15 de agosto de 2020, 19:21:27
Salud


El Gregorio Marañón supera las 1.000 altas y plantea iniciar la "estrategia de repliegue"

Más de 1.000 pacientes con coronavirus se despiden del Marañón

Por MDO/E.P.


El Hospital Gregorio Marañón ha logrado superar las 1.000 altas hospitalarias de pacientes afectados por coronavirus desde que se declaró la crisis sanitaria y en próximos días procederá a iniciar la estrategia de repliegue en ciertas áreas.

Según han explicado desde el centro, se ha incrementado "notablemente" las camas de hospitalización para intentar "ofrecer la mejor atención posible" a sus pacientes durante "este periodo excepcional de demanda" sanitaria que durante varias semanas ha superado sustancialmente "el millar de enfermos" ingresados.

Actualmente la frecuentación de pacientes en el Servicio de Urgencias del centro ha caído alrededor de un 40 por ciento frente a los días de mayor demanda asistencial durante la pandemia.

Esa situación, junto a las altas diarias, ha permitido que el número de ingresos actuales ronde los 900 pacientes y mantenga un ligero descenso continuado en los últimos días.

El Hospital Gregorio Marañón está rondando una media de 80 a 90 altas todos los días, con lo que, de mantenerse esta tendencia, el centro comenzaría a plantearse una "estrategia de repliegue" en ciertas áreas de hospitalización.

El jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital Gregorio Marañón, Jesús Millán, ha subrayado que el centro ha tenido 4.500 pacientes ingresados y en los últimos días ha dado más de 1.000 altas de pacientes curados.

Actualmente, se trabaja con una horquilla de 10 o 12 por ciento de altas de pacientes que estaban ingresados y que hace una semana los hospitalizados superaban en millar y ahora rondan los 800 o 900, con una estancia media entre 6 y 8 días.

"Eso nos permite cancelar algunos de los controlen en los próximos días dedicados a pacientes de esta patología", ha avanzado el jefe del Servicio de Medicina Interna del Gregorio Marañón.

Para lograr poner en marcha esa estrategia de repliegue es "imprescindible" que se mantenga la tendencia actual de ligero descenso, por lo que desde el hospital se ruega a los ciudadanos que mantengan las medidas de confinamiento establecidas por las autoridades y extremen las medidas de prevención y contención del coronavirus.

"Que las cifras comiencen a ser esperanzadoras no se pueden interpretar como que haya pasado el peligro y el alto riesgo de infección. La colaboración de los ciudadanos es imprescindible para poder ayudar al sistema sanitario a ofrecer la mejor atención sanitaria posible a los pacientes que lo precisen", ahondan desde el Gregorio Marañón.

Otros hospitales también diseñan planes de repliegue sin impacto en las unidades UCI

Existen más hospitales de la región que ya tienen diseñados y en previsión estrategias de "repliegue" de áreas de hospitalización ante el aumento de altas y menor frecuentación registradas en servicios de Urgencias, si bien el despliegue de camas UCI se mantiene.

Esta estrategia se produce en un contexto de descenso de pacientes hospitalizados de COVID-19, que este sábado se situaban en 11.894 pacientes ingresados, es decir, 538 menos respecto a los datos de ayer viernes. Desde el domingo, se han contabilizado 2.847 ingresados menos en los hospitales madrileños.

No es el único campo asistencial que se reduce en Madrid, dado que los pacientes ingresados en UCI también se ha reducido. Así, este viernes los pacientes agudos ingresados en UCI con coronavirus se estiman en 1.399, lo que supone 107 menos que hace siete días (cuando se situaban en 1.506).

A su vez, los pacientes pendientes de ingreso en las Urgencias de todos los centros de la Comunidad de Madrid, públicos y privados, se situaban ayer, viernes en 400, lo que supone un desplome del 43,9 por ciento con respecto a la semana anterior.

El Hospital 12 de Octubre está "replegando" algunas plantas de hospitalización y áreas que habían sido abiertas para la atención urgente de pacientes, aunque estas últimas se han dejado "bloqueadas" por si fuese necesario "reabrirlas" en caso de "repunte", han explicado un portavoz del centro hospitalario.

El despliegue en UCI sigue siendo "similar" en este hospital que en el que se ha establecido un "plan de repliegue y vuelta a la normalidad en fases".

Por otro lado, en el Hospital Príncipe de Asturias, en Alcalá de Henares, han subrayado que no va a haber repliegue en cuanto a UCIs y servicios de Anestesia, pero sí habrá un "repliegue muy prudente y muy tímido" en cuanto a Urgencias y zonas de hospitalización, manteniendo "siempre la capacidad de respuesta inmediata si cambiase la situación", apuntan desde el centro.

A su vez, el Hospital de La Paz también tiene "afortunadamente" una previsión de repliegue y se está estudiando cómo realizarla para que sea de "forma ordenada".

También, se ha procedido a cerrar el hospital de campaña en el polideportivo Carlos Sastre, en la localidad de Leganés, que daba apoyo al Severo Ochoa, al no registrar ya ningún paciente.

Este hospital fue uno de los que mayor presión asistencial padeció durante el pico más alto de incidencia por el coronavirus, cuando en sus Urgencias llegó a tener a 300 pacientes, cuando el servicio está diseñado para atender a un máximo de 90.

Desde el Consistorio de Leganés explican que la administración regional ha pedido que "no se desmantele" el hospital de campaña y se mantenga "montado y listo" por si hubiese que ponerlo en marcha de nuevo ante la posibilidad de una segunda oleada de coronavirus.

El hospital provisional de Ifema será clave en la estrategia de "repliegue" ante el descenso de pacientes con coronavirus en los hospitales de la región, dado que el planteamiento es focalizar con el paso del tiempo en esta infraestructura los enfermos de COVID-19 y se mantendrá abierta "el tiempo que sea necesario".

El centro, que lleva en marcha tres semanas, registra a día de hoy 3.133 ingresados acumulados, más de 2.000 altas y actualmente tiene 1.250 camas operativas. Cuenta con una plantilla conformada por más de 1.200 personas, entre trabajadores sanitarios y no sanitarios. De ellos, hay 307 médicos y 382 enfermeras.

Según explicó recientemente el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, los últimos centros en el repliegue, aparte de Ifema, serán los dos centros de apoyo, Cruz Roja y Santa Cristina, así como los hospitales centrados en pacientes de media y larga estancia.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es