1 de diciembre de 2020, 4:36:45
Social


La FAPA Giner de los Ríos plantea una queja sobre los menús que perciben niños de familias con RMI

Por MDO/E.P.


La Federación de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Francisco Giner de los Ríos ha solicitado la intervención del Defensor del Pueblo por los menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes que están recibiendo los niños que tienen beca de comedor al ser sus familias perceptoras de Renta Mínima de Inserción (RMI).

Asimismo, la FAPA Francisco Giner de los Ríos ha presentado una "denuncia vía administrativa" ante la Consejería de Educación y Juventud por este asunto como paso previo a una "demanda judicial", tal y como ha indicado el presidente de la organización, Camilo Jené.

La queja al Defensor del Pueblo, en la que se solicita la intervención de la institución, adelantada por el diario El País, señala que la comida que está proporcionando la Comunidad de Madrid a través de convenios con las citadas empresas "puede perjudicar la salud de los niños y niñas".

En este sentido, cita un informe elaborado por 18 nutricionistas que concluyen que "es urgente replantear la situación existente sobre los menús que realizan Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes, porque dos meses de esta alimentación pueden tener serias repercusiones en la salud de estos niños de manera directa e indirecta".

En concreto, según se expone en la queja, los especialistas indican que "los hidratos de carbono de elevado índice glucémico pueden producir, a la larga, resistencia a la insulina o diabetes", y "además también se asocia con sobrepeso y obesidad".

Asimismo, señalan que "el elevado contenido en grasa saturada de la dieta se relaciona con hipercolesterolemia, diabetes, enfermedad hepática, enfermedad coronaria, alteraciones de la regulación hormonal, sobrepeso, obesidad", sobre todo "en una situación de escasa oportunidad para realizar actividad física".

También advierten de que "el contenido elevado de sal y azúcar de la dieta se relaciona con hipertensión, diabetes e incluso con algunos tipos de cáncer", al igual de que "el exceso de frituras y grasa en la dieta puede producir acidez y reflujo".

Por otro lado, subraya que "la falta de aporte de algunos micronutrientes, por la ausencia de ciertos grupos de alimentos se relaciona con anemias, déficit de calcio y vitamina D (enfermedades óseas), dermatitis, alteraciones del sistema nervioso y digestivo y pueden afectar a la absorción de otros nutrientes".

"Una alimentación deficitaria en micronutrientes y en proteínas de calidad, sumado a la falta de ejercicio físico, puede afectar al sistema inmune", avisan, para agregar que "una mala alimentación puede afectar al normal descanso y al estado emocional".

Así, la FAPA Francisco Giner de los Ríos señala que "es urgente encontrar una solución que no dinamite toda la evidencia científica existente en alimentación, perjudicando de manera evidente la salud y la educación de estos niños y sus familias en situación de vulnerabilidad".

Jené ha subrayado que la solución por la que ha optado la Comunidad de Madrid "no es aceptable", al tiempo que ha indicado que "existen muchas soluciones y la que han escogido es la peor", poniendo como ejemplo las medidas adoptadas por algunos ayuntamientos.

Frente a los plazos judiciales, al tratarse de un asunto "urgente", la FAPA Francisco Gíner de los Ríos apela a la "buena voluntad" de la Consejería de Educación y Juventud para solucionar esta situación, y considera que la mejor opción habría sido "haber seguido con los antiguos comedores escolares".

81.000 alumnos "descolgados"

Además, en una nota de prensa ha criticado que la Consejería de Educación y Juventud solo ha contemplado ayudar al alumnado cuyas familias son perceptoras de la RMI, "siendo abandonadas por la administración el resto de los beneficiarios de precio reducido en el servicio de comedor escolar".

Según constata la organización, "están siendo beneficiados en teoría 11.500 niños y niñas, cuando según los datos aportados en el último informe del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, deberían estar siéndolo 93.367", de manera que "han sido descolgados más de 81.000 alumnos, de entre los cuales, la mayoría, pertenecen a familias que poseen una renta per cápita inferior a 4.260 euros".

Por otro lado, ha criticado que esta decisión ha implicado la realización de unos Expedientes Temporales de Regulación de Empleo (ERTE) o despidos y que "existen empresas que realizarían la labor por debajo del precio pactado con Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes".

Igualmente, hace hincapié en "los inexplicables menús" que están recibiendo los niños, con una alimentación que "vulnera, de pleno, no solo la normativa específica sobre alimentación escolar de carácter estatal o regional, sino también los Acuerdos y Pactos Internacionales suscritos por nuestro país, que no permiten excluir la obligación de los estados de prestar una alimentación digna y adecuada, ni siquiera en tiempos de catástrofes".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es