24 de noviembre de 2020, 19:36:54
Cultura y ocio


40 años de la reapertura del teatro Español

Por Antonio Castro


El teatro Español ha sufrido varios incendios a lo largo de sus 437 años de existencia. El más devastador ocurrió el 11 de julio de 1802. Entonces no quedaron en pie más que las paredes maestras.

Una y otra vez el Español, como el Ave Fénix, ha resurgido de las cenizas. El 16 de abril de 1980 -hace ahora cuarenta años- se produjo una de esas resurrecciones. El fuego se había declarado en el teatro la tarde del domingo 19 de octubre de 1975 mientras se ensayaba la obra 7000 mil gallinas y un camello, de Jesús Campos. Poco antes de las seis de la tarde cayeron las primeras chispas sobre los miembros del equipo que estaban en el escenario y el patio de butacas. Poco a poco la intensidad del fuego fue en aumento y aunque todos se empeñaron en sofocarlo, el Español comenzó a ser devorado desde el escenario. La existencia del telón de acero, bajado por Campos y el regidor Chapete, impidió que el incendio afectara más al patio de butacas y a la sala que, no obstante, quedaron inservibles. Veintidós equipos de bomberos fueron requeridos para atacar el incendio por todo el perímetro de la manzana. Sobre las diez de la noche, cuatro horas después del inicio del siniestro, los bomberos terminaron su actuación. La estructura del teatro se había salvado, así como casi todos sus tesoros artísticos. Se perdieron la monumental araña de cristal de roca y el lujoso telón de boca. La araña se desplomó sobre el patio de butacas cuando cedió la techumbre; el telón ardió directamente. También desaparecieron las pinturas sobre tela que adornaban el techo de la sala.

En esa época el teatro estaba gestionado por el Ministerio de Información y Turismo merced a un acuerdo con el Ayuntamiento, propietario del edificio. Las primeras impresiones fueron optimistas y se estimó que a principio del año siguiente el telón podría levantar de nuevo. Sin embargo, pasarían casi cinco años hasta que el Español volvió a la vida, fundamentalmente por el desacuerdo entre el gobierno central y el Ayuntamiento sobre quién debía costear la reconstrucción. En ese momento la gestión correspondía al Ministerio de Información y Turismo, manteniendo la propiedad el municipio, que estaba ya gobernado por el PSOE. Con el primer gobierno de la Transición en manos del CDS, surgieron las discrepancias políticas. Ante la falta de colaboración gubernamental, el Ayuntamiento de Madrid decidió acometer en solitario las obras aunque, finalmente, el ministerio –ya de Cultura- aportó el 50 por ciento del presupuesto. Resueltas las diferencias pudieron autorizarse las distintas fases para la recuperación del edificio.

Finalmente el presupuesto de la reconstrucción ascendió a 400 millones de pesetas. El arquitecto municipal Luis Oñoro fue el encargado de dirigir la reconstrucción, materializada por la empresa Huarte y Compañía S.A. En el proceso, entre otras mejoras, se instaló una nueva cubierta metálica para todo el edificio, se amplió el escenario y el foso, se reconstruyeron palcos arrasados, se reprodujeron fielmente numerosos elementos decorativos y se equipó el teatro con modernos sistemas de iluminación, sonido y calefacción.

Con La dama de Alejandría (El José de las mujeres) de Calderón de la Barca, el Español volvió a la vida el 16 de abril de 1980. Fue un montaje protagonizado por Aurora Bautista y dirigido por Augusto Fernándes. Los Reyes de España, Juan Carlos I y Sofía, asistieron a la velada inaugural.

Todavía el 14 de julio de 1991 se produjo un tercer incendio en el Español, declarado en el escenario una vez más y sin la importancia de los anteriores. Las representaciones de El arrogante español habían terminado una semana antes. Fueron los decorados de esta obra los que comenzaron a arder sobre las ocho y media de la tarde. El telón cortafuegos estaba echado e impidió que se extendiera el incendio. Los daños fueron evaluados en unos treinta millones de pesetas. En esta ocasión el teatro permaneció cerrado durante seis meses. La reapertura se produjo el 19 de enero de 1992 con la reposición de Los intereses creados.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es