20 de octubre de 2020, 9:17:28
Política


Jacinto Morano: "Estoy casi convencido de que me he tenido que inventar lo que hizo Ayuso leyendo los menús de Telepizza"

Por Teresa Aísa Gasca


Jacinto Morano, abogado y diputado regional por Unidas Podemos, asumió hace escasos dos meses la Portavocía del Grupo Parlamentario Unidas Podemos – IU en la Asamblea de Madrid de manera temporal, mientras Isa Serra esperaba retirada de la actividad laboral la llegada de su primer hijo. Entre los diputados de la formación 'morada', nadie se esperaba la vorágine sanitaria, social, laboral, política e incluso parlamentaria, que se venía encima. Menos podían imaginarse además de que, en medio de todo ello, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) sentenciara a Isa Serra a 19 meses de prisión, una multa de más de 2.000 euros y la inhabilitación por los hechos ocurridos en una protestas anti-deshaucio en 2014.

Invitaría a todo el mundo a que leyera la sentencia de Isa Serra”, indica Morano al tiempo que señala que leyendo sentencias se aprende mucho de cómo funciona un país. “Hay varios elementos que no se pueden entender ni justificar, como dar toda la verosimilitud a declaraciones contradictorias de una de las partes y obviar todos los testimonios de la parte de la defensa”, explica. Sin embargo, para Morano lo más grave es el uso de la doctrina de 'la masa de acoso', la cual se utiliza “si tú estas en un colectivo que está delinquiendo, no es necesario demostrar qué es exactamente lo que tú has hecho para que todo lo que haya hecho ese colectivo se te pueda atribuir” y es habitual su uso para bandas criminales. “La gran salvajada es que se utilice para juzgar en una manifestación”, reitera.

Sea como fuere, Jacinto Morano se ha encontrado liderando su Grupo Parlamentario en medio de la peor crisis sanitaria de la Historia de la Comunidad de Madrid y subiendo a la tribuna del Parlamento regional para pedir cuentas al Ejecutivo autonómico sobre su gestión. “He de reconocer que no ha sido el mejor momento para para asumir una responsabilidad nueva, pero hay cierta ventaja en que nadie estaba acostumbrado a esto”, indica a Madridiario. Asegura que ha sido mucho “más sencillo” gracias al apoyo y al trabajo conjunto con el resto de sus compañeros de Grupo, aunque indica que “ya voy teniendo ganas de que se normalice un poco la situación, en un alarde de sinceridad te diré que estoy encantado con el privilegio pero que se está haciendo ya un poco largo”.

Desde su piso de Vallecas, Morano conecta con Madridiario para hablar sobre todo lo acontecido estos últimos meses y, en especial, sobre la gestión de la crisis sanitaria en la Comunidad de Madrid.

Pregunta: A pesar de su insistencia, el Pleno de la semana pasada sobre la gestión del Covid-19 en la Comunidad de Madrid terminó y no consiguió que la presidenta Isabel Díaz Ayuso le dijera si va a contratar de nuevo a los 10.000 profesionales sanitarios que han sido llamados por su Gobierno para reforzar la Sanidad madrileña durante la pandemia...

Respuesta: Ahora mismo dentro de esos 10.000 profesionales hay distintos casos: hay algunos que ya se les está finalizando el contrato y hay otros que parece que se les va a mantener hasta final del mes de mayo, algo que para nosotros está bien, pero lo importante es que no debemos caer en las mismos errores del pasado. La Comunidad de Madrid ha afrontado esta crisis necesitando mucho personal, ha tenido que contratar muy rápidamente y ha tenido que cerrar centros de salud para derivar al personal a los hospitales. Por eso, si teníamos poca capacidad sanitaria en la Comunidad de Madrid como se ha visto en esta crisis, aprovechemos que tenemos nuevo personal contratado, formado y que además ha demostrado que sabe manejarse y mantengámoslo. En cualquier caso, es verdad que la presidenta no me contestó, pero para mi es la típica forma de decir que no. Entiendo que en el plan del Gobierno pasa por rescindir estos contratos y en el futuro puede que alguno pueda volver a ser contratado, pero dependerá de las circunstancias.

Más allá de que son necesarios, como por ejemplo para medicalizar las residencias, es una falta de respeto que en este momento de crisis sanitaria la Comunidad de Madrid despida, de una forma u otra, a profesionales sanitarios. Además, es paradójico que se haga por orden de un partido político que por otro lado, como está haciendo Pablo Casado, está pidiendo un apaga extra para los profesionales sanitarios que han hay trabajado durante esta pandemia a Pedro Sánchez, mientras que a quien debería hacerlo es a Isabel Díaz Ayuso o al resto de gobiernos autonómicos, que son los que tienen dicha competencia en todo caso. La voluntad se demuestra en la práctica, no en los discursos.

P: Ha mencionado la medicalización de las residencias de ancianos, en las cuales se han registrado más de 4.000 fallecidos por Covid-19. Después de semanas preguntando sobre el tema, conociéndose datos y tras la comparecencia del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, y de la propia presidenta regional, ¿qué sacan el claro sobre el tema?

R: La impresión que tengo después de todo este tiempo es que la presidenta Isabel Díaz Ayuso y el Partido Popular -que no el Gobierno regional, porque reconozco que esta no es la posición del Ciudadanos- se han empeñado en no medicalizar las residencias. Es una cuestión de tener la razón por encima de solucionar los problemas. De hecho, si uno analiza las intervenciones parlamentarias, ve como todos los grupos políticos y la mitad del Gobierno, un 80 por ciento de los representantes de los madrileños, están pidiendo que se medicalicen las residencias.

Simplemente, Isabel Díaz Ayuso y el consejero Ruiz Escudero no se ocupan de ello y creo que hay dos posibles explicaciones. Por un lado, que no quieren reconocer que se equivocaron en su momento al no hacerlo, algo que me parece muy preocupante; y por otro lado, una idea que puede que también justifique el despido de los sanitarios madrileños, y que es la Comunidad de Madrid no está dispuesta a tener más recursos -a través de una reforma fiscal o de otros métodos- para mantener sus servicios públicos. Evidentemente, medicalizar las residencias cuesta dinero y por desgracia creo que no se va a hacer, y nos parece un error, por calificarlo de alguna manera.

P: Las dos visiones que han dado al respecto a la medicalización de las residencias desde Ciudadanos, con el consejero Reyero a la cabeza, y desde el Partido Popular, como usted mismo ha dicho han demostrado una vez más la división de vive este Gobierno. ¿Cree que este caso puede suponer una escisión definitiva o que van a volver a reencaminarlo?

R: Desde fuera creo que la ruptura ya está sobre la mesa, no ha sido solo este asunto. Es muy peculiar que la presidenta no vaya a actos institucionales porque le coincide con otro asunto y nunca mande al vicepresidente, Ignacio Aguado, en representación del Gobierno. Por ejemplo, cuando la pasada semana dejó de ir a una reunión de presidentes autonómicos porque tenía un acto en la Catedral de la Almudena, y pese a que a cualquiera de las dos cosas podría haber ido el vicepresidente, no fue así. Esto es algo que vivimos con Cristina Cifuentes y que lleva a preguntarse hasta dónde está dispuesto a llegar Ciudadanos.

En Ciudadanos están asumiendo cosas de las que en su discurso público no están de acuerdo, y es nos lleva a pesar en qué anteponen: su presencia en el Gobierno de la Comunidad de Madrid o defender determinadas políticas con las que no está de acuerdo el Partido Popular pero ellos sí. Hasta el día de hoy, y espero equivocarme de cara al futuro, siempre ha primado más el apoyo al Partido Popular y la capacidad de estar en el Gobierno que defender las posiciones de determinados ciudadanos. Yo, si fuera Ciudadanos, me replantearía si estoy haciendo algún bien a alguien en la Comunidad de Madrid y sobre todo si estoy haciendo algún bien a mi Grupo político después de todos los desplantes públicos que se han visto hacia ellos. Aunque sospecho que Ciudadanos. pese a tener buenas palabras y en muchas ocasiones buenos gestos, va a seguir asumiendo el Gobierno de Ayuso, y lo va ha hacer asumiéndolo junto a Vox, que indudablemente va en el pack y es el único grupo con el que está dispuesta a llegar a algún acuerdo Isabel Díaz Ayuso.

P: Es cierto que durante el Pleno de la semana pasada sobre la gestión de la crisis sanitaria, el tono y las formas de Isabel Díaz Ayuso hacia Rocío Monasterio fue más cordial que con el resto de la oposición...

R: Bueno, yo antes de que empezara esta crisis se lo dije a la presidenta, ella es la que mejor me cae de Vox, y lo mantengo. No he encontrado en todo el tiempo que llevamos en la Asamblea de Madrid una sola diferencia sustancial entre los planteamientos de la presidenta y los de Vox, por lo tanto no es que busque el acuerdo, es que el acuerdo entre ellos es natural. Parece que estamos abocados a no llegar a ningún tipo de acuerdo e implantar el modelo de toda la vida del Partido Popular, teniendo en cuenta que Vox es una escisión de los populares y que por tanto todo queda en casa. No se va a hacer otra cosa que volver al método de Fernández-Lasquetty o de Esperanza Aguirre, que es de nuevo reducir lo público en medio de una crisis, los primeros los despidos de 10.000 sanitarios en medio de una pandemia. Hay que ser muy fundamentalista para hacer eso.

Yo le pediría a Ciudadanos, que presentó otro tono durante el debate sobre la gestión del Covid-19, que ponga toda la carne en el asador si de verdad cree que tenemos que abandonar una línea única e implantar la agenda de la derecha y la extrema derecha en la Comunidad de Madrid, está en su mano.

P: Dentro de todo este lío político, Rocío Monasterio solicitó a la presidenta el cese de Alberto Reyero como consejero de Políticas Sociales por su gestión de las residencias, al mismo tiempo que instó al de Ciudadanos a dimitir de no ser apartado del cargo. ¿Coincide con la visión de la líder de Vox?

R: En primer lugar, creo que no es momento de pedir ni dimisiones ni ceses de nadie. Creo que ahora es momento de dedicarse a otras cosas. En cualquier caso, es paradójico que se quiera atribuir a los seis meses escasos que Alberto Reyero lleva en el cargo la responsabilidad de lo que ha pasado en las residencias después de veinte años de gestión del Partido Popular. Creo que hay medios de la derecha que quieren tomar como cabeza de turco a Reyero, y Rocío Monasterio se limita a decir lo que dicen los medios de la derecha.

Atribuir a Reyero los problemas de estos últimos meses, cuando no se han pactado Presupuestos, no se ha hecho una reglamentación y, aunque hay cosas que se podrían haber hecho y no se han hecho, es un tanto injusto y desleal. También por parte de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, que al final ha señalado a uno de sus consejeros.

P: ¿Cómo valora el Pleno de la pasada semana sobre la gestión del Gobierno de la crisis sanitaria?

R: Cuando una Administración en lugar de defender sus políticas y sus propuestas, aún criticando a la oposición, se dedica a hablar de otra Administración, algo no está bien. Me gustaría hacer el minutado de cuánto se habló el pasado miércoles de la relación de Isabel Díaz Ayuso con el Gobierno del Estado, porque este tema protagonizó en torno a 60 o 70 por ciento del debate y casi el total de las intervenciones de la presidenta. Esto solo quiere decir que Isabel Díaz Ayuso está utilizando su gestión de la crisis para potenciarse a nivel estatal y aparecer como jefa de la oposición.

No contestó ni una sola propuesta de la oposición ni tampoco planteó nada que vaya a hacer a futuro, a excepción de que va a solicitar 1200 millones de euros al Estado para pagar competencias que le corresponden a ella en lugar de buscar una reforma fiscal, y que va a liderar una ley del suelo. Esto no soluciona ni medio problema de los madrileños, la verdad. En un Pleno sobre la gestión del coronavirus en la Comunidad de Madrid en el que se habla de la Comunidad de Madrid, no voy a decir que fue una pérdida de tiempo, que nunca un acto parlamentario lo es, pero sí que muy útil tampoco fue.

P: Durante su intervención en el Pleno señaló varias medidas que consideran necesarias para poder paliar los problemas surgidos en la crisis.

R: Nosotros planteamos dos niveles de medidas. Un primer nivel muy inmediato compuesto de tres medidas que entendemos que hay que tomar para salir de esta crisis, como ampliar los fondos del Plan Impulsa, que está dotado de 17 millones de euros actualmente. Por otro lado, hacer un fondo especial para la Cultura, un sector clave para la región y cuyos profesionales tienen unas características laborales distintas que tienen que tenerse en cuenta. Y, por último, algo urgente también es la creación de un Plan de Inversión Regional, algo que en otras comunidades autónomas se hace por diputaciones pero al ser Madrid uni-provincial tendría que hacerse a nivel regional. Llevamos desde 2008 sin Plan de Inversión y en estos momentos los ayuntamientos necesitan tener esa liquidez para dar servicios públicos, hacer inversiones que a medio plazo creen empleos...

Por otro lado, hay otros tres elementos que para nosotros son clave, empezando por alcanzar unos niveles en Sanidad y Educación que estén en la media de lo que invierten todas las comunidades autónomas, porque Madrid siendo la región más rica es la que menos invierte en estas dos áreas. Por otro lado, creemos que hay que ampliar el número de plazas públicas en las residencias de la Comunidad de Madrid, porque ahora mismo hay 70.000 en lista de espera y todo ese tamaño es lo que permite que haya demanda cautiva aunque no haya buena calidad, al tiempo que dicha ampliación tiene que venir acompañada de una nueva ley de residencias que garantice unas condiciones de medicalización permanente y de un número de trabajadores por interno adecuado.

Para sufragar estos gastos, Unidas Podemos – IU ha planteado recuperar el impuesto del Patrimonio y el de Sucesiones para todos los patrimonios de más de un millón de euros, que seguro que Díaz Ayuso los considera clase media pero en mi barrio esto no es así. En la Comunidad de Madrid es donde menos impuestos pagan las rentas más altas y los grandes Patrimonios, y si recuperamos estos impuestos estimamos que tendríamos unos 3.000 millones de euros al año con los que estimamos que se podría cubrir todos los gastos de la crisis y tener una inversión en servicios públicos estabilizada durante mucho tiempo.

P: Basándonos en los dos pilares que señala, la Educación y la Sanidad, usted ha dicho en varias ocasiones durante estas semanas que el sistema educativo ha sido objeto de recortes durante esta crisis en la Comunidad de Madrid.

R: Sí, de hecho yo creo que el señor Ossorio lo que mejor podría haber hecho es nada, porque lo que han hecho solo ha empeorado las cosas. Por un lado, acaban con el cheque guardería, y de no haber acabado con el habría más ayudas para las familias. Por otra parte, acabar con los convenios de la Educación Infantil, tanto los suyos propios como los de los ayuntamientos con carácter retroactivo, y de no haberlo hecho habría más actividad, más dinero y más recursos. Asimismo, han modificado el sistema de llamamiento a interinos, por eso en medio de una pandemia cuando ha habido una baja los alumnos se han quedado sin profesor, y eso es una salvajada.

Pero además pretende que esos alumnos que se han quedado sin docentes, que no han tenido medios digitales hasta hace tres o cuatro días, sean evaluados muy rígidamente porque dice que “en Madrid hay esfuerzo”. De nuevo, lo que estamos viendo es que la mayoría de alumnos de la pública van a tener dificultades para avanzar mientras que los de la privada no van a tenerlos porque sus centros y familias tienen más recursos. Esto solo va a profundizar la segregación en la Comunidad de Madrid, que además es la más grande de Europa. Pero por su parte el consejero Ossorio no hace ningún tipo de autocrítica y utiliza su política educativa para atacar al Gobierno de la nación...

P: Bueno, de hecho usted se marchó muy enfadado de la última comisión de Educación con Enrique Ossorio por algo relacionado con esto...

R: Me parece una bajeza lo que está haciendo el Partido Popular con la manifestación del 8M. La Administración que tenía competencias sobre esa manifestación en materia de salud pública era la autonómica. Ellos fueron a la Administración y llamaron a ir a la manifestación. Ellos, con los datos que tenían y que eran los mismos que tenían el resto de administraciones, tres días antes dijeron que se podía hacer vida normal y que se podían ir a aglomeraciones salvo que hubiera tenido contacto con personas contagiadas.

Como todo esto lo sabe el Partido Popular, es una bajeza que acuse al Gobierno de no haber actuado para que no se celebrar la manifestación del 8M. Y si ellos antes del 8M ya tenían el conocimiento de que esto iba a ser así, como dicen, fueron unos irresponsables por no actuar. La atribución que está haciendo el Partido Popular al movimiento feminista de esta crisis es una bajeza, una ignominia y de las cosas más nauseabundas que yo he visto en política, y por cuando el consejero Ossorio lo volvió a decir en la comisión de Educación me marché, sobre todo porque es algo que me puedo esperar de un partido de ultraderecha más rancia, de partidos neonazis, pero no del Partido Popular.

P: ¿Y qué me dice del tema de la alimentación de los niños perceptores de la Renta Mínima de Inserción?

R: Tengo casi la convicción de que me he tenido que inventar lo que hizo el miércoles la presidenta Isabel Díaz Ayuso leyendo los menús de Telepizza, que eso no pasó en la Asamblea de Madrid. Es una caricatura, de verdad. La presidenta Isabel Díaz Ayuso no es así, que no se preocupen los madrileños, es una estrategia comunicativa con la que busca estar siempre en el candelero, defender un modelo ideológico basado en que todo lo que hace una empresa privada es mejor que lo que hace una publica y en lo que ellos llaman “colaboración público-privada”, que en realidad es hacer propaganda en Twitter de empresas privadas.

Entendiendo esto, creemos que Isabel Díaz Ayuso no puede asumir que esas empresas no son las adecuadas, ni por experiencia ni por práctica, de hacer alimentación específica y sana para los niños. Esto lo dice cualquier nutricionista y lo sabe todo el mundo, pero Ayuso dice que está muy bien y deja de lado que tenía muchas otras alternativas, como las pequeñas y medianas empresa a las que les rescindió el contrato al principio de la crisis y que eran las que servían a los comedores escolares. No debería anteponer la propaganda de su modelo político e ideológico a la salud de los niños y además debería ser un poco respetuosa con lo que argumenta, porque el vídeo que estamos viendo todos deja a la Comunidad de Madrid bastante tocada como institución.

P: En lo que se refiere a Sanidad, uno de los hechos clave que Isabel Díaz Ayuso defiende de su gestión de la crisis ha sido la creación del Hospital Temporal de Ifema, que se apagó el pasado viernes. ¿Cree que ha sido buena idea la creación de este proyecto?

R: Yo creo que era necesario hacer el hospital de Ifema en el momento en el que estábamos, había que hacer un hospital de campaña porque no teníamos capacidad suficiente. Pero es que durante toda esta crisis no hemos tenido capacidad suficiente en ninguno de los hospitales de la Comunidad de Madrid, algunos de ellos los que dicen que son los mejores, que seguro que lo son. Por muy bueno que seas, cuando tienes una estructura pequeña y unas necesidades muy grandes, todo se satura. Aunque hay que tener en cuenta una serie de datos, y es que en 2008 la Comunidad de Madrid tenía más camas activas en un día ordinario, como unas 1.000, que las que hemos tenido durante esta crisis. Obviamente, había que hacer Ifema, pero eso es reflejo de que la Sanidad madrileña no estaba preparada.

Por otro lado, nosotros no tenemos muy claro ni se nos ha aportado ningún tipo de dato que sustente que haya que darse tanta prisa por cerrarlo. No sé si lo que se quiere con eso es justificar el cese o las rescisiones de contratos sanitarios, o llevarte ese personal a la Atención Primaria, que es de donde viene... No lo sabemos, pero no nos parece la solución más cauta. Creo que no pasaba nada mantener reforzada la Sanidad de la Comunidad de Madrid durante un tiempo y ver cómo evoluciona el virus.

P: La presidenta regional y el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Alfonso Serrano, han criticado que no han tenido la mano a la Administración ni tampoco han aplaudido públicamente hechos como la apertura de Ifema o la llegada de aviones con material desde China. ¿Considera que tienen razón?

R: Nosotros hemos tendido la mano y hemos hecho propuestas a la presidenta continuamente, todos los grupos de la oposición, lo que pasa es que ella en vez de darnos la mano nos ha dado un golpe. No ha aceptado ninguna de las propuestas, ni las nuestras ni tampoco las de Gabilondo, las de Más Madrid ni siquiera las de Vox. La presidenta no ha escuchado absolutamente a nadie. Por nuestra parte, le hemos hecho propuestas, hemos escrito a todos los consejeros, cuando nos han solicitado que intermediáramos con los ayuntamientos en los que gobernamos lo hemos hecho en 24 horas, le dimos nuestro apoyo público a la presidenta cuando tomó la medida de cerrar los colegios, e incluso estuvimos en la rueda de prensa en la que lo anunció. Y obviamente, como ya dijimos en la Asamblea de Madrid, nos alegramos de cada pieza de material que llega a la Comunidad de Madrid, tanto las que llegan de la Administración competente en la compra, que es la regional, como de la no competente que es la del Estado, pero que también ayuda. Cómo no nos vamos a alegrar.

P: Tanto usted como Ángel Gabilondo (PSOE) indicaron la semana pasada durante el Pleno que Isabel Díaz Ayuso parecía más la líder de la oposición de Pedro Sánchez. ¿Cree que ha habido motivos para ello? ¿Cómo valora la gestión de la crisis a nivel nacional?

R: La posición que ha tomado Isabel Díaz Ayuso es un politiqueo absurdo que no viene a cuento y que sigue con la estrategia implantada por Esperanza Aguirre de usar el Ejecutivo regional para hacer oposición al Gobierno del Estado. Hay una frase que dice que cuando la mentira no se puede resolver, hay que pasar al ataque. Lo que ha hecho el Gobierno del Estado con la Comunidad de Madrid ha sido coger el Fondo de Contingencia Estatal y, en lugar de gastárselo en contingencias propias lo ha trasladado a Sanidad, a Políticas Sociales, a compra de material... cuando el Gobierno del Estado no tenía obligación de hacerlo porque la competencia es de la Comunidad de Madrid.

Creo que todas las administraciones se han encontrado en una situación en la que nadie se esperaba estar y que no tiene parangón, se han tenido que atar los cordones mientras estaban corriendo. Ha sido una crisis sanitaria y creo, también la Comunidad de Madrid, que todos han intentado en la medida de sus posibilidades solucionar de la mejor manera los problemas que han llegado. A nivel nacional, creo se han hecho cosas bien, sobre todo en contraste de cómo hemos afrontado otras crisis. En 2010/2012 lo que se hizo fue facilitar el despido, en esta crisis lo que se ha hecho ha sido dificultarlo y buscar otros mecanismos como los ERTES para que la gente no pierda sus empleos. En la crisis anterior los autónomos recibieron cero euros de ayudas individuales, pero ahora se les ha reconocido a todos ellos la prestación por cese de la actividad y eso es una avance. Se ha garantizado los derechos sociales frente a los beneficios empresariales, nadie puede quedarse sin renta, desprotegido, por eso también está sobre la mesa el Ingreso Mínimo Vital.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es