

Se realizarán controles de aforo estáticos (conteo de viajeros, subidas y bajadas en trenes) y dinámicos para tramos concretos (conteo en un tramo crítico de tres, cuatro estaciones).

Las mediciones se harán durante varias semanas y se tendrán los resultados al día siguiente, lo que "permitirá ajustar la oferta si fuera necesario".

Por su parte, cuando comience la fase 1, Metro de Madrid reforzará el personal de seguridad y estaciones en hora punta en las estaciones con mayor volumen de viajeros para regular los accesos, distribuir viajeros en los andenes y gestionar las posibles incidencias.

El refuerzo se centrará especialmente en la hora punta de la mañana (6:30 a 10:00) y en la de los viernes al mediodía (14:00 a 16:00). El dispositivo estará formado por más de medio centenar de personas, entre vigilantes y personal de estación.

Ello se desplegará en estaciones clave como Atocha Renfe, Ópera, Príncipe Pío, Sol, Moncloa, Méndez Álvaro, Pacífico, Conde Casal, Nuevos Ministerios, Avenida América, Gregorio Marañón o Tres Olivos, entre otras.

A su vez, se emitirán mensajes de megafonía recordando a los usuarios que se distribuyan por todo el andén y que "no traspasen la franja de seguridad (línea amarilla)".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es