28 de octubre de 2020, 0:46:48
Economía


Miguel Ángel Redondo, sobre no volver a la actividad normal hasta final de año: "Es un escenario posible"

Por Lucía Martín


Asumió hace apenas diez meses la 'cartera' de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Madrid y ahora debe liderar la recuperación económica de una ciudad sumida en una crisis sanitaria y social sin precedentes. Ningún predecesor se ha encontrado en sus zapatos, pero Miguel Ángel Redondo (Madrid, 1969) confía en poder hacer frente a los "importantes dramas" que hoy se viven en los hogares madrileños. El área que dirige el concejal de Ciudadanos ya ha aprobado dos paquetes de medidas que incluyen moratorias y bonificaciones de impuestos por valor de 87 millones de euros, un "alivio fiscal" con el que espera sostener el tejido comercial y hostelero mientras dure el confinamiento. Se muestra partidario de "repensar" los presupuestos de 2020 y prefiere no aventurar la fecha en la que se reanudará la actividad con normalidad, aunque no descarta que se alcance el final del año. Para entonces, espera que se hayan realizado tests masivos que permitan llevar una vida "relativamente normal".

Circunstancias complejas e inesperadas las que le toca lidiar a este 'nuevo' Gobierno. ¿Cómo las afronta desde el confinamiento?

Es una enorme responsabilidad gobernar la ciudad en estas condiciones. También un momento muy triste, no solo por los muertos sino por la situación económica a la que se enfrenta mucha gente. Nos ha pillado por sorpresa absolutamente a todos y nadie ha vivido un periodo de crisis de pandemia. Evidentemente, hay que adaptarse y tomar medidas, que es en lo que estamos trabajando. Ahora hemos visto lo importante que es la digitalización. Se ha podido comprobar cómo las empresas que estaban verdaderamente preparadas han podido afrontar mucho mejor la crisis.

Precisamente, el Ayuntamiento ha aumentado las subvenciones para la activación del comercio de proximidad y su digitalización. ¿Cuándo estarán disponibles?

Había una subvención para la digitalización del comercio y la hemos aumentado porque es más necesaria que nunca. A muchas personas la pandemia los ha pillado con el pie cambiado y otros están haciendo un trabajo estupendo porque estaban ya adaptados. Desde la Dirección General de Comercio y Hostelería estamos trabajando a contrarreloj para que lleguen cuanto antes a los receptores porque ahora es cuando las empresas necesitan liquidez.

En este escenario, ¿qué sectores están precisando más apoyo del área?

Sectores como el de la hostelería y el comercio han tenido que hacer frente a costes fijos cuando sus ingresos son cero porque han cesado su actividad o han disminuido de forma importante sus ingresos. Desde el Ayuntamiento vamos a aportar primero 5 millones, para terminar en 15, en avales a pymes y autónomos a través de Avalmadrid, que tiene potencia de dar préstamos hasta 180 millones de euros. Todas las administraciones tenemos que trabajar para mantener ese tejido empresarial vivo y consideramos que la mejor manera de proteger el empleo es que se continúe la actividad económica normal.

¿Y cuándo se podrán solicitar estos avales?

Intentaremos tenerlos cuanto antes, en las próximas semanas. Tiene su carga burocrática, pero esperamos que sea a la mayor brevedad posible. Irán destinados a autónomos, micropymes, hostelería, pequeño comercio y pequeña industria.

Miguel Ángel Redondo visita un almacén de Mercamadrid donde se preparan kits alimentarios para 500 familias.

Al inicio de la crisis anunciaron una bonificación del 25 por ciento en el IBI y el IAE. ¿Tiene la Alcaldía capacidad para rebajar más estos impuestos?

Desde el primer momento hemos pedido que se cambie la regla de gasto, la ley orgánica que nos obliga a amortizar 420 millones de euros de deuda de manera anticipada con importantes cargos por amortizar anticipadamente. Es importante que se cambie para poder tomar medidas económicas, fiscales y sociales de apoyo como esta rebaja de 63 millones, orientada a que las personas más vulnerables y nuestras empresas puedan resistir todas las consecuencias económicas negativas producidas por la pandemia. La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) también se ha pronunciado en el mismo sentido. La Administración central ha hablado de dar 300 millones de euros a los municipios, pero esta cantidad se queda muy escasa.

¿Entiende entonces que las medidas económicas aprobadas por el Estado resultan insuficientes?

Se están tomando medidas, pero consideramos que son insuficientes. Nos estamos enfrentando a un caso de pymes y empresas con ingresos cero. Se necesitan medidas que les den liquidez y que supongan que no tengan que asumir gastos fijos que no van a poder como seguros sociales y cargas fiscales. Todas las medidas deben ir dirigidas a aliviar estas cargas.

"Esta crisis requiere cambios importantes en el presupuesto"

Esta crisis ha cambiado de forma radical los planes para este año y el alcalde no descarta reelaborar los presupuestos, ¿es usted partidario?

Creo que sí hay que repensarlos. Hay eventos multitudinarios que o no se van a celebrar o va a tener una complejidad hacerlos y a la hora de realizar obras se abrió un periodo de tiempo durante el cual no se han realizado. Esto hace una diferencia sobre los objetivos. Acabamos de aprobar un paquete de bajada de impuestos de 63 millones y un paquete de apoyo a pymes por 24 millones. Hablamos de 87 millones de euros que son asumibles, pero que afectan directamente al presupuesto. Además, esos 420 millones de euros de deuda que queremos que no se amorticen supondrían un importante cambio sobre las cuentas iniciales. Evidentemente, entendemos que esta crisis requiere cambios importantes en el presupuesto.

¿Qué proyectos debían acometerse estos meses y van a quedar paralizados?

A la hora de decir qué proyectos se van a realizar o no tampoco me quiero aventurar y concretar exactamente en algunos. Es obvio que hay que replantearse muchos de los proyectos, o al menos los plazos, pero sin precipitarse. Muchos de los proyectos están en una situación en la que pueden tener cierto aplazamiento.

Hosteleros y empresarios de ocio nocturno dan este ejercicio casi por perdido y estiman que la vuelta a la 'normalidad' sea muy lenta y se retrase hasta final de año. ¿Manejan en el Ayuntamiento este plazo?

Lo que plantean tiene sentido. Evidentemente, ese escenario es posible, pero las estimaciones que hacen son con cautela. Hay sectores muy tocados por esta crisis como la hostelería o el comercio, al que estamos apoyando con 'Volveremos si tú vuelves'. Nosotros vamos a trabajar para paliar esos efectos negativos con ayudas y campañas promocionales. Habrá nuevos protocolos y aforos y será un proceso gradual. Hacer tests masivos nos daría mucha más seguridad para hacer una vida relativamente normal. Hasta que haya una cura debemos intentar llevar también una actividad económica lo más normal posible.

El delegado en una visita a Mercamadrid.


Frente al cierre de los establecimientos, en Mercamadrid el ritmo de trabajo es altísimo. Sin embargo, hay productos como el cordero o el cochinillo que están encontrando dificultades para colocarse en el mercado por el la paralización de la hostelería. ¿Qué puede hacer el Consistorio para darles salida?

Las medidas para el sector ganadero se tienen que tomar desde la Administración central. Nosotros estamos impulsando el consumo y la venta en los 45 mercados municipales que se abastecen de Mercamadrid, que es la unidad alimentaria más importante de Europa. Al principio hubo una gran demanda en volumen de toneladas, pero se ha estabilizado. En todo caso, el abastecimiento siempre ha estado garantizado. En Mercamadrid hay una moratoria de las tarifas durante este periodo de crisis y hemos multiplicado por dos la plantilla de limpieza y de seguridad. Estamos poniendo todos los medios para que en este periodo de crisis esté funcionando perfectamente.

"Esperamos recuperar la actividad lo antes posible, pero depende de factores externos como encontrar una vacuna"

¿Cómo están ayudando en concreto a los mercados municipales?

Se ha aprobado una moratoria del canon de tal manera que el pago no tenga que hacerse hasta el último trimestre del año y además va a haber una subvención para condonar las tarifas a los puestos de los mercados municipales que hayan tenido que cesar su actividad o que sus ventas hayan sido seriamente afectadas. También hay que poner en valor cómo el servicio online se ha multiplicado por 100. Eso significa que muchos de ellos han hecho muy bien los deberes, se habían digitalizado y estaban preparados.

Estas medidas están recogidas en dos grandes paquetes ya anunciados. ¿Se aprobarán más en las próximas semanas?

No son las últimas. Estamos en una situación en la que no uno no puede parar y trabajamos en otras nuevas.

¿Cuál es el horizonte que vislumbran desde el área a medio plazo?

Es un entorno realmente cambiante e imprevisible. Hace 3 o 4 meses poca gente preveía que iba a ocurrir esto y en el Ayuntamiento se está apostando fuertemente por las personas más vulnerables. Sobre cómo afectará a Madrid, esperamos que la actividad se recupere a la mayor brevedad posible, pero no me puedo aventurar a decir si va a afectar más o menos. Hay factores externos que se me escapan, desde conseguir una vacuna a una cura.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es